El método de las abuelas para conocer el sexo del bebé

Amanda · 22 abril, 2016
Descubre todo lo que necesitas saber acerca del método de las abuelas para conocer el sexo del bebé y por qué muchos continúan vigentes.

El método de las abuelas para predecir el sexo del bebé es más bien mitológico, por lo general se trata de creencias que carecen de comprobación científica.

Sin embargo, han pasado de generación en generación con mucha solidez. Por otro lado, decir que no te interesa conocer el sexo de tu bebé por esta vía, quizá no sea del todo cierto.

Tratándose de la sabiduría popular suele ser inocua. Por eso muchas futuras madres se animan a poner a prueba el método de las abuelas para acercarse a la tradición.

Se trata de creencias que no están comprobadas científicamente. Causan asombro e intriga pero no atentan contra la salud ni de la madre ni del bebé.

El método de las abuelas para conocer el sexo del bebé.

Abuelas de otra época y otras más recientes han afirmado poder predecir cuál será el sexo del bebé tan solo con dar un simple vistazo a la madre.

Tanto el tamaño, como la forma del vientre, así como el caminar o algunas variaciones de la apariencia de la gestante, son rasgos que les permitirían identificar si se trata de un niño o una niña lo que está por venir.

Una creencia muy popular

Pese a las cualidades mitológicas de estos métodos, muchas personas en la actualidad aseguran que es posible conocer el sexo del bebé sin acudir a la ecografía.

Esto se debe a una apreciable cantidad de aciertos en todos los tiempos, cuya certeza podría depender de circunstancias de la casualidad o de sabiduría, y desde luego, a criterio de cada quien.

Entre los métodos más populares también se encuentran algunos sumamente inverosímiles, mientras que otros tienen cierto nivel de probabilidad científica.

Sin embargo, no es el grado de ficción lo que lo hace más popular, sino el nivel de confiabilidad que los usuarios le atribuyen.

Dicho en otras palabras, el método de las abuelas se ha vuelto popular en tanto puede ser avalado por más personas a través del tiempo.

Por alguna razón las personas se han hecho eco de estas creencias y las han popularizado al punto de que se mantengan vigentes hoy en día.

El método de las abuelas para conocer el sexo del bebé

Como es sabido, los métodos de las abuelas para conocer el sexo del bebé había que esperar hasta que este naciera. Sin importar lo descabellados que fueran, gozaban de popularidad porque sin dudas acertaban.

No obstante, hasta ahora carecen de certificación médica alguna. Entre los métodos más populares tenemos:

  • La posición de la barriga indica que: si está en punta hacia arriba es niña y hacia abajo es niño.
  • También la forma de la panza puede variar de niño a niña, siendo puntiaguda para el primer caso y redondeada para el segundo.
  • El sabor salado de los antojos anticipan que es un niño el que viene en camino, en cambio si es dulce se trata de una niña
  • Una mujer se pone más guapa cuando va a tener una mujer, su rostro luce más radiante y rellenito; pero le aparecen manchas, acné y resequedad en la piel cuando se anticipa un niño.
    El método de las abuelas para conocer el sexo del bebé.
  • Las abuelas aseguran que será un niño en caso de que el peso ganado por la madre se concentre en los glúteos en lugar de la cintura.
  • Soñar con que es un niño indica que sería una niña y viceversa; esto aplica a cualquier familiar cercano que también tenga estos sueños.
  • Sujetar un anillo y una cadena de oro sobre la palma de la mano o sobre el vientre de la futura madre, pude indicar según su manera de moverse cuál será el sexo del bebé. Si la cadena y el anillo comienzan a moverse en círculos sería una mujer, pero podría ser niño si se mueve en forma de péndulo.
  • Según el método de predicción de las abuelas, serían las niñas las que provocan síntomas más acentuados durante el embarazo.
  • Unas gotas de aceite sobre el vientre de la gestante podría ser el método para determinar el sexo de tu bebé. Por ejemplo, si las gotas descienden muy rápido se trata de un niño.
  • El ritmo cardiaco también es utilizado como método de predicción. En tal caso, pulsaciones superiores a los 140 latidos por minuto podrían indicarte que estás por recibir a una niña.