Tengo miedo de que mi bebé se atragante: ¿qué puedo hacer?

Muchas madres temen que sus hijos se atraganten al comenzar con los alimentos sólidos. Sin embargo, para evitar que ese temor entorpezca el desarrollo del infante, es importante obtener la información adecuada.
Tengo miedo de que mi bebé se atragante: ¿qué puedo hacer?
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 03 Junio, 2021.

Última actualización: 03 Junio, 2021

Convertirse en madre es asistir a la aparición de todo tipo de temores, con mayor o menor fundamento. Esto es algo natural, ya que nada resulta tan prioritario en estos primeros meses de maternidad como velar por la salud y el bienestar del bebé. Así, son muchas las mujeres que afirman tener miedo de que su bebé se atragante y no saber qué hacer. Pues bien, si te encuentras en estas situación, queremos proporcionarte algunas pautas que pueden resultarte de utilidad.

Este temor suele surgir aproximadamente cuando el bebé cumple seis meses. Y es que es en este momento cuando muchos de los infantes logran mantenerse sentados, y comienzan gatear y a explorar su entorno.

Además, esta es la edad recomendada para empezar con la alimentación complementaria. Por ello, los padres pueden sentir miedo a que su bebé se ahogue con algún alimento o pequeño objeto que encuentre por la casa. Entonces, ¿cómo puede gestionarse este temor?

Diferencia entre arcada y ahogamiento si tienes miedo de que tu bebé se atragante

Padre dando de comer a su hijo con alimentación complementaria.

En primer lugar, resulta esencial que conozcas la diferencia entre arcada y ahogamiento. Es probable que si tu bebé ya ha comenzado con la alimentación complementaria lo hayas visto toser e incluso ponerse rojo a causa de algún alimento que no ha logrado tragar.

Pues bien, no has de preocuparte: no se estaba ahogando. Las arcadas son un mecanismo natural que ayuda a los bebés a terminar de deglutir o a expulsar ese pedazo de comida que había quedado “a medio camino”.

Si lo permites, comprobarás cómo el infante por sí mismo logra solucionar la situación y sigue comiendo sin siquiera sentirse asustado. No te asustes tú tampoco; estos acercamientos le ayudan a aprender a relacionarse con los alimentos.

El ahogamiento, por el contrario, sucede cuando la comida obstruye las vías respiratorias e impide el paso del aire. Esta sí es una situación peligrosa y es en este momento cuando has de actuar.

Infórmate

¿Alguna vez has tenido que justificar el miedo de que tu bebé se atragante? Es posible que algunas personas de tu entorno hayan tildado tu miedo de exageración; y, sin embargo, se trata de un temor totalmente racional. No obstante, una buena información puede reducir enormemente el riesgo de que esto suceda.

Tanto si has escogido alimentar a tu bebé con papillas como si has optado por el baby led weaning, es importante que sigas las pautas y recomendaciones profesionales. Por ejemplo, un bebé no debería comenzar a ingerir alimentos sólidos hasta que no cumpla con ciertos requisitos (como lograr mantenerse sentado o haber perdido el reflejo de extrusión).

Además, debes cuidar qué tipo de alimentos le ofreces a tu pequeño. Procura que sean blandos y pastosos, ya que es muy poco probable que llegue a ahogarse con productos de este tipo. Igualmente, evita los trozos demasiado pequeños y los alimentos duros. Tu pediatra puede proporcionarte información detallada para evitar posibles riesgos.

Fórmate

Aunque sigas al pie de la letra las instrucciones marcadas por los profesionales, es posible que aún continúes temiendo que tu bebé se atragante. En estos momentos, algo que puede proporcionarte un plus de seguridad y confianza es aprender acerca de primeros auxilios. Saber que cuentas con una adecuada capacidad de reacción te permitirá afrontar la hora de la comida de tu pequeño de una forma mucho más relajada.

En internet puedes encontrar vídeos que explican cómo actuar en caso de atragantamiento del infante. Además, la Cruz Roja ofrece formaciones tanto online como presenciales para aprender qué procedimientos y técnicas aplicar con bebés en situaciones de emergencia. No dudes en asistir si lo crees conveniente.

Niño comiendo mediante el baby led weaning.

Superar el miedo a que tu bebé se atragante para permitir su desarrollo

Es probable que, a medida que vayas viendo a tu bebé desenvolverse con los alimentos, tu temor se reduzca; aun así, puede permanecer durante un tiempo. No obstante, pese a que no desaparezca, es necesario que aprendas a gestionarlo para no frenar ni limitar el desarrollo de tu pequeño. Sobreprotegerlo y retrasar el momento de introducir los alimentos sólidos puede acarrearle problemas.

Asimismo, su relación con la comida está comenzando a forjarse ya desde estos primeros momentos y percibir tu angustia puede llevarle a asociar el momento de la comida con emociones negativas. Por lo mismo, sigue las precauciones necesarias, supervisa a tu hijo mientras se alimenta, pero trata de que el temor no empañe estos bonitos e importantes momentos de su desarrollo.

Te podría interesar...
¿Qué hacer si el bebé se atraganta comiendo?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Qué hacer si el bebé se atraganta comiendo?

Cuando el bebé comienza su alimentación y aprende a deglutir, se producen situaciones angustiosas. ¿Qué hacer si el bebé se atraganta comiendo?