Papá, tú también eres importante

Okairy · 23 junio, 2016

En algunas familias y en culturas alrededor del mundo se tiene la creencia de que mientras papá trabaja la madre debe educar y cuidar a sus hijos. Esto se da porque la mayoría de los padres acostumbran a dejar todo por cuenta de las madres.

Sin embargo, los hijos siempre necesitarán la figura paterna. Piensa que esta les aporta:

  • Sentido de la protección
  • Una imagen masculina que seguir
  • Diversión y juego
  • Emoción por la convivencia con papá
  • La oportunidad de ver a sus padres como una pareja amorosa.

En Eres Mamá te queremos recordar que tú también eres importante en la educación de tus hijos.

Sentido de la protección

sentido de la proteccion

La función masculina no es hacer de madre, sino cuidar y garantizar que a su hijo no le falte nada, material y emocionalmente hablando. Papá, debes convertirte en el compañero de mamá, proporcionar a tu hijo y a tu esposa un entorno seguro, apacible y tranquilo para el perfecto desarrollo de los hijos.

Estudios han demostrado que la presencia del padre es de vital importancia para el desarrollo mental y emocional del niño. Específicamente si es varón, ya que la identidad masculina se configura a través de la relación con otros hombres.

Esto no quiere decir que los niños que crecen sin padre necesariamente se sientan desprotegidos. Eso va a depender del ambiente familiar.

Una imagen masculina a seguir

El padre normalmente es la figura de autoridad. El que guía, da su apellido y un lugar en el mundo. Papá, enseña a tu hijo a pensar, a trabajar, a ganar dinero por medio de tu ejemplo.

Si ellos ven que eres una persona responsable, desde pequeños aprenderán ser responsables y no esquivar sus obligaciones. Sé el líder de tu familia junto a tu pareja, toma un papel activo en todas las decisiones que tengan que ver con sus hijos o con el hogar.

Diversión y juego

Para los padres, el juego les permite conocer mejor a sus pequeños. Si bien es cierto que la mamá puede jugar con los niños, pero hacerlo en familia crea una unión más profunda.

Cuando juegas con tu hijo la interacción se hace de un modo único. Tus hijos potenciarán experiencias como la creatividad, la tranquilidad, la seguridad. Se vuelven menos agresivos y más tolerantes.

No pienses que con que tu pareja juegue con los pequeños basta. La realidad es que si evitas estos momentos te estás perdiendo muchas experiencias invaluables e irrepetibles.

La convivencia con tu hijo

Lo cierto es que la paternidad puede cambiar la imagen que tienes de ti mismo al ayudar a tus hijos a descubrir sus propios valores. Además, tanto tus hijos como tú tendrán una mejor escala de prioridades.

Implica gran inversión de tiempo y de compromiso por parte del hombre y no, no existe un manual que te indique que pasos seguir para hacerle frente al día a día con tu hijo. Cada papá construye la relación con su hijo de la manera que él entiende y puede.

Trata de encontrar siempre la solución a cada problema que se presente y experimenta el privilegio de ser padre, porque tú también eres importante.

Tus hijos necesitan ver a sus padres como una pareja amorosa

La mayoría de los niños pueden afrontar mejor sus emociones cuando sus padres están juntos y se expresan amor cada día. Procura formar una sola voz con tu pareja, evitar lo máximo posible los malentendidos y muestra afecto a tu esposa delante de tus hijos.

Si haces esto, tu hijo se sentirá feliz, va a aprender a compartir, a amar y a llevar una vida hogareña estable.

Papá: juega el rol completo

rol de papa

Papá, tú puedes ser mucho más que el simple proveedor. ¿Quién dijo que un padre no puede desempeñar el papel de una madre? Cualquier padre puede desenvolverse muy bien en el mismo papel que cumplen muchas madres.

Al estar presente mamá, tienes la oportunidad de cumplir otras de las funciones importantes en la crianza de sus hijos No te pierdas la oportunidad de dialogar y crear un nexo fuerte y estable con los peques de la casa. Date tiempo para jugar, convivir, educar y estar presente en la vida de tus hijos.