Eres Mamá
 

Niños con aprendizaje lento

El aprendizaje lento estaría dentro de los problemas generales de aprendizaje. Estos consisten en un enlentecimiento en general, falta de atención, lentitud y desinterés.
Niños con aprendizaje lento
Mara Amor López

Revisado y aprobado por la psicóloga Mara Amor López en 03 Enero, 2021.

Última actualización: 03 Enero, 2021

Como su propio nombre indica, los niños con aprendizaje lento presentan un enlentecimiento a la hora de aprender, si los comparamos con los niños de su edad. Estos pequeños tienen necesidades educativas especiales y debe haber un compromiso por parte de todos los que intervenienen con ellos para mejorar este problema.

Cuando un niño aprende a un ritmo mucho más lento de lo que se espera para su edad y desarrollo, podemos decir que estamos ante un niño con aprendizaje lento. En este sentido, las dificultades de aprendizaje las podemos clasificar como trastornos específicos y problemas generales de aprendizaje.

¿Qué son los problemas generales de aprendizaje?

Los problemas generales de aprendizaje se presentan cuando el proceso de aprendizaje sufre una demora en general y se puede observar deficiencia en la atención y concentración, lentitud, desinterés, etc. En general, se ve afectado el rendimiento integral del pequeño.

Estos rasgos se pueden manifestar en niños que tienen un desarrollo normal, pero presentan cierta inmadurez, tanto en el área verbal como cognitiva, lo que causa un enlentecimiento a la hora de aprender. También puede darse en niños que presenten dificultades auditivas, problemas en la psicomotricidad y déficit cognitivo.

Niña con aprendizaje lento.

¿Cuáles son las características generales de los niños con aprendizaje lento?

Los niños con aprendizaje lento tienen complicaciones para seguir el ritmo normal de aprendizaje, ya que presentan también una menor capacidad de atención para estímulos de expresión y verbales. También pueden presentar dificultades a la hora de recordar y recuperar la información que ya tienen aprendida.

Características de los niños con aprendizaje lento

  • Suelen hacer razonamientos simples; prefieren siempre lo concreto y práctico de las cosas.
  • Necesitan que les repitan muchas veces las mismas cosas para poder retenerlas.
  • Su rendimiento aumenta cuando están ante tareas más cortas y en ejercicios teóricos.
  • Son lentos para procesar la información y seguir el mismo ritmo en el aprendizaje que sus demás compañeros.
  • Tienen una baja motivación para aprender, lo que también afecta a su autoestima.
  • Pueden llegar a repetir curso porque no logran los resultados que esperan.
  • Se empiezan a desvincular de sus iguales y esto afecta a su adaptación social, percepción de su imagen corporal y la convivencia con el resto de personas.
  • Tienen poco desarrollo de sus habilidades sociales, lo que les provoca problemas de comportamiento y adaptación al colegio.
  • Tienen problemas de ansiedad, depresión entre otros.

Son niños que, al no conseguir el éxito en su aprendizaje, se sienten incapaces de aprender, por lo que su autoestima se ve seriamente afectada, por lo que aumenta su frustración y perjudica a su proyecto de vida.

Rasgos principales de los niños con aprendizaje lento en el aula

Estos rasgos pueden presentarse en niños con aprendizaje lento sin necesidad de que presenten una deficiencia cognitiva o problemas en su desarrollo en general. Aquí vamos a ver algunos de estos rasgos que se pueden observar cuando están en clase:

  • Incapacidad para organizarse y estructurar las tareas que les son mandadas.
  • No tienen perseverancia en lo que hacen.
  • Lentitud a la hora del procesamiento de la información.
  • Poca atención.
  • Sus habilidades psicolingüísticas les dificultan entender el lenguaje de su profesor.
  • Inmadurez, tanto en el aspecto verbal como en el cognitivo, lo que les produciría el enlentecimiento en su aprendizaje.

Consejos para aplicar con los niños de aprendizaje lento.

Podemos seguir estos consejos para ayudar a los niños a paliar los efectos de este aprendizaje lento y, así, evitar que se sientan frustrados y su autoestima acabe dañada. Algunas de las cosas que podemos hacer son las siguientes:

Evitar las distracciones

Es importante que cuando nos encontramos con un niño con esta problemática le presentemos los libros y materiales con las menos distracciones posibles. Es recomendable que no lleven muchas imágenes o colores llamativos, porque esto puede distraerlos del fin que pretendemos, que es que retenga la información necesaria para que aprenda.

También es fundamental que el niño haga sus tareas en un lugar con pocos ruidos y evitar objetos que puedan llamar su atención.

Utilizar métodos sencillos

Podemos rescatar métodos de aprendizaje más tradicionales que sean más sencillos. Utilización de tarjetas para repasar contenidos dados para evocarlos mejor. La sencillez con los niños que tienen este problema es un muy buen recurso.

Centrarnos en las destrezas básicas

Lo mejor es centrarnos en los aspectos básicos de las distintas áreas, sobre todo el de la lectura y las matemáticas, ya que estas habilidades van a ser fundamentales para su vida como adulto.

Chico adolescente con problemas de aprendizaje frente al ordenador.

Prestar atención constante

Prestar atención a los niños y estar encima cuando tienen esta problemática se convierte en un aspecto fundamental para que mejoren y se sientan motivados. Cuando no hay nadie con ellos, van a ser incapaces de terminar la tarea, por lo que es importante estar con ellos todo el tiempo, mientras realizan sus quehaceres.

Reforzar de forma positiva todos sus esfuerzos por mostrarse interesado con el colegio

Recuerda que debemos reforzar siempre sus logros y prestar menos atención a los fracasos. Nunca debemos atacar a su persona por cómo haga las cosas. Si un niño se siente presionado y humillado, lo único que conseguiremos es aumentar su frustración y que, en lugar de avanzar en su aprendizaje, retroceda.

Ya has visto que el aprendizaje lento en los niños es un problema general de aprendizaje y hay que trabajarlo tanto en el aula como en casa.

En estas líneas te hemos comentado algunos consejos que puedes aplicar para ayudar a un niño con esta dificultad. Es importante que no juzguemos a estos pequeños, que los respetemos y los entendamos. Si observas que tu hijo muestra signos de baja autoestima, ansiedad o incluso depresión, es necesario que contactes con un profesional para que lo oriente y pueda ayudar a manejar esta situación.

Alumnos con dificultades de aprendizaje

Alumnos con dificultades de aprendizaje

Los alumnos con dificultades de aprendizaje necesitan ayuda familiar y profesional para superar estas complicaciones. Describimos las más frecuentes.



  • Ouriarhni Jalbane, S. Atención a las necesidades de los alumnos con ritmo de aprendizaje lento desde el área de lengua garantizando la.
  • Bravo-Valdivieso, L., Milicic-Müller, N., Cuadro, A., Mejía, L., & Eslava, J. (2009). Trastornos del aprendizaje: Investigaciones Psicológicas y psicopedagógicas en diversos países de Sud América. Ciencias Psicológicas, 3(2), 203-218.
  • Morales Navarro, M. (2003). El cambio cognitivo en el niño de aprendizaje lento. Santiago de Chile: UCSH.

Licenciada en Psicología por la Universidad de Murcia en 2009 (itinerario mixto en psicología clínica y educación). Máster de Práctica Clínica en Salud Mental por la AEPCCC (Asociación Española de Psicología Cognitivo Conductual) en 2010. Acreditada por la European Foundation of Psychology (EFP). Número de colegiado: COP Murcia MU:02396

Curso de Formador de Formadores, Formador Ocupacional, Psicología Infantil, entre otros por la Universidad Antonio de Nebrija. Experiencia como formadora en Escuela de Padres durante 4 años.

Participación en Symposium Internacional sobre Familia y Psicología de la salud, así como, en el estudio para la Identificación de Alumnos con Altas habilidades en Educación Secundaria, organizado por la Universidad de Murcia.

Psicóloga y directora de gabinete de psicología y educación durante 3 años. Redactora para revista online sobre maternidad, educación, bebés, psicología, etc.

Actualmente, trabaja como psicóloga a domicilio, desplazándose a casa del paciente con trastorno mental o emocional, especialmente en problemas educativos y clínicos infanto-juveniles (apoyo y refuerzo a niños con dificultades de aprendizaje, técnicas de estudio y orientación familiar).