¿Sabes cómo hacer para que tu bebé se pueda adaptar mejor a la guardería?

Cuando los pequeños comienzan a asistir al jardín de niños es natural sentir nostalgia al separarnos de ellos. Sin embargo, es crucial conservar la calma y motivarlos a enfrentar de la mejor manera posible esta nueva etapa de sus vidas.
¿Sabes cómo hacer para que tu bebé se pueda adaptar mejor a la guardería?

Última actualización: 14 octubre, 2022

Los padres somos el refugio y el lugar seguro de nuestros hijos durante sus primeros años de vida. Por lo que es normal que al enfrentarse a cambios que desconocen sientan temor y angustia. Sin embargo, existen algunas técnicas para que conserven la calma y se sientan seguros. Hoy te presentamos cinco consejos para hacer que tu bebé se pueda adaptar mejor a la guardería.

Salir de nuestra zona de confort y enfrentarnos a nuevas realidades es algo que causa ansiedad a la mayoría de las personas (y los niños no son la excepción). Esto debido a que no saben qué les espera y cómo podrán adaptarse sin la compañía de los suyos. Así que si pronto tu bebé de tres a veinticuatro meses comenzará el jardín de infancia es mejor que prestes atención a las siguientes recomendaciones.



5 consejos para hacer que tu bebé se pueda adaptar mejor a la guardería

Cuando tomamos la decisión de ingresar a nuestros pequeños a la guardería, sabemos que los estamos dejando en un lugar seguro en donde podrán aprender muchas cosas y relacionarse con otros bebés.

Sin embargo, cuando los hijos son tan pequeños lo más probable es que piensen que los abandonaste y lloren desconsoladamente al dejarlos en el jardín de niños. Acompañarlos con empatía y explicarles las cosas con calma es importante para que sepan que todo es por su bien.

Estas son algunas recomendaciones para hacer que tu bebé se pueda adaptar mejor a la guardería.

1. Conserva una actitud tranquila y positiva

A la hora de inscribir a los hijos a la guardería es muy importante que estés segura de tu decisión y no les transmitas a los pequeños mensajes erróneos. El jardín de infancia es el primer gran cambio que se da en la cotidianidad de los niños. Por lo que es fundamental conservar una actitud tranquila y positiva. Pues, aunque los bebés aún se estén aprendiendo a comunicar, pueden leer en los gestos de sus padres sus emociones.

Padres en guardería infantil
Conservar una actitud tranquila y acompañar a los hijos durante sus primeros días de guardería es fundamental para ayudarlos a adaptarse con facilidad.

Así que cuando lo lleves las primeras veces a explorar el lugar con sus maestros y compañeros, procura hacer de la experiencia algo feliz. Antes de dirigirte al lugar, muéstrate entusiasmada y motiva a tu pequeño a que haga lo mismo. De esta manera, sabrá que se trata de un entorno seguro en donde irá a divertirse y hacer nuevos amigos.

2. Procura hacer una adaptación gradual

Si ya sabes cuál es la guardería en la que deseas inscribir a tu hijo, procura llevarlo poco a poco antes de que comience sus clases definitivamente. De esta manera, podrás acompañar a tu pequeño a explorar el lugar y las personas que lo habitan. Con el fin de que cuando deba asistir y quedarse por su propia cuenta, no se sienta en un entorno inseguro que le genere ansiedad por separación.

Recuerda que todos los niños tienen personalidades diferentes y algunos son mucho más apegados a sus papás que otros. Por este motivo, una gran idea es permanecer con tu pequeño en la guardería primero durante un par de horas y poco a poco ir brindándole más independencia. Así, tu hijo sabrá en donde se encuentra y tendrá la certeza de que mamá regresará por él más tarde.

3. Permite que lleve su juguete favorito

Los niños pequeños poseen muy pocas estrategias o la inteligencia emocional suficiente para adaptarse a nuevos cambios en su vida. Debido a lo anterior, y con ánimo de que sientan una parte del hogar cerca de ellos, cuando se encuentren en la guardería, permite que lleven un objeto por el que sientan cariño y apego. Puede ser su peluche favorito, su biberón o incluso una foto familiar.

De esta manera, podrá abrazarlo cuando se encuentre un poco solo y así poder sentir el calor y el amor de mamá y papá cerca. Estos objetos de valor les darán la seguridad y la confianza que necesitan para no sentirse tristes y saber que todo estará bien. Más adelante, podrás aplicar algunas técnicas como “el botón de los abrazos” para que siempre tengan en mente a sus seres queridos.



4. Acompaña a tus hijos y hazles saber tu amor incondicional

Una de las principales razones por las que los bebés y niños suelen ponerse tristes y ansiosos cuando los dejan en la guardería, es porque piensan que sus papás los abandonarán en ese lugar desconocido. Así que siempre acompaña a tus pequeños hasta el jardín y recógelos puntualmente con una sonrisa en el rostro a la hora de la salida.

Bebé llorando desconsoladamente
Si deseas que tu pequeño se adapte lo más pronto posible a la guardería, hazle saber que muy pronto regresarás por ellos.

Para que tu bebé se pueda adaptar mejor a la guardería es de gran ayuda crear rutinas en donde abunde la diversión y el amor incondicional. Así se sentirán tranquilos cada día al asistir al jardín, algo clave para que en un par de años comiencen con el pie derecho su época escolar. La cual estará llena de experiencias y amigos por conocer.

5. Evita las despedidas largas y dramáticas

Cuando los hijos comienzan a asistir a la guardería es un cambio que no solo los afecta a ellos, sino también a sus padres. Debido a lo anterior, es muy importante que siempre mantengas la calma y no le transmitas a tus pequeños la ansiedad o la tristeza momentánea que pueden producirte dejarlos en el jardín de niños.

Al momento de irte, conserva una sonrisa en tu rostro y no alargues demasiado la despedida. Ya que, de lo contrario, solo generarás miedo y angustia en tus hijos. En consecuencia, despídete de manera tranquila, dales un gran beso y abrazo y diles que en un par de horas regresarás por ellos.

Sigue estos consejos para que tu bebé se pueda adaptar mejor a la guardería

Cuando llega el momento de separarnos de nuestros hijos durante algunas horas al día para que los cuiden e instruyan didácticamente en una guardería, es importante conservar la calma y motivarlos a estar tranquilos y dar lo mejor de sí mismos. De esta manera, podrán estar seguros de que están en un espacio confiable y saber que mamá o papá regresarán por ellos muy pronto.

Así que no te olvides de aplicar todos los consejos anteriores para que ambos se sientan más tranquilos y puedan disfrutar de esta nueva etapa que comienza. Recuerda que el jardín de niños es una antesala a la vida escolar, por lo que intentar hacer el cambio lo más ameno posible es indispensable.

Te podría interesar...
Beneficios de las guarderías para bebés y niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Beneficios de las guarderías para bebés y niños

Las guarderías para bebés y niños pueden ser una experiencia con muchos beneficios. Aprenderán a relacionarse y a desarrollar sus habilidades