¿Sientes miedo de bañar a tu bebé por primera vez? Te enseñamos el paso a paso

Si no sabes cómo bañar bien a tu recién nacido, no te preocupes. Hoy descubrirás cómo hacerlo correctamente y de una manera segura.
¿Sientes miedo de bañar a tu bebé por primera vez? Te enseñamos el paso a paso

Última actualización: 17 junio, 2022

Ser mamá o papá es una experiencia que está llena de aprendizajes diarios, puesto que nunca se termina de educarse para mejorar. Sin embargo, es normal sentir un poco de miedo ante cosas que no se han hecho antes, más aún si se es una madre primeriza. Por eso, hoy te enseñaremos paso a paso cómo debes bañar a tu bebé por primera vez.

Desde qué productos utilizar hasta qué tan regular deben ser los lavados. Alrededor de la higiene de los bebés existen muchos mitos que por falta de información pueden hacerle daño a la piel de los pequeños. Así que presta atención y no dejes que el temor te impida conectar con tus hijos recién nacidos mediante el ritual del baño.



¿Debes bañar a tu bebé por primera vez después del parto?

Por fin ha llegado el momento de tener a tu hijo entre los brazos. De apreciar su delicado cuerpo, oler su aroma único y llenarte de amor maternal o paternal. Por lo que no te apresures en bañarlo profundamente y aprovecha sus primeras horas en el mundo para generar un contacto piel con piel.

Tanto la mamá como su bebé merecen descansar luego del gran trabajo que acaban de atravesar.

Además, los bebés no nacen sucios. Algunos pueden presentar residuos en su piel de una sustancia blancuzca conocida como vérnix caseosa, que se recomienda dejar para que el cuerpo del pequeño la reabsorba por completo. Esta secreción sebácea es normal y por lo general desaparece llegando a la semana 36 de gestación.

La vérnix es una capa que protege la piel del bebé del contacto directo con el líquido amniótico, impidiendo que se irrite o agriete. Además, tiene una función antibacteriana y antifúngica que ayuda a hidratar la piel de los bebés. Así que, si observas residuos de esta sustancia, solo limpia delicadamente los excesos y deja que el cuerpo del bebé la absorba.

¿Cuándo debes bañar a tu bebé por primera vez?

En la mayoría de las ocasiones después del parto, las enfermeras limpian someramente al bebé para entregarlo a los brazos de su madre. No es necesario bañarlo de inmediato, puesto que los recién nacidos no están sucios y exponerlos a un baño de inmersión podría exponerlos a peligros como hipotermia o incluso estrés.

La directriz actual es bañar a los niños durante las primeras 48 o 72 horas desde su nacimiento. Se pueden realizar baños de inmersión, pero siempre teniendo sumo cuidado, procurando que sean cortos y secando muy bien el cordón umbilical.

Otra alternativa para minimizar el riesgo de infecciones mientras se termina de caer el cordón es realizar baños delicados con una esponja húmeda y un jabón neutro. Así se evita sumergir el cuerpo por completo y evitar cualquier contratiempo durante las primeras semanas.



Paso a paso para bañar a tu bebé por primera vez

Existen varias opciones en el mercado para facilitar la tarea de los papás de proceder con los baños regulares de sus bebés. Desde bañeras específicas que serán de gran ayuda durante los siguientes meses, hasta adaptadores de bañeras familiares para asear a los pequeños con facilidad.

Aunque puede parecer atemorizante al principio, bañar a un bebé no debe ser una tarea compleja. Además, es un momento íntimo para seguir conectando con tu hijo.

Este es el paso a paso para bañar a tu bebé por primera vez:

1. Prepara todo con antelación

Esto significa preparar la bañera, sacar el jabón con un pH neutro, alistar la toalla, tener cerca los pañales y la crema y por último escoger la ropa.

2. Verifica la temperatura del agua

Recuerda que los bebés son muy susceptibles al frío. La temperatura ideal oscila entre los 37 °C y los 38 °C. El agua nunca debería estar inferior a 24 °C.

3. Sujeta con firmeza al bebé

Una vez el bebé esté desnudado, puedes pedirle ayuda a tu pareja para que lo sostenga mientras tú lo aseas sin miedo a dejarlo resbalar. La práctica hace al maestro y luego podrás realizar la tarea sin ayuda.

4. Mételo con suavidad al agua

Lo más recomendado es empezar por los pies e ir sumergiendo el cuerpo para que no haya un cambio abrupto. No introduzcas al agua el cuello o la cabeza.

5. Comienza con el lavado

Utiliza productos neutros y dermatológicamente probados para proteger la piel del bebé. Haz una espuma ligera y comienza por el cuerpo. Una vez que hayas finalizado, envuelve al pequeño con la toalla y procede a lavar su cabeza. Ten presente que los bebés pierden mucho calor a través del cuero cabelludo y por este motivo, conviene dejar esta parte para el final.

6. Sé rápida, pero delicada

Recuerda que, si el cordón umbilical aún no se ha terminado de caer, debes procurar hacer baños cortos de no más de 10 minutos y secar muy bien todas las zonas.

7. Seca suavemente

Luego del aseo general, envuelve a tu bebé en una toalla y llévalo a un lugar cálido como la cama para secarlo con delicadeza y amor.

8. Aplica crema protectora

Los bebés no necesitan cremas hidratantes ni menos perfumes durante sus primeras semanas, a menos que tengan erupciones o irritaciones. Así que solo aplica un poco de crema protectora en la zona del pañal y viste a tu hijo cómodamente.

Bañar a tu bebé por primera vez no debe ser complicado

Asear a un bebé no es una tarea compleja, pero puede serlo las primeras veces mientras nos acostumbramos a la rutina. Además, recuerda que no es necesario hacer un baño diariamente, cada día de por medio está más que bien. Al final, lo más importante es mantener la zona del pañal en perfectas condiciones.

Te podría interesar...
Cuidado de la piel de los bebés
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cuidado de la piel de los bebés

El cuidado de la piel de los bebés es de suma importancia, ya que todavía no se encuentra desarrollada en su totalidad. Aprende más aquí.



  • Gözen D, Çaka SY, Beşirik SA, Perk Y. (2019). First bathing time of newborn infants after birth: A comparative analysis. J Spec Pediatr Nurs. 2019 Apr;24(2):e12239. doi: 10.1111/jspn.12239. Epub 2019 Mar 19. PMID: 30887671. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30887671/ 
  • Heinonen I, Laukkanen JA. (2018). Effects of heat and cold on health, with special reference to Finnish sauna bathing. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol. 2018 May 1;314(5):R629-R638. doi: 10.1152/ajpregu.00115.2017. Epub 2017 Dec 20. PMID: 29351426. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29351426/ 
  • Johnson E, Hunt R. (2019). Infant skin care: updates and recommendations. Curr Opin Pediatr. 2019 Aug;31(4):476-481. doi: 10.1097/MOP.0000000000000791. PMID: 31188166. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31188166/
  • Mendes BR, Shimabukuro DM, Uber M, Abagge KT. (2016). Critical assessment of the pH of children's soap. J Pediatr (Rio J). 2016 May-Jun;92(3):290-5. doi: 10.1016/j.jped.2015.08.009. Epub 2016 Feb 1. PMID: 26844391. Disponible en: https://www.jped.com.br/en-critical-assessment-ph-children39s-soap-articulo-S0021755716000115 
  • Nishijima K, Yoneda M, Hirai T, Takakuwa K, Enomoto T. (2019). Biology of the vernix caseosa: A review. J Obstet Gynaecol Res. 2019 Nov;45(11):2145-2149. doi: 10.1111/jog.14103. Epub 2019 Sep 10. PMID: 31507021. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31507021/