Poema corto para los niños cuando están muy enfadados

Hoy te presentamos un poema que puedes enseñarle a tu hijo para que aprenda a identificar el enojo y la importancia de controlarlo.
Poema corto para los niños cuando están muy enfadados
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 22 abril, 2022

Aprender a gestionar las emociones es un largo proceso en el que los hijos pequeños trabajan todos los días. Y en ese camino es normal que se presenten situaciones de ira que pueden salirse de control, sobre todo si no les enseñamos a manejarla. Por eso, hoy te presentamos un poema corto para recitarle a tus niños cuando están muy enfadados.

Los ataques de ira o de rabia pueden llegar a ser muy estresantes para la mayoría de los padres. Sin embargo, se trata de una emoción natural que todos los seres humanos experimentamos en algún momento de nuestras vidas. Educar a los niños para que identifiquen lo que sienten y sepan cómo actuar en ese momento es primordial. Así, se convertirán en adultos conscientes del autocontrol.



Cuando estoy muy enfadado: un poema corto para los niños enojados

Estar al lado de los hijos cuando se presentan las rabietas o las situaciones de ira es más importante de lo que pensamos. Este poema corto para los niños enojados es una estrategia perfecta para enseñarles a identificar dicha emoción y afrontarla de una forma más apropiada.

“Algunas veces ocurre,
cuando estoy muy enfadado
mis ojos brillan de rabia,
y los puños tengo apretados.

Doy puñetazos al aire
y corro de lado a lado.
Grito, lloro, pataleo,
cuando estoy muy enfadado.

No quiero ponerme así
porque asusto a los demás
y aprender a controlarme
he prometido a mamá”.

Cómo reforzar este poema corto para los niños enojados

Cuando empleamos la creatividad para inculcar valores y para enseñarles a los pequeños a manejar sus emociones, los resultados a futuro son más fructíferos.

Estas son algunas actividades divertidas con las que puedes reforzar este poema luego de que se presente una rabieta.

Los poemas y cuentas con herramientas literarias perfectas para enseñar valores morales y enseñarles a los hijos la importancia de saber manejar las emociones.

1. Pregúntale lo que comprendió

Luego de que termines de leer el poema, es valioso que le preguntes a tu niño con paciencia qué fue lo que aprendió. También, que refuerces su comprensión lectora y si hay alguna palabra que no entendió, se la expliques con cariño.

Estas son algunas preguntas que puedes hacerle:

  • ¿De qué emoción trata este poema?
  • ¿Cómo sabe el niño que está muy enfadado?
  • ¿Por qué es fundamental no ponernos así?
  • ¿Qué le prometió el niño a su mamá?
  • ¿Cómo te comportas tú cuando estás enojado?

2. Trae a la mesa experiencias pasadas

Las mamás y los papás son los modelos a seguir de sus hijos, los cuales aprenden mediante el ejemplo a gestionar sus emociones.

Hablarles a los niños sobre las situaciones personales vividas o preguntarles por sus experiencias propias es un buen punto para reflexionar acerca de la ira y del manejo adecuado.

Podrías decirle algo similar a estas frases:

  • Voy a contarte la vez que me sentí igual y qué hice para manejar la situación.
  • ¿Qué cosas hacen que te sientas enfadado?
  • ¿Alguna ocasión te has sentido como el niño del poema?
  • ¿Qué empezaste a sentir en tu cuerpo?
  • ¿Y qué hiciste después?

Con frecuencia, la ira en un niño sustituye algún otro sentimiento que el niño no puede identificar. Un niño se enfadará cuando el problema real es más profundo y le causa mayor temor: una sensación de fracaso, baja autoestima, soledad, aburrimiento, miedo, confusión o hasta tristeza.

~ Departamento de Niños y Familia de Wisconsin ~

3. Aprenderse el poema corto para los niños enojados

Este poema es muy fácil de aprenderse, ya que solo consta de tres estrofas. Esto favorece a la concentración y a la memoria de tu pequeño. Así, podrá tenerlo muy presente cuando se sienta de esa manera.

Puedes ponerle un poco de música a cada frase para hacer el momento más divertido y que le resulte fácil aprenderse todo el poema. Luego de memorizado, motívalo a que lo recite frente a sus tíos o abuelos para que empiece a perder el miedo escénico.

4. Dibujar la poesía

El arte es un medio perfecto para canalizar las emociones y los sentimientos luego de un momento de tensión.

Si tu hijo disfruta de dibujar y se suele expresar mediante el papel y los colores, pídele que dibuje la escena de la que habla el poema corto para niños. Este puede ser un buen momento para sentarte a colorear a su lado y pasar tiempo de calidad junto a él.

5. Escriban juntos la poesía de otra emoción

No importa si tu hijo ya sabe escribir o no. Con tu ayuda pueden escribir juntos otro poema corto para niños. Deja que escoja la emoción y den rienda suelta a la creatividad. Este no es solo un ejercicio perfecto para incentivar el vocabulario, sino que también le inculcará la importancia de saber manejar sus emociones de manera inteligente.



Sugerencias para tratar a un niño enfadado

Cuando los niños comienzan a ser más conscientes de sus sentimientos y sus emociones, es muy probable que no sepan cómo manejar todas las sensaciones que experimentan. De ahí la importancia de reconocer el papel de los padres como maestros de vida.

La ira es una emoción natural y no está mal sentirla, pero cuando el enojo se transforma en violencia o agresión, es deber de los padres corregir con amor a sus hijos.

Estas son algunas recomendaciones de profesionales del Departamento de Niños y Familias de Wisconsin que puedes emplear en tu labor de mamá para ayudar a tu hijo a controlar los episodios de enojo:

  • Enséñale a expresar su enojo con palabras.
  • Sé un buen ejemplo y bríndale tiempo de calidad.
  • Usa el castigo con cautela y nada más cuando sea necesario.
  • No le pongas etiquetas negativas, pues pueden llegar a creerlas.
  • Aprende a decir NO y a poner límites saludables explicando la situación.
  • Inculca en tu hogar que la violencia nunca es el camino para nada en la vida.

Por último, recuerda que no está mal sentir ira, todos lo hacemos. Pero cuando la rabia se transforma en agresión, no debe ser permitida en ninguna circunstancia.

Enseñarles a los pequeños a gestionar sus emociones es clave para un futuro sano y este poema corto para niños enojados te será de gran ayuda en el proceso.

Te podría interesar...
Cómo educar a un niño con mal genio
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo educar a un niño con mal genio

¿Quieres saber cómo puedes educar a un niño con mal genio? En este artículo te damos algunos consejos y recomendaciones que pueden serte de utilida...