Normativa para los vuelos con niños

Francisco María García · 13 agosto, 2019
Cuando se planifican las vacaciones con los más pequeños de la casa, el vuelo y el avión suelen ser dos cuestiones que generan dudas y preocupación a los padres. ¿Cuál es la normativa para los vuelos con niños?

Las vacaciones con niños pueden generarnos mucho estrés. No es fácil organizar un viaje con los más pequeños, y más aún si tenemos que ir en avión. El aeropuerto, la espera, el equipaje, el vuelo…, pueden ser cuestiones difíciles de manejar. Sin embargo, debemos recordar que viajar con nuestros hijos es uno de los mejores regalos que les podemos dar.

El solo hecho de ir de vacaciones es una forma maravillosa de aprender y de compartir tiempo en familia. Para que la experiencia del vuelo sea agradable y segura para todos, es necesario informarse y seguir algunos consejos. A continuación, veremos algunos elementos para conocer mejor la normativa para los vuelos con niños.

Documentación necesaria para vuelos con niños

Cuando planificamos un viaje en avión con nuestros hijos, una de las primeras cosas que debemos hacer es comprobar todos los requisitos que debemos cumplir en cuanto a la documentación. Esto dependerá, en gran medida, de la edad del niño y del destino. De forma general, todos los pasajeros mayores de 14 años deben llevar su DNI o su pasaporte.

Los menores de 14 años no están obligados a llevar estos documentos en vuelos nacionales. Sin embargo, es recomendable que lo hagan pues, de lo contrario, deberán acreditarse de otra manera. Si viajan con sus padres, podrían tener que presentar el Libro de Familia.Niño mirando por la ventana del aeropuerto los vuelos que llegan.

Cuando los menores de 14 años viajan solos o acompañados por personas que no son sus padres, deben llevar algunos documentos adicionales. En vuelos nacionales, en caso de que el menor no tenga DNI o pasaporte, deberá llevar una acreditación notarial con sus datos personales y su fotografía.

Este documento, el Documento Nacional de Identidad (DNI), deberá incluir también la autorización de la madre, del padre o del tutor legal, para realizar el viaje, nacional o internacional.

Las autoridades también podrán solicitar al menor una autorización formalizada en alguna dependencia policial a través de la cual se encarga su custodia durante el viaje a un adulto que no es su madre, su padre ni su tutor legal. También se requerirá el DNI o pasaporte de este adulto.

Los vuelos internacionales 

En los vuelos internacionales, los niños que viajan solos o con un adulto que no sea su padre, su madre o su tutor legal están obligados a portar su DNI o pasaporte, dependiendo del país de destino.

Los menores deben llevar, además, una autorización de los representantes legales debidamente formalizada en alguna dependencia policial. También es importante verificar los requisitos específicos del país de destino, como podría ser, por ejemplo, un visado.

Vuelos con niños: asientos y tarifas

Aunque la regulación puede variar un poco de una aerolínea a otra, hay ciertos principios que son generales. Los niños que aún no han cumplido los dos años son considerados bebés y no ocupan asiento. Es decir, que viajarán en el regazo de su padre o madre. En ese caso, los menores suelen pagar el 10 % de la tarifa.Mamá con su bebé en brazos en el asiento del avión.

Si los padres quieren un asiento exclusivo para el bebé, deberán pagar la tarifa que corresponde a los niños de entre 2 y 11 años (o 15 años en algunas aerolíneas). Los precios varían mucho según las compañías.

Los niños que tienen entre 2 y 11 años (o 15) viajarán en su propio asiento. Se beneficiarán de un porcentaje de descuento en función de la tarifa y de la aerolínea. Por lo general, las tarifas más económicas, las promociones y las aerolíneas low cost no ofrecen ningún tipo de descuento para ellos.

¿Con cuántos menores puede viajar un adulto?

Con el fin de garantizar la seguridad y la comodidad de los pasajeros que realizan vuelos con niños, la mayoría de aerolíneas establece un número máximo de bebés y de niños que pueden viajar con un adulto. De esta forma, normalmente, un adulto puede viajar con un bebé solo, con un bebé y un niño menor de cinco años o con dos niños menores de cinco años.

Si un adulto necesita, excepcionalmente, viajar con dos bebés menores de dos años, puede hacerlo siempre y cuando lleve consigo un asiento especial para bebés homologado y reserve un asiento extra para colocarlo. El segundo bebé puede viajar en su regazo. En este caso, el bebé que ocupará un asiento pagará la tarifa de un niño de entre 2 y 11 o 15 años.