Cómo son las primeras vacunas del bebé

Pedro · 27 marzo, 2017

Con la llegada de un bebé al mundo, llegan también los controles pediátricos para conocer su estado de salud desde los primeros 15 días. Pero no es hasta la revisión de los 2 meses cuando se ponen las primeras vacunas del bebé.

Es normal que cuando empiezan las vacunas nos sintamos intranquilas; sabemos que le van a pinchar, le harán daño y para nadie es plato de buen gusto ver a su pequeño llorando. Pero las vacunas del bebé son muy necesarias para su salud y es muy importante que no te pongas nerviosa y facilites el proceso al enfermero encargado de la vacunación de tu niño.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas son las bacterias y virus que producen una enfermedad debilitadas o “muertas”. Cuando estas son inyectadas en el cuerpo o tomadas por vía oral, el sistema inmunológico se prepara para la elaboración de anticuerpos que combatan la enfermedad de la que se ha vacunado.

Cuando los anticuerpos son producidos, estos están activos en el cuerpo. Si en alguna ocasión el niño está expuesto a la enfermedad real de la que se le ha vacunado, los anticuerpos estarían listos para hacerle frente.

Si un niño vacunado contrae la enfermedad, los síntomas son mucho más leves y las posibles complicaciones son mucho menores.

¿Cuáles son las vacunas que hay que poner al bebé?

A los 2 meses

  • HB (hepatitis B)
  • DTPa (Difteria, tétanos y tos ferina)
  • VPI (Poliomielitis)
  • VNC (Neumococo, neumonía)
  • Hib (Influenzae B, gripe)
  • Men B (Meningococo B, vacuna opcional, no entra dentro del calendario que cubre el Estado)
  • RV (Rotavirus que produce gastroenteritis, vacuna opcional, no la cubre el Estado)

A los 4 meses

Todas las anteriores más la Men C (Meningococo C, meningitis)

A los 6 meses

  • Men B (Meningococo B, vacuna opcional, no entra dentro del calendario que cubre el Estado)
  • RV (Rotavirus que produce gastroenteritis, vacuna opcional, no la cubre el Estado)

A los 11 – 12 meses

  • HB (hepatitis B)
  • DTPa (Difteria, tétanos y tos ferina)
  • VPI (Poliomielitis)
  • VNC (Neumococo)
  • Hib (Influenzae B, gripe)

A los 12 – 15 meses

  • VNC (Neumococo)
  • Men C (Meningococo C)
  • SRP (Sarampión, Rubeola y parotiditis)
  • Var (Varicela, no la cubre el estado, la pagan los padres)
  • Men B ( Meningococo B, la pagan los padres)

Con tanta vacuna, ¿hay que pincharle muchas veces?

En la mayoría de las comunidades autónomas se intenta reducir el número de pinchazos incluyendo en uno solo varias vacunas. La vacuna hexavalente incluye ( HB, DTPa, VPI y la Hib).

Si hay que ponerle varios pinchazos te citarán otro día para no pincharle muchas veces.

¿Qué tengo que hacer tras el pinchazo?

Debes esperar al menos 20 minutos cerca del centro de salud, por si tu hijo sufriera una reacción alérgica. Coge a tu niño y muéstrale tu amor y cariño.

Si le das la vacuna del rotavirus, que es oral, hay que esperar 15 o 20 minutos antes de darle de comer.

¿Qué efectos secundarios pueden provocar las vacunas?

Entre el 15 y el 20 % de los niños que se vacunan pueden sufrir una subida de la temperatura y quedarse en febrícula. El 2% de los vacunados puede llegar a pasar los 39ºC. Se recomienda darle al niño algún antipirético, paracetamol.

Hay pediatras que lo recomiendan como preventivo tras la vacunación, pero se ha visto que no es una medida recomendada ya que podría disminuir la respuesta inmunológica a la vacuna. Por esta razón es mejor darlo si ya hay fiebre.

También es habitual la irritabilidad y dolor localizado e hinchazón en la zona donde se ha puesto el pinchazo. Se le puede aplicar frío en esa zona y sobre todo atender y dar mucho cariño cuando el bebé llora.

¿Las vacunas del bebé lo protegen de esas enfermedades?

La respuesta a esta pregunta es un “depende”. Las vacunas del bebé no son infalibles y puede ser que el niño pueda coger esa enfermedad a pesar de estar vacunado. Dependerá de su sistema inmune, de la cantidad de dosis, etc. A pesar de eso, si llegaran a coger la enfermedad, esta sería menos grave. Los niños que tienen más riesgo de poder contagiarse son aquellos que llevan menos dosis de la misma vacuna.

Para esto también hay que tener en cuenta la cobertura vacunal, que es el porcentaje de niños que hay vacunados de esa misma enfermedad. Cuantos más pequeños vacunados haya, el riesgo de contraer la enfermedad es mucho menor que si el porcentaje de chicos vacunados es bajo.

Ya tenéis información acerca de cómo son las primeras vacunas del bebé. Es importante que vacunéis a vuestros niños, es su salud lo que está en juego. Aunque se pase un mal rato, ellos estarán más protegidos.