¿Cómo ayudar a los niños inmigrantes a integrarse en nuevo país?

30 julio, 2018
Los niños inmigrantes suelen tener problemas para su integración en un nuevo entorno social o escolar. Algunos factores como la edad y el país de origen son muy influyentes. En cualquier caso, los adultos tienen una labor muy importante que desarrollar en todos estos casos.

Una de las principales preocupaciones de los padres que emigran de su país, sea cual fuere la razón, es cómo hacer para que sus hijos se integren bien en la nueva cultura. Realmente, la adaptación a un nuevo país es un proceso largo y difícil. Estas son algunas sugerencias para ayudar a los niños inmigrantes a aclimatarse.

En la práctica, las familias que emigran a otro país buscando una mejor vida, más oportunidades de trabajo y mejor educación para sus hijos tienen que enfrentarse a muchos obstáculos.

Estos padres suelen debatirse entre decidir que sus hijos asimilen por completo la nueva cultura, o bien intentar que se integren sin perder su esencia, costumbres y tradiciones. Se trata, sin duda, de una tarea difícil, que requiere compromiso e información, sobre todo si los niños son pequeños.

La preparación del camino

Es aconsejable iniciar la preparación del traslado con anterioridad, siempre que sea posible. Lo recomendado es visitar colegios y establecer relaciones con otras familias inmigrantes; en este sentido, la información que se vaya recabando será de una utilidad fundamental.

La integración del niño en la nueva sociedad pasará por encajar bien en la escuela y adaptarse al nuevo sistema escolar. Además, se puede optar por un colegio en el que se hable el idioma de origen; otra opción, por el contrario, que el niño empiece en un colegio local con un idioma diferente.

Para que el proceso de cambio en el niño sea más sencillo, los padres deben permitirle que se despida de sus amigos. Del mismo modo, también deberá hacerlo de alguna forma de su país y su entorno.

El Bachillerato Bilingüe amplia el conocimiento cultural y la adaptabilidad social.

Integración en la escuela

Los padres emigrantes suelen temer que sus hijos se adapten mal al nuevo sistema escolar, que no hagan amigos o que les sea difícil comunicarse con compañeros y maestros; incluso que sean discriminados por tener un origen muy diferente.

Como hemos visto, los padres y otros adultos que tengan un papel destacado en la vida del niño tienen que buscar consejos y ayuda en otros padres extranjeros. Se trata de compartir experiencias y vivencias; también funciona la ayuda de especialistas, que ayudarán al niño a que se integre bien.

Para una correcta aclimatación del pequeño, hay que tener en cuenta la edad. Los niños pequeños se integran en nuevos ambientes con mayor facilidad; ellos asimilan mejor el nuevo idioma, lo que les ayudará, entre otras cosas, a hacer nuevos amigos.

¿Cuáles son las edades más difíciles para conseguir la integración al nuevo sistema escolar? Normalmente, entre los siete y nueve años es cuando mejor se incorpora el nuevo idioma.

Ya entre los nueve y los 12 años, lo recomendable es que los niños vayan a escuelas mixtas. En las escuelas mixtas se utilizan dos o más idiomas, lo que permite a los grupos de niños conocerse y apoyarse, pues son muchos los que están en la misma situación.

A partir de los 13 años, es necesario buscar ayuda, porque el niño ya está en los difíciles años de la adolescencia. En muchos países receptores hay Programas de Orientación, Ayuda y Protección al Inmigrante. Hay que recordar que el apoyo psicológico, a través de terapia familiar, hará el cambio menos traumático.

Enseñar a los niños a no juzgar los puede ayudar a olvidarse de los prejuicios.

“Los niños pequeños se integran en nuevos ambientes con mayor facilidad; ellos asimilan mejor el nuevo idioma, lo que les ayudará, entre otras cosas, a hacer nuevos amigos”

Consejos para ayudar a los niños inmigrantes

Existen ciertos factores que es importante evaluar a la hora de emprender el acostumbramiento a un nuevo entorno. Algunos de estos son:

  • Idioma: los niños suelen aprender un nuevo idioma más rápido que sus padres, con más facilidad.
  • Empleo: un desafío para los padres es encontrar un trabajo que coincida con sus habilidades; en muchos casos pueden ser subcontratados, por las diferencias del idioma y el reconocimiento de sus credenciales profesionales.
  • Escuela: es importante ir evaluando la adaptación del niño al nuevo país. Una rápida acomodación aportará autoconfianza al pequeño, habilidades sociales y un mejor rendimiento escolar.
  • Normas sociales: para la familia inmigrante es importante conocer y asimilar las normas y los valores culturales del país receptor. Aquí se incluyen cuestiones como el idioma, el estilo de vida, la historia, la religión, las creencias, la ética laboral, etc.
  • Vivienda: en muchos casos sucede que las familias inmigrantes tienen que habitar, a su llegada, viviendas de una baja calidad. Incluso puede que sus hijos estén en vecindarios inseguros.
  • Prejuicios sociales: es algo a lo que los inmigrantes se enfrentan a menudo. La discriminación y el comportamiento racista se dirigen a la falta de conocimiento del idioma local, pero también a características físicas, costumbres, tradiciones, etc.

Para finalizar, el mejor consejo para padres inmigrantes es que enseñen a sus hijos a integrarse con su propio ejemplo. ¿De qué manera? Por ejemplo, mostrándoles que las diferencias no siempre son negativas, y que la interculturalidad puede ser una ventaja.

Te puede gustar