Ventajas y desventajas de incentivar a tu hijo a ser perfeccionista

Agetna · 6 abril, 2017

Ser perfeccionista es un modo de hacer las cosas y querer ver la vida de una manera perfeccionada. Es la idea de que todo puede y debe mejorarse hasta ser perfecto. Los perfeccionistas ven incompleto todo lo que no alcanza su nivel de exquisitez y sienten la necesidad de cambiarlo hasta obtener el resultado que quieren y necesitan.


Existen diversas opiniones sobre las muchas ventajas y desventajas que tiene el ser perfeccionista. En nuestro caso consideramos que la clave está en equilibrar el espíritu de la exquisitez y valorar qué debe y puede ser perfeccionado y qué no es tan necesario.

Ventajas de ser perfeccionista

Mamá, debes saber que el perfeccionismo de tu hijo puede:

  • Conducirlo directamente al éxito y a obtener logros inimaginables
  • Mantenerlo motivado
  • Impulsarlo a que sea creativo
  • Incentivarle el esfuerzo y hacer que no se amilane ante los muchos obstáculos que se encontrará. Lo hará perseverante
  • Hacer que se trace una meta más alta
  • Perfeccionar su razonamiento
  • Evitar que se decepcione fácilmente
  • Enseñarle sobre constancia, responsabilidad y compromiso
  • Alejarlo de la procrastinación
  • Hacer que mejore su concentración
  • Motivarlo hacia el estudio y la investigación

Desventajas de ser perfeccionista

Si estimulas a tu hijo a ser perfeccionista puedes conducirlo a:

  • Tener baja productividad en sus tareas. Toda vez que se enfrasque en perfeccionar una de ellas abandonará las demás
  • Desarrollar pensamientos radicales: todo o nada, esto que hago sirve o no sirve. No existe el término medio
  • La depresión. Cuando dirige toda su energía y tiempo en un solo objetivo y no puede cumplir su deseo puede invadirlo la tristeza y la desilusión
  • La obsesión
  • La antipatía con todo lo que le rodea (familiares, deberes escolares, responsabilidades como miembro de la familia, esparcimientos, amigos…) y lo que no sea su objeto en cuestión
  • La insatisfacción. No se sentirá a gusto si no consigue los más altos estándares
  • Que tenga períodos de trabajo o estudio prolongado y no descanse lo suficiente
  • Padecer de ansiedad
  • El individualismo. Como solo yo soy perfeccionista, solo yo para hacerlo bien
  • Que desarrolle miedo al fracaso y lleve esto a altos niveles convirtiéndolo más que en miedo en terror
  • Trazarse metas por encima de sus posibilidades, o incluso totalmente inalcanzables
  • La infelicidad.

Ventajas y desventajas de incentivar a tu hijo a ser perfeccionista

Mamá, el perfeccionismo acompaña al ser humano desde su mismo nacimiento y potenció su supervivencia. Pero además de ser hereditario el ser perfeccionista se crea, se moldea, sobre todo desde los primeros años de la vida.

Tal y como te comentamos desde el inicio, nadie puede decir que está mal o bien del todo el ser perfeccionista, porque esta cualidad humana ha dado sobrados motivos para ocupar las listas de los pros y los contras a través de los años.

Entonces queda saber cuándo incentivar a tu hijo a ser perfeccionista ofreciéndole las muchas ventajas y desventajas que tendrá con esa aptitud.

Particularmente consideramos que primero debes conocerlo, detenerte a estudiar su comportamiento y ayudarlo en cada uno de los casos. Digamos:

Si notas que tu hijo es perfeccionista creemos que debes mostrarle cómo invertir todo el mal que puede hacerle el perfeccionismo. Por ejemplo, recuérdale que existen otras tareas igual de importantes para cumplir, que aun cuando no alcance la perfección su obra puede ser provechosa y completamente bella, y que debe sentirse feliz por haberse esforzado y haber dado lo mejor de él aunque al final no lograra su objetivo.

Tienes que ayudarlo a no ser tan obsesivo y sacarlo de ello mostrándole que como niño debe jugar, salir con sus amigos, dar y recibir el cariño de su familia, descansar…

De lo contrario, si observas que el ser perfeccionista le importa muy poco es bueno que le inculques algunas de las muchas ventajas que tiene esta cualidad humana como: la motivación, la constancia, la creatividad y la responsabilidad.

Es decir, tu papel será el de lograr un equilibrio para que haga suyo lo mejor que la perfección tiene para darle y deseche lo negativo. Es difícil encontrar el punto medio, pero con tus consejos y tu supervisión, esperamos que lo logren.