Cómo aliviar el dolor de dientes y encías en el bebé

El dolor de encías en el bebé es un periodo pasajero, pero molesto durante la aparición de las piezas dentarias. Por suerte, existen métodos simples para calmar su malestar.
Cómo aliviar el dolor de dientes y encías en el bebé
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 02 marzo, 2021.

Última actualización: 02 marzo, 2021

Aliviar el dolor de dientes y encías en el bebé es una preocupación común de los padres cuando los primeras piezas dentales comienzan a aparecer. El babeo, las molestias y la irritabilidad del pequeño pueden hacer que la experiencia se torne desagradable.

Por suerte existen algunas prácticas que pueden hacer más llevadero este momento. En las siguientes líneas te contamos cuáles son los síntomas de la aparición de un diente. También qué pueden hacer los padres para calmar el dolor de encías en el bebé y cómo cuidar las nuevas piezas dentarias que van erupcionando.

Síntomas de la erupción dentaria

El momento en que comienzan a aparecer los primeros dientes en los bebés varía de un pequeño a otro. Pero, en general, la dentición comienza alrededor de los 6 meses de edad. Los incisivos inferiores suelen ser los primeros en salir, seguidos por los superiores.

Cuando los dientes están por erupcionar, ejercen presión sobre las encías para adelgazarlas y romperlas. Esto vuelve el tejido gingival más sensible y doloroso. Antes y durante la aparición de las piezas dentarias puede que el niño presente alguno de estos síntomas:

Bebé babeando porque tiene dolor de dientes y encías.
  • Salivación y babeo excesivo.
  • Irritabilidad, llanto y mal humor.
  • Necesidad de morder y masticar objetos. El pequeño se lleva cualquier objeto a la boca.
  • Problemas para conciliar el sueño y dormir tranquilo.
  • Falta de apetito o disgusto a la hora de comer por las molestias en la boca.
  • Ligero aumento de la temperatura corporal, sin llegar a ser fiebre. En caso de que el pequeño tenga fiebre, hay que consultar al médico para buscar la causa, pues la erupción dentaria no provoca temperaturas superiores a 37,5 °C.

Estos síntomas suelen desaparecer cuando el diente aparece en la boca o unos días después.

Consejos para aliviar el dolor de dientes y encías en el bebé

Si el bebé está molesto en el momento de la erupción dentaria, hay algunas prácticas simples que pueden ayudar a calmar el dolor de dientes y encías. A continuación, enumeramos algunos consejos que los padres pueden considerar para aliviar a los pequeños.

Masajear y estimular las encías

Ejercer presión sobre el tejido gingival aplaca el dolor de encías en el bebé. Los padres pueden usar sus dedos y nudillos limpios, una gasa o un cepillo de silicona para frotarlas y masajearlas.

Además, ofrecerles mordedores o juguetes de goma, plástico o silicona diseñados de manera especial para este periodo suelen calmarlos y distraerlos. Si se pone a enfriar en la nevera, aportan más efecto de alivio.

Si el pequeño ya está en la etapa de incorporación de alimentos, ofrecerle algunos sólidos que estimulen el tejido gingival puede aportar una sensación placentera. Tostadas, zanahorias, frutas o pan frío son algunos ejemplos de comidas que el niño puede morder para masajear sus encías. Esto siempre debe hacerse con supervisión para evitar posibles atragantamientos.

Aplicar frío

El frío sobre el tejido gingival ejerce una acción antiinflamatoria y lo adormece, disminuyendo, así, el dolor de dientes y encías en el bebé. Se le pueden ofrecer mordedores enfriados en la nevera, cucharas frías, gasas o toallitas mojadas y enfriadas.

Darles frutas frías a los niños que ya se alimentan es otra opción. La banana fría, por ejemplo, es un refrigerio fresco y saludable.

Los mordedores de malla son una buena alternativa para dar frutas frescas a los pequeños y evitar que se ahoguen. De todos modos, en estos casos siempre es conveniente que un adulto supervise al niño cuando está con alimentos para evitar atragantamientos.

Es importante que todo lo que se les ofrezca se enfríe en el refrigerador y no en el congelador. Las temperaturas extremas pueden quemar y dañar la encía del bebé.

Usar medicamentos

Usar algún antiinflamatorio de venta libre puede calmar el dolor de encías en el bebé. De todos modos, siempre se debe consultar al pediatra o al odontopediatra antes de administrar alguna medicación.

Existen analgésicos de aplicación tópica para colocar sobre el tejido gingival del niño. Tienen un efecto antiinflamatorio y anestésico, pero su uso no es muy recomendable.

Por la gran cantidad de saliva que producen los niños, su permanencia en la boca es mínimo y, por tanto, su efecto es muy corto. Además, al tragar la medicación, esta puede adormecer la parte posterior de la boca interfiriendo con la capacidad de tragar del infante.

Como ya mencionamos, antes de recurrir al uso de cualquier medicación siempre es conveniente realizar una consulta con el pediatra. Se prefiere que la erupción dentaria se vivencie de manera natural, sin el uso de farmacología.

Bebé con un mordedor para los dientes.

Rutinas y momentos amorosos

Sostener las rutinas de descanso y de higiene del bebé es conveniente para dar tranquilidad al pequeño. Hacer cambios por su mal humor puede complicar el retome de las prácticas que ya venían funcionando.

Los brazos y mimos de mamá y papá suelen ser la mejor medicina. Tomarse un tiempo para calmar al pequeño, entretenerlo, mecerlo y relajarlo lo distraerá y lo hará sentir reconfortado y aliviado.

Algunos productos que hay que evitar frente al dolor de encías en el bebé

Hay algunas creencias y productos que a veces se recomiendan para aliviar el dolor de encías en el bebé y que deben tomarse con cautela o evitar. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Medicación: el uso de medicamentos de venta libre, geles de uso tópico o pastillas homeopáticas que se recomiendan para aliviar a los pequeños solo deben emplearse si un profesional de la salud las indica.
  • Remedios caseros: el uso de ciertas hierbas para el alivio del dolor de encías en el bebé, como manzanilla o jengibre, no son recomendables.
  • Collares, pulseras o tobilleras para la dentición: estos productos confeccionados de ámbar, mármol, madera o silicona han ganado popularidad en el último tiempo. Su efectividad no está comprobada y suponen un riesgo de atragantamiento, estrangulación y asfixia. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) desaconseja su uso.

¿Cómo cuidar los nuevos dientes del bebé?

Hacerse cargo de la higiene de la boca de los niños de manera temprana evita problemas en el futuro. Comenzar la limpieza de las encías desde que son bebés es lo ideal. Se debe realizar con un paño o gasa limpia y suave dos veces al día para eliminar restos de comida y bacterias.

Niña con un mordedor en la boca.

Cuando aparecen las primeras piezas dentarias es momento de empezar a usar un cepillo de dientes pequeño y de cerdas suaves. El empleo de pasta dental con flúor se puede comenzar en este momento en muy pequeñas cantidades o bien esperar a que aprenda a escupir, lo que sucede alrededor de los 3 años. Un odontólogo aconsejará su uso según cada caso clínico y el riesgo de caries.

Consultar al dentista infantil antes del primer cumpleaños es lo más recomendable. El profesional asesorará a los padres sobre los cuidados más oportunos para la boca de su hijo.

En casa se puede aliviar el dolor de encías en el bebé

La erupción de las piezas dentarias puede ser una experiencia difícil para los pequeños y para sus padres. Además, supone un momento de exploración y nuevas experiencias para el niño.

Poder acompañar a los más pequeños en este proceso, vivenciándolo de manera natural y amorosa, es lo más aconsejable. Poner en práctica alguna de las recomendaciones que aquí mencionamos es de gran ayuda. Son métodos simples y prácticos que pueden hacer sentir mejor a los bebés en el ámbito del hogar.

Te podría interesar...
¿Cuándo debe empezar a lavarse los dientes un niño?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cuándo debe empezar a lavarse los dientes un niño?

La higiene y la salud bucal de tu hijo dependen de ti. Recuerda que un niño debe empezar a lavarse los dientes desde los 6 meses y con un cepillo e...



  • de la Teja Ángeles, Eduardo. "Erupción dentaria." (2019).
  • Carreño, Brenda, et al. "Cronología de la erupción dentaria en un grupo de mestizos caucasoides de Cali (Colombia)." Revista Estomatología 25.1 (2017): 16-22.
  • de Holanda Teixeira, Rangel Bastos, Dayse Andrade Romão, and Mariana Alencar Nemezio. "Evaluación de la relación de los signos y síntomas durante el período de erupción de los dientes primarios." Revista de Odontopediatría Latinoamericana 9.2 (2019): 9-9.
  • Ayala Pérez, Yolanda, Leyanis de la Caridad Carralero Zaldívar, and Beatriz del Rosario Leyva Ayala. "La erupción dentaria y sus factores influyentes." Correo Científico Médico 22.4 (2018): 681-694.
  • Azcona, María Susana. "SALUD BUCAL Y COMUNIDADES MAPUCHES: UN ANÁLISIS ETNO-EPIDEMIOLÓGICO." Cuadernos de Antropología 20: 25-31.
  • Cox, Catherine, Neil Petrie, and Katrina F. Hurley. "Infant strangulation from an amber teething necklace." Canadian journal of emergency medicine 19.5 (2017): 400-403.
  • Nissen, Michael D., et al. "Baltic amber teething necklaces: could succinic acid leaching from beads provide anti-inflammatory effects?." BMC complementary and alternative medicine 19.1 (2019): 1-9.