Test gráficos: conociendo al niño a través de sus dibujos

11 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
Los dibujos de los niños nos ofrecen valiosa información acerca de cómo se perciben a sí mismos y al mundo que los rodea.

Los test gráficos son una herramienta ideal en la evaluación psicológica infantil. A través de los dibujos, nos permiten acceder al inconsciente de los niños de una forma sencilla y divertida. Además, evitan la aparición de barreras o resistencias que podrían surgir al tratar de obtener la información por otro tipo de medios más directos.

Estos test nos permiten acceder a información muy valiosa acerca de la personalidad y los conflictos de los niños. De una forma gráfica, proyectan en sus creaciones aquello que llevan en su interior. Ellos dibujan lo que sienten más que lo que ven.

¿Qué son los test gráficos?

Los test gráficos forman parte de las técnicas proyectivas. Estas estudian la personalidad a través de materiales poco estructurados que se le ofrecen a la persona. Esta falta de estructura permite que el individuo recree en ellos sus experiencias de una forma libre.Niño haciendo dibujos para los test gráficos.

En las técnicas gráficas, específicamente, se da la consigna al niño de dibujar determinados elementos. Analizando en detalle el simbolismo de sus dibujos podemos identificar sus deseos, sus conflictos y sus temores. También podemos detectar problemas sociales o familiares y dificultades de aprendizaje y desarrollo.

A pesar de que también pueden ser aplicados en adultos, resultan especialmente adecuados para la evaluación infantil, ya que para los niños dibujar es una actividad cotidiana y placentera, y salva las dificultades de expresión verbal que puedan tener debido a su edad.

¿En qué hemos de fijarnos dentro de los test gráficos?

Para poder obtener conclusiones válidas es imprescindible recurrir a manuales de estandarización y contar con una amplia experiencia clínica trabajando con estos test. Sin embargo, estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de analizar un test gráfico:

  • Elementos curiosos que llamen la atención a simple vista. Partes del dibujo que deberían estar y no se han plasmado o componentes que sobran de forma evidente. Por ejemplo, una imagen de una persona sin nariz o con tres orejas. Esto nos estaría alertando de que hay un conflicto relacionado con ese elemento.
  • Secciones borradas o tachadas. El exceso de correcciones en el dibujo nos indica una tendencia al perfeccionismo.
  • Sombreados en alguna parte del dibujo pueden estar plasmando que existe una cierta fijación o ansiedad respecto al área sombreada.
  • Trazo del lápiz. Un trazo fuerte y marcado nos indica seguridad y firmeza mientras otro más débil, timidez o inseguridad.
  • Localización del dibujo. El lugar de la hoja en el que la persona realiza su dibujo puede mostrarnos su grado de imaginación o realismo. Cuanto más abajo, más apegado a la realidad está el dibujante.

Algunos ejemplos de test gráficos

El dibujo de la figura humana

En esta técnica se le pide al niño que dibuje una figura humana, una persona. Al finalizar, se le pide que dibuje a otra del sexo contrario. Estos dibujos permiten determinar tanto el nivel madurativo mental del niño como la presencia de problemas emocionales.Niños dibujando haciendo test gráficos.

Los indicadores más relacionados con las dificultades intelectuales son: figuras diminutas, cabeza muy grande u omisión de pies y manos. Los que indicarían dificultades emocionales serían: manos o pies grandes, dientes y uñas remarcadas o sombreado del cuerpo.

El test de la familia

En esta técnica se le da la consigna al niño de dibujar una familia. A partir de la representación podremos inferir cómo percibe el pequeño los lazos familiares. Por ejemplo: las figuras que son dibujadas primero y ocupan el lugar central son los que el niño percibe como más importante. Al igual que aquellos que tienen un mayor tamaño y son dibujados con más detalles.

Por el contrario, las figuras dibujadas en último lugar, de menor tamaño y con menos detalle se encuentran más desvalorizadas por parte del niño. Por otro lado, cuanto más cerca estén situadas dos figuras en el dibujo, mayores serán los lazos afectivos entre ellas.

Conclusiones

Existe cierta controversia acerca de la fiabilidad y validez de estos test. Es necesario recurrir a fuentes fiables y evitar interpretarlos de forma subjetiva. Sin embargo, constituyen una excelente herramienta para asomarnos al mundo interior de los niños de un modo fácil y accesible para ellos.

Mediante estos test podemos detectar dificultades tanto intelectuales como emocionales. Pero, sobre todo, podemos conocer más en profundidad la personalidad del pequeño y su forma de verse a sí mismo y a su entorno.

  • Maganto Mateo, C., & Garaigordobil Landazabal, M. (2009). El diagnóstico infantil desde la expresión gráfica: el test de Dos Figuras Humanas (T2F). Clínica y Salud20(3), 237-248.
  • Corman, L. (1967). El test del dibujo de la familia. Buenos Aires: Kapelusz.