Niños con cuidados especiales

8 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
Los niños que requieren de cuidados especiales y sus familias tienen que enfrentarse a mayores desafíos que el resto, necesitando de apoyos adicionales.

Aquellos niños que, debido a su situación determinada manifiesten unas necesidades especiales diferentes al resto de niños, deben ser atendidos con una serie de cuidados especiales. Son niños con necesidades especiales de salud, pero también son niños con discapacidad en el aprendizaje que han pasado por traumas, retrasos en el desarrollo, etc.

¿Qué niños requieren cuidados especiales?

Cualquier niño o niña que presente una condición particular tiene derecho a recibir cuidados especiales. Además, la variabilidad de grupos de niños que necesitan cuidados especiales es verdaderamente amplia.

Por ejemplo, hace referencia desde aquellos niños que manifiestan discapacidad en el aprendizaje, necesitando de una atención educativa especial, a aquellos niños con necesidades especiales de salud (NINEAS).

Este último grupo de niños que requieren de estos cuidados especiales son aquellos que nacen con un deterioro cognitivo, un síndrome o una enfermedad crónica o terminal. De acuerdo a Eliane Tatsh, Ivone Evangelista y Andressa da Silveira, estos niños tienen demandas de cuidados continuos de carácter temporal o permanente. Además, dependen de una multiplicidad de servicios sociales y sanitarios especiales.Niño con necesidad de cuidados especiales viendo algo en el ordenador.

Recomendaciones de apoyo para familias

El psicólogo estadounidense Nicholas Martin entrevistó a grupos de apoyo formados por padres de niños con necesidades especiales, y les preguntó sobre qué recursos son los más adecuados, con un costo razonable, para el cuidado de estos niños. Estas fueron sus recomendaciones más destacadas:

  • Cooperativa de padres. Infórmate y busca las asociaciones o redes de apoyo existentes en tu zona para compartir la ayuda.
  • ‘Servicios de respiro’ disponibles. Algunas agencias ofrecen este tipo de servicio para ayudar a las familias que necesiten de un periodo corto de descanso.
  • Guarderías infantiles específicas y cualificadas para niños con necesidades especiales.

Niños con necesidades especiales en las aulas

La primera vez que se definió el concepto ‘alumnos con necesidades educativas especiales’ fue en el Informe Warnock, elaborado por la Comisión de Educación Británica. En este informe se entiende que estos alumnos son aquellos que presentan unas dificultades de aprendizaje que hacen necesario disponer de recursos educativos especiales para atenderlas.

Ahora bien, el concepto alude a ese desempeño distinto que presenta el alumno con N.E.E. (Necesidades Educativas Especiales), que puede ser inferior o superior al de la mayoría del grupo. Sin embargo, tal y como plasman las psicólogas Mónica Montes y María Auxilio Castro, el proceso educativo de estos alumnos se desarrollará a partir de sus capacidades y posibilidades, no de sus limitaciones.

Para ellas, el concepto de alumnos con necesidades educativas especiales contribuye a reconsiderar la educación de los alumnos con dificultades. Por ello, la intervención que se realice con estos alumnos se centrará en sus competencias curriculares, no en sus discapacidades.

«Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es un necio».

-Albert Einstein-

Niño con necesidades especiales sonriendo.Los niños que requieren cuidados especiales sufren más bullying que el resto

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los niños con discapacidad sufren actos de violencia con una frecuencia casi cuatro veces mayor que los que no tienen discapacidad. A día de hoy, es una realidad que los niños con necesidades especiales son uno de los colectivos que más acoso reciben y, de acuerdo a la OMS, estos son los factores de riesgo más comunes:

  • Estigma social.
  • Discriminación.
  • Ignorancia con respecto a la discapacidad.
  • Falta de apoyo para sus cuidadores.

Finalmente, es un hecho que los niños que requieren cuidados especiales deben enfrentarse a grandes retos, al igual que sus familias y cuidadores. Por ello, deben recibir todo el apoyo necesario para ayudarles en su día a día y, así, facilitar el desarrollo de estos niños lo mejor posible para que, en definitiva, logren una vida de calidad.