3 juegos de calentamiento para niños

Descubre algunos juegos de calentamiento para niños que serán muy útiles antes de entrenar o de realizar cualquier actividad física. 
3 juegos de calentamiento para niños
Eva Maria Rodriguez Diego

Escrito y verificado por la instructora fitness y yoga Eva Maria Rodriguez Diego el 27 enero, 2021.

Última actualización: 27 enero, 2021

El calentamiento es una fase muy importante que no debe faltar antes de hacer deporte. En las siguientes líneas veremos algunos juegos de calentamiento para niños que serán muy útiles antes de entrenar o de realizar cualquier actividad física.

En realidad, para los niños, el calentamiento no es tan importante como para los adultos. Al fin y al cabo, los más pequeños suelen estar activos por naturaleza. De hecho, nada más llegar a la pista o al campo de juego, empiezan a jugar y a moverse.

Entonces, ¿por qué deben calentar lo niños antes de hacer ejercicio? Es más, ¿por qué hay que realizar un calentamiento a base de juegos?

Niños haciendo juegos de calentamiento.

Claves del calentamiento en el deporte infantil

Hay mucho motivos por los que los niños deben calentar antes de hacer deporte, pero no son los mismos motivos que tenemos los adultos. Las razones más importantes por las que los niños deben hacer calentamiento antes de hacer deporte son las siguientes:

  • Coger el hábito de calentar antes de entrenar. Uno de los objetivos de hacer deporte en la infancia es coger hábitos de cara a la vida adulta. Si asumen desde el principio que el calentamiento es básico antes de hacer cualquier actividad física, se lo llevarán con ellos durante toda la vida.
  • Calmarse para meterse de lleno en el entrenamiento. Parece irónico, pero es así. El calentamiento ayuda a que los niños se calmen y empiecen a centrarse en lo que están haciendo. Y es que, por lo general, los niños llegan bastante ansiosos a los entrenamientos porque tienen muchas ganas, no solo de estar con otros niños, sino también porque necesitan moverse. El calentamiento les ayuda a frenar esos impulsos.
  • Movilizar el cuerpo de manera controlada. Con el calentamiento previo los pequeños realizan movimientos más controlados y específicos de cara al entrenamiento. Esto es estupendo, por ejemplo, para trabajar el rango de movimiento o realizar estiramientos dinámicos.

¿Por qué realizar juegos de calentamiento?

Los juegos de calentamiento son una opción mucho más interesante para los niños que un calentamiento estándar como los que solemos hacer los adultos. Esto se debe a los siguientes motivos:

  • Los niños no rompen drásticamente su actividad natural jugando. De este modo, es más fácil introducirlos en el entrenamiento y lograr que se impliquen.
  • Los juegos de calentamiento permiten trabajar habilidades generales y específicas. Jugando pueden entrenarse habilidades generales, incluidas las que no se utilizan para un determinado deporte. También ayuda a trabajar otras requeridas en el entrenamiento de manera básica.
  • El calentamiento es más divertido jugando. De este modo, mejora el comportamiento y el compromiso de los niños con el deporte.
  • El juego ayuda a instaurar reglas y a fomentar el trabajo en equipo. A través de juegos, los niños aprenden a respetar las reglas y también a valorar el trabajo en equipo.
  • Los juegos estimulan la creatividad. Jugando ayudamos a los niños a ir más allá del deporte en sí, estimulando el pensamiento creativo.

Juegos de calentamiento para niños

Hay muchas posibilidades de crear juegos de calentamiento para niños. Lo importante es que impliquen movimiento continuo e incluyan movilización general del cuerpo. Algunas ideas para calentar con juegos antes de hacer deporte son las siguientes:

Colas de burro

Para este juego se necesita una tira de tela o similar de unos 10-15 centímetro para cada niño. Cada uno se colocará su tira en la cinturilla del pantalón a modo de cola de burro. El objetivo es coger las colas de los demás y, a su vez, impedir que roben la propia.

Después de un rato, el monitor indicará el final del juego. Gana el que más colas de burro haya recopilado. En realidad, no es un juego competitivo, pero siempre es un aliciente para los niños poder recibir una ovación por haber hecho un buen trabajo.

Se pueden hacer variaciones del juego. Por ejemplo, arrastrarse por el suelo, moverse como cangrejos, caminar o correr hacia atrás, utilizar una sola mano (perfecto para trabajar la mano no dominante), etc.

Carrera del semáforo

El juego del semáforo consiste en desplazarse por la zona de juego a determinada velocidad, según las indicaciones del semáforo. Es necesario contar con una buena distancia para poder recorrer durante la carrera.

Para el juego se pueden utilizar carteles con los colores del semáforo o indicaciones de voz. En cualquier caso, se utilizarán tres colores: verde para moverse deprisa, amarillo para ir despacio y rojo para parar.

Este es un juego de velocidad de reacción en el que se trabaja mucho la atención. El niño que se equivoque tendrá que volver a empezar. El juego acaba cuando alguien llega a la meta. Se puede volver a empezar y convertir la línea de meta en línea de salida.

Niña bebiendo agua tras practicar deporte.

Como en el caso anterior, se pueden incorporar variaciones en el movimiento: a la pata coja, de espaldas, reptando, con desplazamiento de cangrejo, etc.

Marioneta en el espejo

El juego de la marioneta en el espejo se puede utilizar al final del calentamiento para captar la atención de los niños, que paren un poco y, a su vez, hagan estiramientos dinámicos y ejercicios de equilibrio. Además, es fantástico para trabajar la expresión corporal y la creatividad.

Con esto en mente, el monitor o uno de los niños será la marioneta y los demás, el espejo. La marioneta hará movimientos lentos que el espejo (el grupo) tendrá que imitar. Hay que ponerle un poco de imaginación para que los pequeños no se aburran; jugar con los gestos faciales y buscar formas graciosas. Este juego también se puede hacer en pequeños grupos o por parejas.

En definitiva, para los niños el juego es una forma natural de actividad física. Utilizar el juego para calentar es un forma perfecta de llevar a los niños a donde los queramos tener y darles la oportunidad de divertirse. Esto es especialmente importante para los pequeños que tienen problemas para integrarse en el grupo y para los que no tienen una predisposición positiva natural para el ejercicio físico.

It might interest you...
Niños, energía y diversión: ejercicios y bailes
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Niños, energía y diversión: ejercicios y bailes

Os dejamos una selección de ejercicios y bailes para que pequeños y mayores gasten energía y se mantengan en movimiento sin salir de casa.