¿Qué hacer cuando un niño habla demasiado en clase?

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Marisol Rendón Manrique
· 29 marzo, 2019
Aprende cómo ayudar desde casa a un niño que habla mucho durante sus clases.

Cuando un niño habla demasiado en clase posiblemente tampoco presta la suficiente atención y puede bajar su rendimiento académico. A veces, es tal el afán de los chicos por socializar, que no identifican cuándo es el momento oportuno para hacerlo. Sin duda, esto causa interrupciones en el propio proceso escolar, en la disciplina y en el desempeño de los compañeros.

«La escucha juega un papel fundamental en la comprensión, específicamente en relación con las instrucciones, estas deben ser cuidadosamente escuchadas para luego actuar en consecuencia. Especialmente en los años iniciales de escolaridad, hay momentos claves en que se juega la actitud general de los alumnos hacia la escucha de las instrucciones para su comprensión.»

-David Perkins (citado por Gloria Fonseca) –

Para identificar si tu pequeño habla excesivamente en clase, necesitas comunicación constante con sus maestros. No se trata solo de una cuestión social y de comportamiento, también es un aspecto importante para desarrollar la habilidad de escucha.

A continuación, verás recomendaciones para lograr que los niños hablen menos en momentos inoportunos o en los que requieren estar concentrados y atentos.

¿Cómo debe actuar el padre si un niño habla demasiado en clase?

Encuentra la razón por la que un niño habla demasiado en clase

El punto de partida para dar respuesta a esta situación, que puede llegar a complicarse si no se maneja adecuadamente, es saber por qué tu hijo tiene la tendencia a hablar mucho. Algunas de las causas comunes son:

  • Sentir que no recibe la suficiente atención por parte de su maestro y compañeros.
  • Sentirse desmotivado durante la clase porque requiere actividades más desafiantes o que se adapten a su estilo de aprendizaje.¿Qué hacer cuando un niño habla demasiado en clase?
  • Tener dificultades para comprender las instrucciones del profesor, las asignaturas o el material de clase.
  • Tener la necesidad de moverse o relajar sus músculos para volver a concentrarse.
  • Falta de interés por las temáticas que expone el profesor.
  • Ausencia de asertividad en la comunicación por parte del profesor.

Practica en casa modelos de comportamiento adecuados

Si un niño habla demasiado en clase, puedes hacer ejercicios en casa que le ayuden a mejorar su disposición en la escuela. Es fundamental que le enseñes a esperar, a escuchar y a controlar sus impulsos.

Para empezar, evita que tu hijo interrumpa conversaciones y pídele que espere su turno para hablar. Un buen modelo para esta conducta es elegir un juego de mesa y pedirle que espere con paciencia su momento de interactuar.

Mantén un ambiente tranquilo en casa

Cualquier corrección o recomendación comportamental debe hacerse de una forma respetuosa y cortés. La ansiedad y la necesidad de atención son menores cuando en casa hay un ambiente tranquilo y libre de discusiones alteradas. Asegúrate también de brindar un entorno sin distracciones que permita al niño concentrarse con facilidad en sus actividades.

Un buen punto de partida es limitar la cantidad del tiempo que los niños tienen frente al televisor o al teléfono móvil. Se ha demostrado que, a largo plazo, este tipo de actividades interfieren negativamente en la capacidad para concentrarse. Es mucho mejor para la familia tener un momento para dialogar o realizar una actividad conjunta divertida y relajante.

Verifica que no haya problemas de visión o de audición

En muchos casos, un niño habla demasiado en clase porque tiene problemas para escuchar o ver con claridad. Lo primero que se debe hacer es descartar estas afecciones físicas que afectan el comportamiento escolar de los pequeños. Después de verificar que el estado de salud del niño sea normal, se puede pensar en intervenir en su dimensión social.

Haz cumplir las reglas del hogar

Una forma de asegurarte de que los niños cumplan con las reglas escolares es hacer que se rijan a ellas en el hogar. Todos los niños necesitan ser educados en el respeto a las normas y en la disciplina para llegar a ser adultos sanos emocionalmente. Lo más importante es que las implementes con paciencia y constancia para que puedas ver los frutos diariamente.¿Qué hacer cuando un niño habla demasiado en clase?

Aunque pueda ser estresante recibir notas de los profesores indicando que tu hijo habla más de la cuenta en clase, es una situación que se puede remediar con trabajo conjunto.

Acompaña a tu hijo en sus procesos de adaptación a la vida escolar para que tenga éxito académico y aprenda a interactuar de una forma sana en todos los contextos.