¿Qué es la docencia compartida?

23 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Los profesores de hoy en día tienen el deber de enseñar a sus alumnos de una forma eficaz e innovadora. Una estrategia para conseguirlo es poniendo en práctica la docencia compartida.

El colegio debe ser un lugar de intercambio y colaboración en el que unos aprendan de los otros de forma conjunta. En este sentido, es importante que el profesorado trabaje en equipo poniendo en práctica estrategias innovadoras como la docencia compartida.

Este método educativo está alejado de los empleados en el sistema tradicional de enseñanza, en el que cada maestro se encarga de un grupo de alumnos de una forma individualizada, sin contar con el apoyo o consejos de otros profesores.

Pero, actualmente, los profesores deben abandonar este pensamiento y cambiarlo por uno en el que prime el diálogo, la inclusión y el respeto mutuo.

«Si te atreves a enseñar, no dejes de aprender». 

-John Cotton Dana-

¿Qués es la docencia compartida?

La docencia compartida es una estrategia educativa que consiste en poner a dos docentes trabajando conjuntamente con la misma clase. De este modo, existen dos figuras dentro del aula:

  • El profesor de aula. Es el maestro principal y el responsable de la materia.
  • El profesor de apoyo. Puede ser un docente responsable de la atención a la diversidad o cualquier profesor dispuesto a realizar la función de ayudar en el aula.Profesora de apoyo en docencia compartida ayudando a un alumno en clase.

Entre ambos se encargan de llevar a cabo las siguientes tareas:

  • Compartir y elaborar nuevos materiales y metodologías de aprendizaje.
  • Ofrecer apoyo mutuo para hacer frente a las novedades o dificultades de la enseñanza.

Así, poner en marcha dicha estrategia promueve la existencia de mayores situaciones de interacción entre los compañeros de clase y entre el alumnado y el profesorado. Por tanto, se crea un ambiente óptimo para la adquisición de conocimientos académicos y emocionales.

Tipos de docencia compartida

Según Teresa Huguet, la docencia compartida se puede dividir en tres tipos, dependiendo de la especialidad de los profesores implicados:

  • Un docente especializado (puede ser un profesor de pedagogía terapéutica (PT), uno de educación especial o un psicopedagogo) se introduce en el aula para dar apoyo a los estudiantes con necesidades educativas especiales. Y, además, asesora al profesor principal en su método de enseñanza.
  • Dos docentes de la misma materia enseñan conjuntamente en un aula, de manera que ponen en práctica una metodología participativa y ofreciendo una mayor atención al alumnado.
  • Otros profesionales, no necesariamente docentes, entran en el aula para apoyar a los alumnos y a los docentes.

En estos tres casos el procedimiento y funcionamiento de la docencia compartida se basa en la:

Todo ello, permite ofrecer al alumnado una enseñanza que facilita y fomenta el aprendizaje.

Consejos para poner en práctica esta estrategia educativa

Para poner en práctica la docencia compartida hay que estar abierto al diálogo, ya que esta estrategia requiere establecer conversaciones sobre:

  • Lo que ocurre en un momento determinado en el aula.
  • Lo que hacen los distintos alumnos en clase y sus dificultades de aprendizaje.
  • Las ayudas que se pueden ofrecer.
  • Las formas de apoyo empleadas.
  • Los estilos y modelos de enseñanza utilizados.Profesora en clase explicando a sus alumnos qué es la docencia compartida.

Asimismo, es importante que los profesores estén dispuestos a interactuar y a asumir compromisos. Además, es conveniente:

  • Determinar unas estructuras básicas y definir claramente las funciones y roles de cada docente.
  • Planificar las sesiones (qué se va a hacer y cómo se va a hacer) para dinamizar la docencia compartida.
  • Hacer una valoración posterior y previsión de cambios que creen que es conveniente introducir en el aula.

Este método docente favorece a todo el alumnado, puesto que se les ofrece ayuda en diversas áreas, tanto a los que la necesitan ocasionalmente como a los que la precisan de forma constante. Así, los estudiantes con necesidades especiales se benefician por el hecho de no ser obligados a salir del aula para recibir refuerzo educativo, pudiendo permanecer toda la jornada con sus compañeros.

«Educar es ser modelo. No es solo cumplir con lo mínimo, es ser responsable y transmitir esa responsabilidad como compromiso».

-Josefina Mozó-

  • Duran, D. y Miquel, E. (2003). Cooperar para enseñar y aprender. Cuadernos de pedagogía331, 73-76.
  • Huguet, T. (2009). El trabajo colaborativo entre el profesorado como estrategia para la inclusión. En Giné, C. (Ed.). La educación inclusiva. De la exclusión a la plena participación de todo el alumnado, (pp. 81-94). Barcelona: Horsori.
  • Sandoval, M. (2008). La colaboración y la formación del profesorado como factores fundamentales para promover una educación sin exclusiones. Contextos educativos: Revista de educación, (11), 149-160.