Piel atópica en el embarazo: claves y cuidados

La piel atópica durante el embarazo genera malestar y puede alterar la calidad de vida de la gestante. A continuación, detallamos algunas claves para evitar que esto pase.
Piel atópica en el embarazo: claves y cuidados
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 07 marzo, 2021.

Última actualización: 07 marzo, 2021

La piel atópica en el embarazo considera el prurito como su síntoma principal, aunque en la mayoría de los casos de picazón se relacionan con la piel seca. La piel atópica suele afectar hasta al 20 % de las embarazadas.

Esta condición de la piel de la persona gestante puede ser grave y llegar a afectar la calidad de vida y su sueño y desencadenar en depresión o incluso empeorarla.

¿Qué es la piel atópica en el embarazo?

También conocida como erupción atópica del embarazo, involucra a mujeres que tienen una piel con tendencia a desarrollar eccemas y que en esta etapa sufren rebrotes de la enfermedad. A su vez, existen antecedentes de piel con sequedad e irritación, denominada diátesis atópica.

La piel atópica en el embarazo se suele presentar durante la primera mitad de la gestación. Incluso, se desencadena por la alteración de la barrera cutánea, que predispone a una piel seca con vulnerabilidad a infecciones.

Las manifestaciones clínicas se presentan como una piel enrojecida y seca, con escamas superficiales. A su vez, estas lesiones se localizan en las regiones de flexión del cuerpo, los senos y el cuello.

Mujer con piel atópica en el embarazo.

El prurito suele ser tan intenso que lleva a la embarazada a rascarse, con la consiguiente respuesta de la piel que tiende a engrosarse, proceso que se llama liquenificación.

Claves y cuidados de la piel atópica en el embarazo

Lo principal ante un cuadro de piel atópica en el embarazo es aliviar el prurito y disminuir la inflamación y el enrojecimiento que padece la piel. Sin embargo, esto se debe llevar a cabo empleando terapéuticas que sean 100 % seguras tanto para el bebé como para la madre.

Si bien las medidas de higiene y cuidado son las primeras que hay que tener en cuenta e implementar, existen diferentes opciones terapéuticas en el caso de que exista un brote agudo o no pueda ser manejado de manera efectiva.

Baños con agua tibia y jabones neutros

No se recomienda realizar varios baños por día o de manera frecuente, debido a que tiende a generar sequedad en la piel. En este sentido, los baños deben ser tibios y con jabones neutros, no alcalinos, que son capaces de desplazar los lípidos cutáneos.

El momento posterior a la ducha es el ideal para la colocación del humectante o aceite que hidrate la piel. A su vez, no se debe realizar fricción sobre la piel con la toalla para secarla, sino tan solo apoyarla o dar leves toquecitos.

La hidratación y la vestimenta

Beber agua durante todo el día es otra de las pautas a seguir para mantener la superficie cutánea en óptimas condiciones. No es solo beneficioso para la piel, sino también para la salud de la embarazada y el bebé.

Asimismo, hay que evitar usar prendas que sean irritantes. Es decir, lo más recomendable es utilizar ropa 100 % de algodón, que no esté hecha con componentes sintéticos ni lanas. Las ropas livianas y no tan abrigadas contribuyen a mantener la barrera cutánea indemne y sana.

Antihistamínicos orales

El síntoma característico de la piel atópica en el embarazo es la picazón, que puede ser tan intensa como para dificultar el sueño. Si esto sucediese, se puede recurrir a los antihistamínicos orales para contribuir a mejorar el prurito.

Los antihistamínicos que son seguros para la utilización durante el embarazo son los no sedantes (loratadina y cetirizina). Se debe evitar la hidroxizina. No obstante, antes de nada hay que consultar siempre con un profesional sanitario para que oriente al respecto.

Uso de cremas emolientes

El uso de manera diaria y constante de productos emolientes contribuye a prevenir la sequedad de la piel. Lo recomendable es la elección de productos que contengan los siguientes componentes:

  • Vitamina A.
  • Vitamina E.
  • Alantoína.
  • Ácido hialurónico.
  • Urea.
    Mujer aplicando crema hidratante en sus piernas.

Es importante que la embarazada encuentre un humectante que se adapte a ella, ya que es parte fundamental del tratamiento y la prevención de los eccemas. El momento más beneficioso para la aplicación es después del baño, cuando la absorción es mucho mayor.

Uso de corticoesterides tópicos

En aquellos casos en los que se debe tratar el eccema, se recurre a los corticoesteroides de baja potencia (hidrocortisona) durante un periodo corto de tiempo. De hecho, los corticoides tópicos se aplican una vez por día y se utilizan de manera conjunta con los humectantes.

La combinación terapéutica de ambos agentes provoca una rápida mejoría de las lesiones y de los síntomas. No obstante, si la erupción no logra ser controlada, se debe acudir a la consulta médica para que el especialista indique medicamentos más potentes, siempre resguardando al bebé.

Piel atópica y embarazo

En definitiva, los eccemas durante el embarazo suelen tener buen pronóstico para la madre y para el bebé. En la mayoría de los casos, las manifestaciones clínicas tienden a resolver de manera espontánea después del parto.

Así pues, la piel atópica durante el embarazo no se encuentra vinculado con ninguna patología o problema de fertilidad y no causa complicaciones a largo plazo para el bebé.

Te podría interesar...
Consejos para cuidar tu piel durante el embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Consejos para cuidar tu piel durante el embarazo


  • Ingber A. Atopic eruption of pregnancy. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2010 Aug;24(8):984; author reply 985. doi: 10.1111/j.1468-3083.2010.03690.x. Epub 2010 Apr 28. PMID: 20456554.
  • Ambros-Rudolph CM. Dermatoses of pregnancy - clues to diagnosis, fetal risk and therapy. Ann Dermatol. 2011 Aug;23(3):265-75. doi: 10.5021/ad.2011.23.3.265. Epub 2011 Aug 6. PMID: 21909194; PMCID: PMC3162253.
  • Elling SV, Powell FC. Physiological changes in the skin during pregnancy. Clin Dermatol. 1997 Jan-Feb;15(1):35-43. doi: 10.1016/s0738-081x(96)00108-3. PMID: 9034654.
  • Janssen NM, Genta MS. The effects of immunosuppressive and anti-inflammatory medications on fertility, pregnancy, and lactation. Arch Intern Med. 2000 Mar 13;160(5):610-9. doi: 10.1001/archinte.160.5.610. PMID: 10724046.