7 preguntas para el pediatra

No hay duda materna que no valga la pena responder, ya que todas constituyen una oportunidad para ofrecer el mejor cuidado de la salud a los niños.
7 preguntas para el pediatra
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 11 agosto, 2021.

Última actualización: 11 agosto, 2021

La cita médica del bebé nunca alcanza para abarcar todos los temas. Y muchas veces, al volver a casa, nos damos cuenta de que olvidamos hacerle las preguntas importantes al pediatra. ¡Pero tranquilas! Esto nos ocurre a todas las mamás.

Una forma de no pasar por alto lo importante es apuntar todas las dudas que nos surgen en el día a día. De esta manera, evitamos dejarlas inconclusas por el afán de la consulta. Además, facilitamos que el control de salud gire en torno a nuestras preocupaciones genuinas de madres.

A continuación, les acercamos algunas de las dudas más frecuentes que aparecen en las citas del bebé con el pediatra. Seguramente, más de una ya la habrán tenido. ¿Nos acompañan?

1. Doy el pecho, ¿es posible que mi bebé se quede con hambre?

La lactancia materna es una de las estrategias mejor diseñadas de la naturaleza. Lo que la madre produce suele ser la opción más adecuada para su bebé, tanto en cantidad como en calidad.

La leche de madre es un fluido vivo, cuya composición varía según las necesidades del pequeño. Por este motivo, cambia a través del tiempo y también, a lo largo de cada toma.

No es lo mismo alimentar a un recién nacido que a un niño de 1 año, como tampoco es igual la leche de la mañana que la de la noche.

En la mayoría de los casos, la cantidad de leche de madre es adecuada para cubrir las necesidades del bebé. La mejor estrategia para lograrlo es favorecer la lactancia a libre demanda. Es decir, ofrecer el pecho tantas veces como el bebé o su mamá lo determinen.

2. ¿Tengo que colocarle zapatos al bebé?

Hace varias décadas se creía que el calzado de los bebés era algo fundamental para ayudarlos a ganar estabilidad. Hoy se sabe que esto no es así y que además, los pequeños necesitan del contacto directo con el suelo para estimular el desarrollo del pie.

Por este motivo, el uso de calzado en los bebés es un tema estético y de protección ante lesiones externas. Por ejemplo, cuando las superficies sobre las que se desplaza pueden lastimar su pie o hacerlo propenso a algunas infecciones por parásitos.

bebe lactante deambulador deambula camina descalzo pasto aire libre salud desarrollo motor psico sin zapatos

En general, es conveniente que los bebés permanezcan descalzos el mayor tiempo posible. Esto no solo favorece la maduración de los músculos y las estructuras del pie, sino que beneficia al desarrollo psicomotor en general.

3. ¿Hay algún tratamiento para los cólicos del lactante?

Muchos padres confunden los cólicos del lactante con los gases del bebé. Si bien estas condiciones pueden estar relacionadas, no son sinónimos. De hecho, no se conoce con exactitud la causa de los cólicos y se han postulado varias asociaciones posibles.

Para determinar que un bebé sufre de cólicos es necesario que se cumplan algunos criterios. Debido a su frecuencia y a su inocuidad, se cree que podría tratarse de una crisis del desarrollo y no de un síntoma de enfermedad.

Por este motivo, no existen remedios infalibles para resolver los cólicos del lactante. Lo que sí existen son recomendaciones para transitar esta difícil etapa de una forma más amena. Por ejemplo, una buena rutina de masajes.

4. Mi bebé inicia la alimentación complementaria, ¿opto por las papillas o por el BLW?

Esta es una de las preguntas frecuentes que le llegan al pediatra. Y es un tanto difícil de contestar, puesto que no existe una razón científica que sustente la respuesta.

Si bien el método baby led weaning (BLW) o aprender a comer solo (ACS) ha demostrado múltiples beneficios, esto no quiere decir que si se inicia con papillas el niño se perjudique.

La elección del método está relacionada con las elecciones individuales de los padres y con sus modelos de crianza. Es importante que el pediatra brinde el asesoramiento necesario, basándose en las recomendaciones de las sociedades científicas.

5. ¿Cuándo dormirá toda la noche?

El sueño de los bebés es una de las preguntas frecuentes de la cita con el pediatra, desde el nacimiento hasta la adolescencia. Esto sucede porque se trata de un aspecto de la vida que madura conforme el niño crece.

Cualquier padre habrá podido comprobar que los bebés duermen muy diferente a los adultos. La explicación científica es que los recién nacidos nacen con menos fases de sueño que los mayores y demoran varios años en alcanzar su madurez.

La norma es que los niños pequeños se despierten varias veces durante la noche, sin importar dónde duerman, con quién duerman o cómo se alimenten.

Es probable que el descanso nocturno deje de interrumpirse luego del tercer cumpleaños, pero los terrores y las pesadillas no tardarán en llegar.

6. ¿Puedo aplicarle las vacunas si está con mocos?

La vacunación es una estrategia segura y eficaz para evitar enfermedades graves y potencialmente mortales. Por este motivo, debe priorizarse siempre que sea posible.

Existen algunas contraindicaciones temporales para su aplicación, como ciertas enfermedades que coinciden con el momento de vacunarse. Es importante remarcar que esta lista no incluye a los cuadros leves, como un resfriado.

Las contraindicaciones se limitan a enfermedades moderadas o graves, tales como una crisis asmática o una diarrea aguda.

Al tratarse de cuadros de rápida resolución, una vez curado el niño será oportuno aplicar la vacuna pendiente.

7. ¿La salida de los dientes provoca diarrea y fiebre?

El proceso de erupción dentaria suele ser molesto, pero en ningún caso produce enfermedad en los pequeños. Si bien es cierto que la inflamación de las encías provoca enrojecimiento, calor y dolor en la zona, no es causa de fiebre.

Es posible que los niños estén más babosos de lo habitual, ya que por el dolor mantienen su boca abierta gran parte del tiempo. Además, muerden y se estimulan las encías con cualquier objeto que esté a su alcance. Si bien ingieren mucha saliva, este fenómeno no provoca diarrea.

Bebé al que no le ha salido ningún diente con un mordedor.

Acerca de las preguntas para el pediatra

Lactancia, sueño, vacunas, dientes o alimentación complementaria son solo algunos de los cientos de temas que motivan las preguntas al pediatra. Y se trata de cuestiones tan amplias, que difícilmente se resuelvan en una sola consulta.

Es importante llevar anotadas todas las inquietudes y que el pediatra brinde espacio para evacuar las dudas al principio de la cita. De esta manera, es posible construir la consulta en torno a las dificultades que están atravesando el niño y su familia.

Muchas veces no es posible resolver todas estas cuestiones o aparecen nuevas dudas de camino a casa. Para ello, es recomendable pedirle al profesional una vía de contacto o una fuente de información adicional lo suficientemente confiable.

Te podría interesar...
La inapetencia del bebé a partir del año
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
La inapetencia del bebé a partir del año

La inapetencia fisiológica del bebé no implica riesgos para la salud del niño, aunque es un motivo de preocupación frecuente para los padres.