7 purés de verduras para bebés

13 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
A los 6 meses, puedes empezar a dar a tu hijo sus primeros purés de verduras, ya que son perfectos para proporcionar al pequeño una alimentación equilibrada.

La leche, sea materna o artificial, es el único alimento que cubre todas las necesidades nutricionales del bebé desde su nacimiento hasta los 6 meses de edad. A partir de allí, puedes pensar en diversificar ligeramente su alimentación introduciendo nuevos alimentos. Los purés de verduras para bebés representan uno de los primeros platos para el pequeño a partir de esta nueva etapa.

Ciertamente, los purés de verdura para bebés son una buena forma para que se inicien con los vegetales. Para que esto sea posible, queremos ofrecerte algunas recetas de purés de verduras para bebés, una para cada día de la semana. Ten en cuenta que es posible adaptarlas según la edad y el gusto del pequeño.

7 purés de verduras para bebés

A continuación, te proponemos siete excelentes y prácticas recetas de purés de verduras para bebés:

1. Puré de judías verdes

Con esta receta obtendrás una alta cantidad de fibra, sustancia esencial para evitar los estreñimientos, tal y como asegura un estudio publicado en la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

Ingredientes

  • 200 gramos de judías verdes frescas.
  • Agua o leche para bebés.
  • Aceite de oliva.

Preparación 

1. En primer lugar, lava y corta las judías verdes en pedazos muy pequeños.

2. Cocínalas al vapor de 10 a 15 minutos. Te recomendamos pinchar con la punta del cuchillo para verificar la cocción, ya que las judías verdes deben estar tiernas.

3. Enfría las judías bajo el chorro de agua fría para conservar su color.

4. Para acabar, escurre y mezcla las judías con unas gotas de aceite de oliva y agua de leche infantil hasta obtener un puré suave.

2. Puré de espinacas

Las espinacas destacan principalmente por su contenido en hierro y en vitamina C, dos nutrientes que han demostrado ejercer un efecto sinérgico de cara a prevenir los procesos de anemia.

Ingredientes

  • 150 gramos de hojas de espinaca.
  • Agua.
  • Aceite de oliva.

Preparación 

1. Lava muy bien las hojas de espinacas y ponlas en una olla con agua hirviendo para cocinarlas durante 5 minutos.

2. Para acabar, cuece al vapor y mezcla el resultado con un poco de agua.

Uno de los grandes beneficios de la batata es que puede combinarse con otros alimentos para alimentar a los bebés pequeños.

3. Puré de zanahorias y calabacín

Las zanahorias cuentan con una elevada cantidad de vitamina A, beneficiosa para la vista y para prevenir daños hepáticos.

Ingredientes

  • 2 zanahorias pequeñas.
  • 3 calabacines.
  • 2 cucharas de queso.
  • 1 hoja de albahaca.
  • Aceite de oliva.

Preparación 

1. Lava y pela las verduras.

2. Corta en cubos pequeños y cocina la verdura al vapor durante unos 20 minutos.

3.  Para finalizar, mezcla todos los ingredientes hasta que quede como resultado un puré espeso y sin grumos.

4. Puré de zanahorias y patatas con queso Roquefort

Ingredientes

  • 1 patata.
  • 2 zanahorias pequeñas.
  • 10 centilitros de leche para bebés.
  • 1 pieza de queso Roquefort de 25 a 30 gramos.

Preparación 

1. Lava, pela y corta las verduras en pedazos pequeños.

2. Seguidamente, pon la patata y las zanahorias en una cacerola con agua para cocerlas durante 15-20 minutos.

3. Calienta la leche y agrega el queso Roquefort cortado en láminas en la cacerola hasta que el queso se funda.

4. Por ultimo, mezcla todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.

“Los purés de verdura para bebés son una buena forma para que se inicien con los vegetales”

5. Puré de calabaza

La calabaza destaca también por presentar vitamina A en su composición, junto con otros antioxidantes que han demostrado ser beneficiosos para la salud.

Ingredientes

  • 1 trozo de calabaza.
  • 1 queso.
  • Agua.
  • Aceite de oliva.

Preparación 

1. Pela la calabaza, quita las semillas y los filamentos.

2. Corta en trozos pequeños la calabaza.

3. Cocina los pedazos al vapor durante unos 15 minutos.

4. Finalmente, mezcla los cubos de calabaza cuando estén cocidos; agrega el queso, unas gotas de aceite de oliva y un poco de agua adecuada para el bebé.

6. Puré de espárragos

En el mercado se pueden conseguir espárragos verdes y blancos, para esta receta necesitarás la variedad verde, ya que cuentan con un sabor más intenso.

Ingredientes

  • 5 espárragos verdes.
  • 1 patata.
  • 1 cucharadita de crema espesa.

Preparación

1. Primero, pela los espárragos y lávalos con agua. Luego, córtalos en pedazos pequeños.

2. Lava y pela la patata; trocéala en pequeños cubos para acelerar la cocción.

3. Cocina los pedazos de espárragos y patata al vapor entre 10 y 15 minutos.

4. Revisa la cocción con la punta de un cuchillo; los espárragos y los trozos de patata deben estar tiernos y derretidos.

5. Mezcla agregando los jugos de cocción gradualmente, según la textura deseada para el bebé. Los espárragos son muy fibrosos, por ello es mejor pasar el puré en un colador para eliminar los hilos.

6. Finalmente, agrega una cuchara de crema y lleva a cabo la mezcla.

7. Puré de camote y alcachofa

Las alcachofas son alimentos muy beneficiosos para la salud hepática, consiguen prevenir la degeneración del órgano y la inflamación del mismo.

Ingredientes

  • 2 fondos de alcachofa.
  • 1/3 de un camote.
  • Agua.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de crema espesa pasteurizada.
Los purés de verduras para bebés son ideales para comenzar su alimentación complementaria.

Preparación

1. Antes de todo, lava y pela el camote; después, córtalo en dados pequeños.

2. Enseguida, enjuaga los fondos de alcachofa. Cocina al vapor los dados de patata. Continúa revisando la cocción con la punta de un cuchillo; no olvides que los fondos de la alcachofa y la batata deben estar tiernos.

3. Mezcla todo hasta lograr la textura deseada de acuerdo a la edad del bebé, agregando gradualmente agua o caldo de verduras.

4. En el momento de servir, agrega una cucharadita de aceite de oliva y de crema para aportar untuosidad al puré.

Prepara purés de verdura para bebés

En resumen, la mayoría de los purés de verduras para bebés deben estar siempre bien cocidos y mezclados. Además, te recomendamos evitar verduras con un sabor pronunciado o cuya fermentación pueda ser responsable de dolores de estómago, como sucede con el apio, los guisantes o los nabos.

Finalmente, ten en cuenta que serán mejores para el bebé las verduras más digeribles. Ejemplos de ellas son las zanahorias, las judías verdes, las espinacas y el calabacín.

  • Christodoulides S., Dimidi E., Fragkos KC., Farmer AD., et al., Systematic review with meta analysis: effect of fibre supplementation on chronic idiopathic constipation in adults. Aliment Pharmacol Ther, 2016.
  • He H., Qiao Y., Zhang Z., Wu Z., et al., Dual action of vitamin C in iron supplement therapeutics for iron deficiency anemia: prevention of liver damage induced by iron overload. Food Funct, 2018. 9 (10): 5390-5401.