¿Puedo ayunar durante la lactancia materna?

¿Has escuchado hablar del protocolo de ayuno intermitente? De ser así, igual te estás preguntando si se puede poner en práctica durante la lactancia materna.
¿Puedo ayunar durante la lactancia materna?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 02 Junio, 2021.

Última actualización: 02 Junio, 2021

El ayuno intermitente es uno de los protocolos dietéticos de moda. Se han evidenciado ciertos beneficios en lo que a pérdida de peso se refiere. También contribuye a mejorar la salud metabólica, reduciendo el riesgo de desarrollar patologías. Ahora bien, puede no ser recomendable ayunar durante la lactancia materna.

En el posparto muchas mujeres se preocupan por recuperar la figura anterior al embarazo. Por este motivo, buscan protocolos o estrategias dietéticas que les permitan reducir el aporte calórico diario. Sin embargo, esto es un error, como veremos a continuación.

Los beneficios de ayunar

Mujer dando el pecho a su bebé.

Durante los últimos años ha salido a la luz una gran cantidad de artículos científicos que hablan sobre los beneficios del protocolo de ayuno. Este mecanismo consiste en evitar la ingesta de calorías durante al menos 16 horas, lo que repercute positivamente sobre la composición corporal. Así lo afirma una investigación publicada en la revista Canadian Family Physician.

Asimismo, es posible ejercer un control efectivo de las glucemias en situaciones de diabetes por medio del ayuno intermitente. El protocolo consigue mejorar la eficiencia del metabolismo, provocando una mayor capacidad para oxidar grasas y un incremento de la sensibilidad a la insulina.

Sin embargo, no se trata de un mecanismo que se pueda implementar en todo el mundo, aunque en la mayor parte de las situaciones cuenta con muy pocos riesgos asociados. Se discute su implementación en el caso de los adolescentes, durante el embarazo y en la lactancia materna.

El ayuno durante la lactancia materna

Ayunar durante la lactancia materna, como tal, no es negativo. El problema viene dado porque este protocolo de alimentación tiende a generar un déficit energético a lo largo del día. En este momento, los requerimientos calóricos de la madre todavía siguen aumentados, por lo que plantear un desequilibrio a favor del gasto no es lo más acertado.

Lo cierto es que no existen realmente ensayos científicos que investiguen sobre los efectos concretos del ayuno intermitente en el metabolismo de la madre lactante. Es cierto que podría resultar útil para tratar patologías como la diabetes gestacional, pero faltan evidencias al respecto.

Sin embargo, sí que está demostrado que es importante garantizar un cierto superávit calórico en este momento. De hecho, un déficit de nutrientes podría incrementar el riesgo de desarrollar depresión posparto, según un estudio publicado en Maternal and Chil Health Journal.

Mejorar los hábitos es mejor que ayunar durante la lactancia materna

A falta de estudios que comprueben la seguridad de ayunar durante la lactancia materna para la salud de la madre, es mejor optar por otro tipo de estrategias. Es posible conseguir perder peso y mejorar la composición corporal en este periodo sin recurrir a protocolos restrictivos.

Lo mejor es focalizar la atención en la calidad de la dieta, apostando por el consumo de alimentos frescos y reduciendo la ingesta de ultraprocesados industriales. Es importante asegurar la presencia en la alimentación de comestibles con elevada densidad nutricional, para asegurar que la leche materna no es deficitaria en vitaminas.

Acto de la lactancia materna
Mientras sea muy breve, el dolor puede ser normal al inicio y al final de la succión.

Por otra parte, se puede incrementar la carga de trabajo físico por medio del ejercicio, aunque siguiendo el principio de progresión en las cargas. Durante el posparto el cuerpo de la mujer todavía está sensible, por lo que los esfuerzos han de realizarse con cierta mesura. De lo contrario, podrían experimentarse lesiones deportivas.

Existen mejores alternativas que ayunar durante la lactancia materna

No está demostrado que ayunar durante la lactancia materna sea malo. Tampoco que tenga beneficios a nivel de salud. Es probable que si se plantea una dieta variada y con un ligero superávit calórico en el contexto del ayuno intermitente se consigan experimentar cambios positivos en la salud de la madre.

Sin embargo, el hecho de plantear un mecanismo restrictivo conlleva el riesgo de generar una carencia a nivel energético, lo que no sería recomendable en este contexto. Por ello, y a falta de evidencias científicas que demuestren lo contrario, lo mejor es seguir un método dietético más clásico, con 3 o 5 comidas diarias.

De este modo, se asegura el ligero superávit energético necesario para que la leche materna cuente con una elevada densidad nutricional. Así, se satisfacen los requerimientos del bebé y se evita un catabolismo en el organismo de la madre que podría llegar a ser negativo a medio plazo.

Te podría interesar...
Alimentación de la madre durante la lactancia
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Alimentación de la madre durante la lactancia

El estado nutricional de la madre tiene influencia en su salud y en la del bebé. Por eso, hay que cuidar la alimentación de la madre durante la lactancia.



  • Welton S, Minty R, O'Driscoll T, Willms H, Poirier D, Madden S, Kelly L. Intermittent fasting and weight loss: Systematic review. Can Fam Physician. 2020 Feb;66(2):117-125. PMID: 32060194; PMCID: PMC7021351. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32060194/
  • Opie RS, Uldrich AC, Ball K. Maternal Postpartum Diet and Postpartum Depression: A Systematic Review. Matern Child Health J. 2020 Aug;24(8):966-978. doi: 10.1007/s10995-020-02949-9. PMID: 32367245. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32367245/