7 consejos para explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria

No siempre es una tarea fácil explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria. Para evitar que se aburran y se despisten, podemos introducir elementos de juego que permitan explicaciones más divertidas.
7 consejos para explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria
Pedro González Núñez

Escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez.

Última actualización: 09 agosto, 2022

Imagina estar en clase con apenas 10 años de edad mientras el profesor recita de memoria: cervicales, dorsales, lumbares, sacro y coxis son los huesos de la columna. En el tórax encontramos costillas y esternón y bla, bla, bla”. Es un poco aburrido explicar el cuerpo humano a los alumnos de primaria de esa forma, ¿verdad?

Por fortuna, hoy en día encontramos muchos recursos realmente útiles para que este tipo de clases sean mucho más divertidas. Así, los pequeños descubrirán, casi como si fuera un juego, cómo funciona el complejo cuerpo humano de manera que apenas necesiten memorización, ya que, con estas fórmulas, estudiar una materia extensa y compleja como esta será, como dice la popular expresión, un juego de niños”.

Y es que el interior del cuerpo humano es apasionante, aunque, como decimos bastante complejo. No obstante, descubrir poco a poco todas las maravillas de su organismo se puede convertir en una actividad francamente divertida.

Profesor explicando el cuerpo humano con un esqueleto.

Así pues, para el docente, explicar el funcionamiento del cuerpo humano se convierte en un reto. Por eso es tan importante que use recursos que permitan hacerlo como un proceso divertido y estimulante para sus alumnos.

¿Cómo explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria?

A continuación, vamos a conocer algunas actividades divertidas que permiten explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria de una forma amena y didáctica a su vez. Algunas son para conocer partes físicas específicas y otras más genéricas.

1. Hemisferios del cerebro

Una de las partes más complejas del cuerpo humano, curiosamente, puede ser de las más sencillas de explicar. ¿Por qué? Porque los hemisferios se pueden dibujar en un sombrero o en una gorra.

Se puede hacer como manualidad. Con una plantilla con las diversas áreas, los niños las pueden colorear. Acabada esta fase, cada chico se puede poner la gorra o sombrero para ver en primera persona en las cabezas de los compañeros dónde queda cada región de cada hemisferio.

2. El sistema respiratorio

Una forma sencilla de explicar esta parte del cuerpo humano consiste en reciclar y hacer manualidades. Así, se cubren muchas necesidades educativas de los pequeños.

Con una botella de plástico, unas cañas, globos y cinta adhesiva podemos simular el sistema respiratorio. Introduciremos las cañas en la botella y añadiremos dos globos inflados en la parte inferior enganchados a las citadas cañas. Al destapar las cañas, los pulmones, que en este caso son los globos, perderán aire. Al soplar, ganarán aire. De esta manera, verán cómo funciona este sistema del cuerpo humano.

3. El sistema digestivo

En este caso, con un tubo de cartón o plástico podemos representar el sistema digestivo. Para ello, añadiremos al final del tubo una bolsa de cierre hermético. Luego, pediremos a los pequeños que desmiguen un poco de pan y lo tiren por el tubo hasta que llegue a la bolsa, simulando la acción de deglutir, comer y enviar los alimentos por el tracto digestivo hasta el estómago.

En la bolsa inferior, para hacerlo más realista, se puede añadir algún líquido, como agua carbonatada o templada, así, los niños verán los efectos de los líquidos estomacales actuando.

4. Cuerpo de fieltro

A los niños les gusta disfrazarse así que, para enseñar el cuerpo humano, crear un traje que ellos mismos se puedan poner y vestir con orgullo siempre será una idea genial.

Con fieltro blanco podemos recortar la silueta y luego ir añadiendo el esqueleto y los órganos internos, que se podrían pegar donde corresponda si se crean en algodón. Una forma ideal de tener un cuerpo a escala natural para que los pequeños interaccionen con él.

Profesor en clase con sus alumnos para explicar el cuerpo humano.

5. ¿El bazo, dónde está?

El título de este consejo y cuya respuesta es: debajo de la caja torácica junto al estómago en el lado izquierdo del vientre, refiere a la importancia de tener además de intuición, una conciencia básica de la localización aproximada de ciertos órganos. En especial de aquellos que con mayor frecuencia resultan afectados por alguna enfermedad.

Por ejemplo, los niños deberían saber dónde se encuentran, los pulmones, el corazón, el estómago, la apéndice, el colon o la vesícula. De hecho, en general, afirma el psicólogo Rigoberto León Sáncez, los niños “parten de modelos fisiológicos incipientes a modelos más ricos y conceptualmente más coherentes”. En ello la escuela sin duda, puede ser un factor determinante.

En el artículo que hemos citado se narra una experiencia en la que los niños fueron interrogados sobre tres aparatos: digestivo, respiratorio y circulatorio, con preguntas del tipo:

  • ¿Sabes en qué parte del cuerpo se encuentra el estómago, los pulmones, el corazón?
  • ¿Podrías decir para qué sirven el estómago, los pulmones, el corazón?
  • ¿Para qué crees que sirve la comunida y a qué parte se va? Etc.

El estudio demostró que a los 6 años de edad los niños ya poseen una ‘geografía del cuerpo’ que les permite delimitar distintos órganos en áreas específicas del organismo.

6. Rompecabezas físicos o aplicaciones

En esa misma línea de pensamiento, son muchas las aplicaciones que existen, con diferentes niveles de complejidad y grados de interacción, para que el niño arme el cuerpo humano según cada sistema y reconocer sus partes.

Como comenta en una investigación la maestra en educación Briseida Sotelo “La biología, la anatomía, la física y la astronomía son áreas de estudios importantes, pero de difícil enseñanza ya que tradicionalmente se utiliza textos e imágenes, pero este tipo de contenido no genera una inmersión del curso con respecto al estudiante.”

“Es por eso que mediante el uso de la realidad aumentada se obtienen nuevas oportunidades de aprendizaje gracias a la interacción del mundo real con objetos digitales, en el área de anatomía es posible visualizar el cuerpo humano y animaciones que muestren los diferentes sistemas con lo cual se les brinda una mayor cantidad de formas de enseñanza”

7. Dibujar el cuerpo humano

Hay muchas maneras de dibujar el cuerpo humano con la participación de un grupo de niños, una es tumbar a un niño sobre una lámina de papel en el piso y trazar el contorno.

Hecho esto, con colores y siguiendo la pauta de imágenes anatómicas, ubicar en el dibujo partes o sistemas específicos del organismo. Entre las opciones estaría trazar los huesos, el sistema digestivo, el respiratorio, etc.

En el libro Investigamos cómo funciona el cuerpo humano, se narra una experiencia didáctica con un grupo de niños que estudian el recorrido de los alimentos cuando comemos. Se les pide que hagan una maqueta que represente las partes implicadas:

“Para construir la maqueta, podemos pedir que repasen la silueta de un niño de cada grupo encima de un papel de embalar. Encima de la silueta, las niñas y los niños pueden pegar con cinta adhesiva y cola diferentes materiales (tubos, pajitas, trapos, bolsas, bayetas…) que les sirvan para imaginarse todas aquellas estructuras por las que pasa el camino de los nutrientes”

Otras actividades para explicar el cuerpo humano

Existen otras muchas actividades que se les pueden proponer a los pequeños para que aprendan las diversas partes del cuerpo humano. Veamos algunas:

  1. Manualidades: siguiendo los pasos marcados por el docente, dotaremos a los niños de material. Generalmente hacen falta cartulinas, pegamento, fieltro, rotuladores y colas. Así, los pequeños podrán estampar el cuerpo humano con órganos y demás.
  2. Diapositivas: una forma de cambiar la rutina en el aula. Con el uso de diapositivas podemos revertir cierta repetición teórica en el tratamiento del tema para darle un toque más visual y atractivo.
  3. Cuadernos de trabajo: una fórmula interesante para que los niños puedan representar, dibujar y observar a través de imágenes todos los aspectos relevantes del cuerpo humano.

En definitiva, tanto si eres docente como una mamá preocupada por la formación de los pequeños, cualquiera de estos 7 consejos para explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria será muy útil para que los niños se conozcan mucho mejor por dentro y por fuera.

Te podría interesar...
Conoce el cuerpo humano en profundidad
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Conoce el cuerpo humano en profundidad

Este fantástico libro interactivo de la editorial SM hará que los niños conozcan todas las partes del cuerpo humano de una manera diferente.



  • Amat Vinyoles, A., Martí Feixas, J., Darné, I., & per a la Recerca, F. C. (2018). Investigamos como funciona el cuerpo humano.
  • Barrow, A., Li, M., Ortas, R., Ho, G., Nivet, M., Tanaka, S., Dawnay, G. (2012). De la cabeza a los pies: mi libro del cuerpo. Londres: Okido Studio.
  • Díaz, V. M., & Asencio, V. P. M. (2018). Trabajar el cuerpo humano con realidad aumentada en educación infantil. Revista Tecnología, Ciencia y Educación, (9). https://www.tecnologia-ciencia-educacion.com/index.php/TCE/article/view/177/141
  • León-Sánchez, R., Palafox, G. P., & García, K. B. (2005). Las ideas de los niños acerca del proceso digestivo. Revista Mexicana de Psicología, 22(1), 137-158. https://www.redalyc.org/pdf/2430/243020643013.pdf
  • Sotelo Castro, B. D. (2021). Uso de una aplicación móvil basada en realidad aumentada para el aprendizaje de anatomía de los niños de 5 años de la IE “El Salvador” del distrito de Miraflores-Arequipa, 2019.