¿Qué hacer si mi hijo se traga un objeto?

Óscar Dorado · 1 mayo, 2018
Tragarse algún objeto es un incidente relativamente trivial en los niños. No debes entrar en pánico; solo actúa con celeridad en aquellos casos excepcionalmente importantes que requieran de ayuda médica. 
Si mi hijo se traga un objeto, lo primero que debo hacer es mantener la calma y verificar bien los sucesos para conocer con exactitud qué es lo que se ha tragado. En la mayoría de los casos no hay que alarmarse, ya que si no existen síntomas negativos, no precisará de asistencia médica urgente. Generalmente, el cuerpo extraño será expulsado por las vías naturales después de 24-48 horas o en un máximo de 5 días.

En algunos casos, deberás acudir al hospital para que realicen una radiografía que permita localizar el objeto en el interior del pequeño y controlar la situación; todo depende del tamaño y la forma del objeto en relación con la edad del niño.

Debes tener en cuenta que solo aquellos cuerpos extraños situados en el esófago, así como aquellos con un volumen incompatible con el tránsito a través del tracto digestivo serán extraídos mediante una endoscopia.

Si no hay síntomas negativos, generalmente, no existe una emergencia médica; sin embargo, es mejor consultar a un profesional, en caso de duda. Por otro lado, si existe una ingestión de objetos tóxicos, es esencial consultar a un médico con urgencia para evitar cualquier complicación.

¿Qué debo hacer si mi hijo se traga un objeto?

En aquellos casos en los que el niño no pueda hablar o tenga dificultad respiratoria, es necesario que apliques los siguientes tips:

  • Párate detrás de él y coloca tus brazos sobre su pecho.
  • Inclina al niño hacia adelante a la altura de la cintura, hasta que las vías respiratorias superiores alcancen una posición paralela al suelo.
  • Con la otra mano, dale cinco golpes firmes entre los omóplatos.
  • Si el objeto no se ha desprendido, forma un puño con una mano y colócalo justo encima de su ombligo; pon tu otra mano sobre tu puño y realiza 5 golpes rápidos hacia adentro y hacia arriba del abdomen.
  • Continúa el ciclo anterior hasta que el objeto se desprenda o hasta que el niño comience a respirar o toser.
  • Si pierde el conocimiento, busca ayuda médica de emergencia.
  • Practica la reanimación cardiopulmonar, en caso de que sepas hacerlo.
  • Si el pequeño puede hablar, tranquilízalo y pregúntale qué ha tragado.
Si mi hijo se traga un objeto, lo primordial es mantener la calma.

¿Qué no debo hacer si mi hijo se traga un objeto?

  • No entres en pánico: debes mantener la calma, a pesar de la angustia y la ansiedad, para no poner nervioso a tu hijo y actuar de manera efectiva.
  • De ningún modo intentes extraerlo con maniobras peligrosas: estas acciones están destinadas al fracaso.
  • No trates de hacerle vomitar: expones al niño a la inhalación de contenido gástrico.
  • No le des golpes en la espalda ni líquidos: estas acciones pueden mover el elemento ingerido y convertir la obstrucción parcial en una obstrucción total.

“Generalmente, el cuerpo extraño será expulsado por vías naturales después de 24 a 48 horas o en un máximo de 5 días”

¿En qué casos debo acudir al hospital si mi hijo se traga un objeto?

Debes permanecer alerta si tu hijo se traga un objeto, ya que los siguientes casos requerirán de atención médica:

  • Dolor en la garganta y en el cuello.
  • Si tose y respira con dificultad, ya que el objeto puede alojarse en las vías respiratorias.
  • Vomita y tiene dolor de estómago.
  • No puede tragar saliva.
  • El objeto ingerido es una pila, un imán o es puntiagudo.
  • Tiene la piel pálida o azulada.
  • Presenta síntomas de asfixia.

¿Cómo puedo prevenir que mi hijo se trague un objeto?

  • No permitas que juegue con objetos demasiado pequeños.
  • Supervisa al niño durante las comidas y corta los alimentos en trozos pequeños.
  • Introduce alimentos sólidos en su dieta.
  • Enséñale a comer con calma, a no hablar con la boca llena y a masticar bien.
Los juguetes pequeños son causantes de asfixia muchas veces.

  • Evita que los niños caminen, corran o jueguen con comida o juguetes en la boca.
  • Los niños menores de 4 años no deben comer alimentos que no puedan digerir con facilidad, como caramelos, palomitas o frutos secos enteros.
  • No debes darle de comer cuando esté llorando.
  • Vigila que juegue con juguetes ideales para su edad y que no contengan piezas pequeñas.

Para acabar, debes tener en cuenta que la mayoría de los objetos tragados serán eliminados en las heces uno o dos días después que tu hijo se trague el objeto. Por ende, será suficiente con controlar el excremento durante unos días para ver si lo ha expulsado, a pesar de que en algunas ocasiones la expulsión puede tomar hasta 3 semanas.