5 miedos que enfrentan todas las mamás primerizas al bañar a sus bebés por primera vez

Las madres pueden sentir miedo luego del nacimiento del primer hijo, pues se enfrentan a retos inéditos. Sin embargo, con la práctica surgen mejores sensaciones.
5 miedos que enfrentan todas las mamás primerizas al bañar a sus bebés por primera vez

Escrito por Nicolás Forero, 16 agosto, 2021

Última actualización: 28 agosto, 2021

Ser mamá por primera vez es un momento maravilloso e inolvidable, pues llega la persona que más feliz la hará por el resto de su vida. Sin embargo, también es normal que se sientan algunos miedos, ya que comienzan a enfrentarse una serie de responsabilidades nuevas.

Además, durante esta etapa las madres también pasan por una serie de comportamientos hormonales que pueden elevar sus sentimientos de angustia y estrés. Por lo tanto, es muy común que sientan que el cuidado del bebé se puede salir de control.

La inexperiencia pesa, porque ninguna madre nace con un chip incorporado que le indique cómo hacerlo todo a la perfección. Sin embargo, es cuestión de adaptación y durante el enriquecedor proceso de aprendizaje comienzan a perderse estos temores constantes.

A continuación, detallaremos los miedos más frecuentes que siente una mamá primeriza.

1. Miedos de la mamá ante el primer baño del bebé

Durante esta hermosa experiencia, pueden surgir muchas preguntas tales como ¿qué productos usar? o ¿cómo agarrar al bebé?

Por esa razón, una buena opción es preguntarle al pediatra cuáles son los jabones más recomendados para la piel del pequeño. Además, se le puede pedir una explicación detallada sobre cómo limpiarle el ombligo sin causarle daño.

Adicional a ello, es fundamental revisar que el agua está a una temperatura ideal para no quemar al bebé. Igualmente, el espacio debe permanecer lo más organizado posible para evitar que algún objeto se caiga y le cause miedos a la mamá o al niño.

Otro de los puntos que recomiendan los especialistas es que el baño no exceda los 10 minutos, para prevenir que la piel del bebé se reseque. Asimismo, afirman que durante el primer año de vida es suficiente bañarlos solo 3 veces a la semana, para ir acostumbrándolos a la rutina. 

2. La muerte súbita

Las mamás suelen temer que a sus bebés les pase algo mientras duermen. Por eso, en muchas ocasiones se llenan de intranquilidad y no encuentran la manera de descansar.

No obstante, los médicos manifiestan que esta afección se puede prevenir implementando buenas pautas de sueño seguro. De esa manera, es fundamental acostar al bebé boca arriba y dejar la cuna lo más libre posible, para  que el bebé pueda mantener una respiración fluida.

El ambiente debe estar fresco y no se le debe poner una vestimenta que lo acalore de manera excesiva. Asimismo, lo ideal es que la cuna del bebé se localice cerca de la cama de la madre, para poder vigilarlo en cualquier momento.

Bebé durmiendo

Como última recomendación, los especialistas manifiestan que darle pecho al bebé reduce los riesgos de muerte súbita. Por eso, es importante que la madre incentive esa práctica con constancia.



3. Miedo a que se enferme

Los bebés son más propensos a contraer infecciones virales porque su sistema inmune apenas está empezando a madurar. Sin embargo, la aplicación de las vacunas y los cuidados diarios, son dos excelentes mecanismos que ayudan a mitigar esas afecciones. 

Además, en los momentos en los que aparezcan síntomas dudosos, las madres deben acudir al pediatra para que les indique el mejor tratamiento para esa condición. 

Mamá cuidando a su hijo.

4. Miedo a los accidentes del hogar

Los bebés tienden a ser inquietos durante sus primeros años de vida, pues se encuentran en una etapa de exploración en la que todo les produce curiosidad. A causa de ello, los padres deben acondicionar el lugar para evitar todo tipo de peligros.

En primer lugar, se deben poner protecciones o seguros en las escalares, las alacenas, los enchufes y las puertas. Del mismo modo, es imprescindible no acomodar al bebé arriba de los muebles, para evitar las caídas desde lugares altos.

También, lo que más recomiendan los especialistas es transportar al bebé en una silla estable y cómoda.

5. Miedo al momento de cortarle las uñas

Es muy común que las mamás sientan miedo de hacerle daño al bebé mientras le cortan las uñas. Esto es muy difícil de lograr, ya que los pequeños se la pasan moviéndose constantemente. Pedirle que se quede quieto por algunos minutos es una misión casi imposible.

Así, lo que se aconseja es aprovechar el momento de sueño para cortarles las uñas con toda la paciencia posible. Además, es importante utilizar un cortaúñas de bebés para evitar causar alguna lesión.

Mamá cortándole las uñas al bebé.



¿Cómo puede superar los miedos una mamá primeriza?

El primer paso es que la madre entienda que no está sola y que se puede apoyar en muchas personas para despejar todo tipo de dudas. Es así como los pediatras y las abuelas se convierten en un gran canal de información.

En segunda medida, debe saber que la responsabilidad no recae solamente en ella, porque los padres también están involucrados. De esa manera, pueden darse ánimos el uno al otro y trabajar en equipo para ir mejorando cada vez más. 

Por último, en los momentos de agobio se puede recurrir a una asesoría psicológica. Así, el profesional le brindará unos consejos aliviadores a la madre y la ayudará a controlar las emociones. 

Te podría interesar...
Mi hijo tiene miedo a todo, ¿qué hago?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Mi hijo tiene miedo a todo, ¿qué hago?

¿Tu hijo tiene miedo a todo y no sabes qué hacer? En este artículo te contamos todo lo que tienes que hacer y lo que no cuando esto ocurre.