¿Sabes a qué edad tu bebé puede viajar en avión y lo que se debe tener en cuenta?

Descubre las mejores recomendaciones para que puedas viajar con tu bebé en avión sin problemas. Y así, disfrutar al máximo de las vacaciones familiares.
¿Sabes a qué edad tu bebé puede viajar en avión y lo que se debe tener en cuenta?

Última actualización: 02 abril, 2022

Si eres una nueva madre y tienes planeado un viaje junto a tu pequeño, te ayudaremos a aclarar todas las dudas que rondan tu mente en este momento. Desde preguntas como a partir de qué edad el bebé puede viajar en avión, hasta cómo puede afectarle el vuelo. ¡No te lo puedes perder!

Bebé y avión son dos términos que pueden llegar a causarle temor a los padres primerizos, más aún cuando nos referimos a los recién nacidos, pues son seres delicados y susceptibles a incomodarse con facilidad. Sin embargo, el hecho de tener un nuevo integrante en la familia no significa que deban posponerse las vacaciones compartidas.

¿A partir de qué edad mi bebé puede viajar en avión?

Viajar acompañada de tus hijos pequeños es una experiencia maravillosa e inolvidable, que seguramente quede grabada en tu memoria. Una de las preguntas más frecuentes de las madres es a qué edad su bebé puede viajar en avión por primera vez. No obstante, no hay una respuesta exacta para evacuar esta duda.

Salvo casos particulares, un bebé puede viajar en avión desde el primer momento e incluso, llegar al mundo en medio de un vuelo. Sin embargo, lo más recomendable es esperar al menos dos semanas para realizar viajes cortos y esperar al menos un mes para embarcarse en un vuelo de más de 12 horas.



Mujer da pecho a su hijo en un avión.
Al momento del despegue y del aterrizaje, prende a tu bebé al pecho. Esto lo ayudará a regular mejor los cambios de presión de la cabina.

¿Le afectará a mi bebé viajar?

Durante un vuelo en avión es normal que todos suframos de molestias en los oídos, pues este fenómeno responde al cambio de presión dentro de la cabina.

Los bebés no son la excepción y, lamentablemente, estas incomodidades se agravan cuando se trata de los recién nacidos. Esto ocurre porque su trompa de Eustaquio es todavía muy estrecha y se obstruye con mayor facilidad.

Una de las soluciones más efectivas es mantener a tu hijo hidratado durante todo el vuelo y prenderlo al pecho o al biberón cuando despega y cuando aterriza el avión. La succión ayuda a regular mejor los cambios de presión y evitar las molestias en los oídos durante todo el viaje.

¿Mi bebé debe pagar el tiquete de avión?

Una de las ventajas de viajar con un bebé pequeño es que requieren de atención todo el tiempo. Por lo tanto, no deben pagar el tiquete de avión hasta los dos años y, por consiguiente, tampoco tienen derecho a un asiento propio. Esto nos obliga a llevarlos sobre el regazo durante todo el viaje y asegurados con un cinturón especial.

Sin embargo, es importante resaltar que aunque no paguen el billete de avión, sí pagan seguros de viaje y deben ingresar con su propia tarjeta de embarque, como todo pasajero. A partir de los 2 años y hasta los 12 años pagan una tarifa diferencial y de ahí en adelante, se les cobra el mismo tiquete que a los adultos.



Recomendaciones para disfrutar del vuelo

Es natural que muchas madres y padres primerizos sientan temor o ansiedad al momento de llevar a su hijo recién nacido en un viaje en avión. Sin embargo, con la información correcta y con los recaudos necesarios no tiene por qué resultar una situación traumática.

Al contrario, la experiencia de viajar en familia solo deja recuerdos mágicos que duran por siempre. Estos son algunos consejos para tener en cuenta:

  • Si deseas que tu pequeño se adapte mejor a las incomodidades del vuelo, procura elegir un horario que propicie el descanso. De esta manera, podrá pasar la mayor parte del viaje dormido en el regazo de mamá o papá.
  • Es recomendable que busques y leas las políticas de transporte de líquidos y de comida de la aerolínea con la que piensas viajar. Ya que a pesar de que tu pequeño aún se alimente de leche materna, puede que quieras llevar un poco en caso para pasar un vuelo muy largo. Asegúrate de extraerla y conservarla bien para que no se estropee.
  • No tengas pena ni vergüenza de darle pecho a tu bebé. Amamantar es un acto natural y quien no lo vea de esa manera debe cambiar de mentalidad. Apenas vayan a despegar o si tu pequeño se encuentra hambriento, siéntete libre de alimentarlo.
  • De ser posible, selecciona asientos cerca del baño para evitar molestias. En caso de no ser una opción, déjate asesorar por el personal del avión, pues ellos te brindarán la mejor alternativa para que el bebé y tú puedan descansar.
  • Intenta relajarte y disfrutar del vuelo. Un viaje con un bebé puede causar temor, pero si sigues todas las recomendaciones no tienes de qué preocuparte. Las vacaciones son para disfrutar y de seguro, tu pequeño se comportará de maravilla.
Los viajes en familia son una experiencia única. Sigue las recomendaciones y de seguro ¡lo pasarán genial!

Cualquier bebé puede viajar en avión si se encuentra saludable

No tienes que posponer las vacaciones que querías realizar con tus seres queridos por tener un nuevo bebé. Solo es cuestión de seguir todas las recomendaciones e intentar hacer el viaje lo más cómodo posible para el niño. Desde el momento en el que el pediatra dé el aval, tu bebé podrá viajar en avión en compañía de sus padres.

Disfruta al máximo de la experiencia de viajar con tus hijos pequeños y prepara la cámara para atesorar todos los momentos inolvidables. ¡Buen viaje!

Te podría interesar...
5 consejos para viajar en avión con un bebé sin dificultad
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 consejos para viajar en avión con un bebé sin dificultad

Antes de viajar en avión con un bebé debes tomar en cuenta ciertos factores para disfrutar el viaje sin inconvenientes. A continuación, toma nota d...