9 recetas con queso para niños

Gracias a las recetas con queso para niños, tus hijos no solo comerán más sano, sino que además se podrán divertir ayudándote en la cocina. ¡Ideal para una tarde de invierno con lluvia y frío!
9 recetas con queso para niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 24 marzo, 2022

El queso es un ingrediente que no puede faltar en la dieta de tus hijos, ofrece muchos nutrientes necesarios para su crecimiento. Por eso, en el siguiente artículo te presentamos algunas recetas con queso para niños que se preparan en pocos minutos y que, en algunos casos, ellos mismos pueden ayudar a prepararlas.

De este modo te asegurarás que se cubren los requerimientos diarios de calcio y de proteínas, siendo estos necesarios para un desarrollo óptimo. Recuerda que una buena alimentación es la base de la salud.

El queso en la alimentación infantil

Este es uno de los alimentos que puede formar parte de su dieta desde bien pequeños. El queso fresco suave, así como el yogur, pueden probarlo en pequeñas porciones desde que cumplen nueve meses.

Aunque no es imprescindible, sí que aporta una variedad de nutrientes muy interesantes para su desarrollo y crecimiento. Destaca, como es bien sabido, el calcio, aunque también es fuente de otros minerales como el fósforo o el magnesio. Además, contiene proteínas y vitaminas A, D y del grupo B.

Otro punto fuerte del queso es que se puede comer en cualquier momento del día ya sea en el desayuno, el almuerzo, la merienda o la cena. Combina bien con un gran número de ingredientes, es versátil y aporta nuevas texturas o sabores al resto de alimentos.

Gouda, emmental, manchego, roquefort, mozzarella, feta, parmesano… El único límite está en sus preferencias y aceptación de sabores más fuertes. Esto sí, siempre que se ofrezcan en el marco de una alimentación sana, que se consuman en cantidades moderadas y que no desplacen la ingesta de otros alimentos necesarios.

Ideas y recetas con queso para niños

Existen todo tipo de platos que se pueden cocinar con queso. Algunos son elaborados y otros tan sencillos que incluso los más pequeños pueden colaborar. Y no hay que olvidar que puede introducirse de una forma del todo equilibrada en su dieta formando parte de recetas saludables y nutritivas.

1. Pizza cuatro quesos

Comenzamos con un clásico y una receta más que divertida, con la que los niños pueden ayudar, ya que les encanta amasar. 

Ingredientes para la masa:

  • Una taza de harina de fuerza.
  • 150 ml de agua.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 15 gramos de levadura fresca

Ingredientes para el relleno:

  • 100 gramos de cada uno de estos quesos: mozzarella, emmental, fresco y azul.
  • Salsa de tomate.

Paso a paso

  • Para empezar a preparar la masa mezcla todos los ingredientes y forma una bola de masa, que deberás dejar levar una media hora.
  • Mientras tanto, prepara la salsa de tomate de la manera que la hagas con asiduidad. Retira los quesos de la nevera y córtalos en trozos medianos.
  • Cuando la masa haya leudado, estírala y colócala en una fuente engrasada. Esparce la salsa de tomate y lleva al horno por 15 minutos. Una vez lista, echa los quesos y deja que se derritan. Finalmente, puedes condimentar con orégano y agregar aceitunas.

Con esta preparación aportarás carbohidratos, proteínas y grasas de calidad.

2. Recetas con queso para niños para aperitivos: bolas de patata y queso

Esta es una excelente idea para el almuerzo con los niños, y además es súper fácil.

Ingredientes necesarios:

  • 4 patatas.
  • 3 huevos.
  • 200 gramos de queso.
  • Mantequilla.
  • Pan rallado.
  • Aceite y condimentos.
Las recetas con queso para niños son opciones ideales para involucrarlos en la cocina.

Paso a paso:

  • Primero lava y pela las patatas, corta en cubos y cocina con agua. Forma un puré y deja enfriar.
  • Después, corta el queso en cubos pequeños y bate los huevos. Forma bolas con el puré, introduce un trozo de queso en el centro y pasa por el huevo primero y el pan rallado después.
  • Por último, fríe en aceite de oliva bien caliente; también se pueden hacer al horno.

3. Vasito de aguacate, queso y salmón

Una forma distinta de ofrecer ingredientes poco habituales en los niños pero que pueden resultar deliciosos. Perfecto para un entrante un día de fiesta.

Ingredientes:

  • 1 aguacate grande o 2 pequeños.
  • 100 gramos de gambas.
  • 50 gramos de salmón ahumado.
  • 1 lima.
  • 120 gramos de queso crema.
  • 2 cucharadas de nata líquida.
  • Eneldo, sal y pimienta.

Paso a paso: 

  • Empieza por cocer las gambas en agua hirviendo y cortando la carne en trozos menudos. Coge 4 vasitos y repártelas en el fondo.
  • A parte prepara un bol, añade la carne del aguacate, tritura con la ayuda de un tenedor y rocía con el jugo de lima. Sala al gusto y colócalo encima de las gambas.
  • En otro bol mezcla el queso crema (a temperatura ambiente) con la nata líquida. Añade el eneldo, sal y pimienta. Con esta mezcla ya puedes montar la última capa de este vasito tricolor.
  • Para finalizar corta el salmón ahumado en tiras y úsalo para decorar la parte superior. Antes de servir es aconsejable dejar reposar una hora en la nevera. 

4. Palitos de queso

Los palitos son otra de las recetas con queso para niños más que divertida; es perfecta para esos días en los que no hay forma de entretenerles con nada. Os pueden ayudar a prepararlos y si se acompañar de una buena ensalada son una cena perfecta para toda la familia.

Ingredientes:

  • 1 taza de harina.
  • Media taza de queso rallado.
  • 100 gramos de mantequilla derretida
  • 4 tarrinas de queso fresco
  • 1 huevo (solo la yema).
  • Sal.

Paso a paso:

  • Para empezar mezclar la harina, el queso rallado, el queso fresco, la sal y la mantequilla en un cuenco grande. Forma una masa sin grumos y lleva a la nevera media hora.
  • Pasado ese tiempo, extiende con un rodillo y corta en forma de palitos. Pon en una bandeja y pinta con la yema batida. En último lugar, hornea hasta que estén dorados, más o menos unos 20 minutos.

“El queso aporta calcio, vitaminas y proteínas. Además, es de fácil digestión, más que versátil y, por supuesto, delicioso”



5. Ensalada con tostadas y queso de cabra

Un plato diferente que combina los vegetales con el sabor más fuerte del queso de cabra y la textura crujiente de las tostadas al horno. Acompañado de una ración de pollo es una comida para una cena completa.

Ingredientes:

  • Mezcla de lechugas y hojas verdes para ensalada.
  • Tomates cherry.
  • Pan de baguette.
  • Queso de rulo de cabra.
  • Aceite de oliva, sal y vinagre al gusto.

Paso a paso:

  • Antes de comenzar calienta el horno a 180 grados. A continuación prepara las tostadas: corta rebanadas de pan finas y colócalas en una bandeja de horno. Si son muy grandes puedes partirlas por la mitad. Añade un poco que queso encima de cada una de ellas y llévalas al horno hasta que estén doradas y el queso un poco derretido.
  • Mientras prepara la ensalada al gusto. Podéis añadir todos los ingredientes que os gusten y combinen bien con este plato.
  • Aliña con aceite, un poco de vinagre suave y sal. Incorpora por encima las tostadas recién salidas del horno. Es preferible tenerlo todo a punto para poder comerlo al momento.

6. Chipá de queso

Los chipás son unos panes de queso típicos de Paraguay y Argentina de la época de la colonia y las misiones jesuitas. Se pueden servir acompañando otros platos como verduras asadas o unas tiras de pollo con vegetales.

Ingredientes:

  • 800 gramos de almidón de mandioca.
  • 500 gramos de queso rallado.
  • 4 huevos.
  • 80 gramos de harina de maíz.
  • 2 tazas de leche.
  • Mantequilla.
  • Levadura en polvo.
  • Sal.

Paso a paso:

  • En primer lugar, mezcla los ingredientes secos (almidón, harina de maíz, levadura y sal). Luego, agrega los huevos, el queso rallado, la leche y la mantequilla.
  • Una vez combinados, amasa bien y deja reposar una hora. Lo último que resta es formar bolitas y hornea durante 15 minutos, o hasta que se doren.

7. Más recetas con queso para niños: ensalada griega sorpresa

Con esta receta base tan conocida por todos se añade un ingrediente diferente como es la sandía. Una forma fresca y original de mezclar frutas y verduras. Ideal para un día caluroso.

Ingredientes:

  • 2 pepinos.
  • 600 gramos de sandía.
  • 200 gramos de queso feta.
  • 1 aguacate.
  • Aceite de oliva, vinagre y sal.

Paso a paso:

  • Si quieres presentar la ensalada de un modo diferente corta todos los ingredientes (menos el aguacate) en forma de cubos más o menos iguales.
  • Agrega en una ensaladera, aliña al gusto con aceite de oliva y vinagre (o un buen chorro de zumo de limón) y decora con láminas de aguacate por encima.

8. Tarta de calabacín, cebolla y queso

Las tartas o quiches son perfectos para que nuestros hijos coman verduras “casi sin darse cuenta”. En este caso, combinamos el calabacín con el queso y el sabor es delicioso.

Ingredientes:

  • Una masa quebrada para tartas.
  • 4 huevos.
  • 1 taza de crema o nata espesa.
  • 200 gramos de queso azul.
  • 2 calabacines.
  • 1 cebolla.
  • Aceite, sal y condimentos.
Las recetas con queso para el tercer trimestre del embarazo.

Paso a paso:

  • Al comenzar con la preparación, corta los calabacines en cubos y cocina en agua y sal. Pica la cebolla y saltea levemente en aceite de oliva.
  • Acto seguido, añade los calabacines, la crema y el queso azul; bate los huevos y añádelos a la preparación. Después, sala y condimenta al gusto. Finalmente, coloca la masa de tarta en una bandeja redonda y echa el relleno para luego hornear todo durante 20 minutos.

Recuerda que el consumo de vegetales ha demostrado ser fundamental a la hora de ayudar en la prevención de las enfermedades complejas. Disimular su sabor con queso puede ser una excelente opción para evitar rechazos.

9. Tostada de albaricoque y queso

Una mezcla para los amantes del dulce y el salado que será un desayuno o merienda muy original.

Ingredientes:

  • Pan de hogaza.
  • 8 albaricoques un poco maduros.
  • Ralladura de limón.
  • Sal, aceite.
  • Queso de cabra.

Paso a paso:

  • Empieza por precalentar el horno a 2o0 grados.
  • Abre los albaricoques por la mitad y saca los huesos. Dispón encima de una bandeja de horno, rocíalos con aceite y condimenta con un poco de sal. Se pueden añadir hierbas al gusto como tomillo, orégano o un poco de ajo.
  • Hornea unos 9-12 minutos hasta que están tiernos. Ten cuidado que no se pongan demasiado blandos.
  • Tuesta el pan en el horno o una tostadora. Mezcla el queso con un poco de sal y la ralladura de limón. Reparte dos mitades de fruta en cada rebanada de pan, agrega el queso y riega con un poco más de aceite.

Prepara recetas con queso para niños saludables y deliciosas

Con estas deliciosas recetas con queso para niños, no solo pasarán un rato divertido y maravilloso en la cocina, sino que además todos comerán más sano en casa. Lo mejor de todo es que, cuando los pequeños ayudan en las tareas del hogar son más conscientes de ciertas cosas, como por ejemplo, la importancia de una buena alimentación.

Te podría interesar...
4 recetas para comer con los niños en verano
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 recetas para comer con los niños en verano

Cuando llega el verano, nuestros hijos tienen que alimentarse bien. Estas recetas para los niños en verano son muy fáciles de hacer.



  • Mumford SL., Chavarro JE., Zhang C., Perkins NJ., et al., Dietary fat intake and reproductive hormone concentrations and ovulation in regularly menstruating women. Am J Clin Nutr, 2016. 103 (3): 868-77.
  • Alissa EM., Ferns GA., Dietary fruits and vegetables and cardiovascular diseases risk. Crit Rev Food Sci Nutr, 2017. 57 (9): 1950-1962.