7 consejos para explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria

16 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez
No siempre es una tarea fácil explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria. Para evitar que se aburran y se despisten, podemos introducir elementos de juego que permitan explicaciones más divertidas.

Imagina estar en clase con apenas 10 años de edad mientras el profesor recita de memoria: cervicales, dorsales, lumbares, sacro y coxis son los huesos de la columna. En el tórax encontramos costillas y esternón y bla, bla, bla”. Es un poco aburrido explicar el cuerpo humano a los alumnos de primaria de esa forma, ¿verdad?

Por fortuna, hoy en día encontramos muchos recursos realmente útiles para que este tipo de clases sean mucho más divertidas. Así, los pequeños descubrirán, casi como si fuera un juego, cómo funciona el complejo cuerpo humano de manera que apenas necesiten memorización, ya que, con estas fórmulas, estudiar una materia extensa y compleja como esta será, como dice la popular expresión, un juego de niños”.

Y es que el interior del cuerpo humano es apasionante, aunque, como decimos bastante complejo. No obstante, descubrir poco a poco todas las maravillas del organismo que ellos mismos poseen se puede convertir en una actividad francamente divertida.

Profesor explicando el cuerpo humano con un esqueleto.

Así pues, para el docente, explicar el funcionamiento del cuerpo humano se convierte en un reto. Por eso es tan importante que use recursos que permitan hacerlo como un proceso divertido y estimulante para sus alumnos.

¿Cómo explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria?

A continuación, vamos a conocer algunas actividades divertidas que permiten explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria de una forma amena y didáctica a su vez. Algunas son para conocer partes físicas específicas y otras más genéricas.

Hemisferios del cerebro

Una de las partes más complejas del cuerpo humano, curiosamente, puede ser de las más sencillas de explicar. ¿Por qué? Porque los hemisferios se pueden dibujar en un sombrero o en una gorra.

Se puede hacer como manualidad. Con una plantilla con las diversas áreas, los niños las pueden colorear. Acabada esta fase, cada chico se puede poner la gorra o sombrero para ver en primera persona en las cabezas de los compañeros dónde queda cada región de cada hemisferio.

El sistema respiratorio

Una forma sencilla de explicar esta parte del cuerpo humano consiste en reciclar y hacer manualidades. Así, se cubren muchas necesidades educativas de los pequeños.

Con una botella de plástico, unas cañas, globos y cinta adhesiva podemos simular el sistema respiratorio. Introduciremos las cañas en la botella y añadiremos dos globos inflados en la parte inferior enganchados a las citadas cañas. Al destapar las cañas, los pulmones, que en este caso son los globos, perderán aire. Al soplar, ganarán aire. De esta manera, verán cómo funciona este sistema del cuerpo humano.

El sistema digestivo

En este caso, con un tubo de cartón o plástico podemos crear nuestro propio sistema digestivo. Para ello, añadiremos al final del tubo una bolsa de cierre hermético. Luego, pediremos a los pequeños que desmiguen un poco de pan y lo tiren por el tubo hasta que llegue a la bolsa, simulando la acción de deglutir, comer y enviar los alimentos por el tracto digestivo hasta el estómago.

En la bolsa inferior, para hacerlo más realista, se puede añadir algún líquido, como agua carbonatada o templada, así, los niños verán los efectos de los líquidos estomacales actuando.

Cuerpo de fieltro

A los niños les gusta disfrazarse así que, para enseñar el cuerpo humano, crear un traje que ellos mismos se puedan poner y vestir con orgullo siempre será una idea genial.

Con fieltro blanco podemos recortar la silueta y luego ir añadiendo el esqueleto y los órganos internos, que se podrían pegar donde corresponda si se crean en algodón. Una forma ideal de tener un cuerpo a escala natural para que los pequeños interaccionen con él.

Profesor en clase con sus alumnos para explicar el cuerpo humano.

Otras actividades para explicar el cuerpo humano

Existen otras muchas actividades que se les pueden proponer a los pequeños para que aprendan las diversas partes del cuerpo humano. Veamos algunas:

  1. Manualidades: siguiendo los pasos marcados por el docente, dotaremos a los niños de material. Generalmente hacen falta cartulinas, pegamento, fieltro, rotuladores y colas. Así, los pequeños podrán estampar el cuerpo humano con órganos y demás.
  2. Diapositivas: una forma de cambiar la rutina en el aula. Con el uso de diapositivas podemos revertir cierta repetición teórica en el tratamiento del tema para darle un toque más visual y atractivo.
  3. Cuadernos de trabajo: una fórmula interesante para que los niños puedan representar, dibujar y observar a través de imágenes todos los aspectos relevantes del cuerpo humano.

En definitiva, tanto si eres docente como una mamá preocupada por la formación de los pequeños, cualquiera de estos 7 consejos para explicar el cuerpo humano a alumnos de primaria será muy útil para que los niños se conozcan mucho mejor por dentro y por fuera.

  • Barrow, A., Li, M., Ortas, R., Ho, G., Nivet, M., Tanaka, S., Dawnay, G. (2012). De la cabeza a los pies: mi libro del cuerpo. Londres: Okido Studio.