5 manualidades con efectos visuales

¿Quieres aprender a fabricar una peonza, una rueda de color, un taumatropo o un increíble disco de Newton? Te enseñamos cómo en el siguiente artículo.
5 manualidades con efectos visuales
Elena Sanz Martín

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín.

Última actualización: 25 diciembre, 2021

Te presentamos estas manualidades con efectos visuales, perfectas para descubrir y potenciar los sentidos. Con estos juguetes ópticos, los pequeños y los mayores descubrirán las sorprendentes impresiones que resultan del movimiento. 

En este sentido, no cabe duda de que potenciar la percepción visual en la infancia ayuda al desarrollo de la psicomotricidad y de la imaginación.

Según del Carmen Papoli, en Didáctica de las artes plásticas y visuales:

“La relación con lo visual no supone una experiencia exclusivamente bidimensional, sino que la percepción visual también implica objetos tridimensionales. Antes de cumplir dos años, de un palo el niño hace un caballo con su imaginación; o es capaz de identificar en una hoja de un árbol, un barco; o ver en una piedra la imagen de una tortuga”.

Por todo esto, te invitamos a jugar. Manos a la obra y ¡a disfrutar de este fin de semana de fiestas!

1. Taumátropo

Se llama taumátropo o “maravilla giratoria” al disco de papel con cordones a los extremos, que tiene dos imágenes diferentes en ambas caras. Pues cuando lo haces girar rápidamente, estas imágenes parecen unirse en una sola. ¡Y a los niños les encanta!

Materiales

  • Compás.
  • 2 platos de cartón.
  • Tijeras.
  • Lápices de colores.
  • Rotulador negro.
  • Cola blanca.
  • Pincel grande.
  • Cúter.
  • Hilo.

Paso a paso

  1. Con un compás haz una circunferencia en el centro de dos platos de cartón y corta con unas tijeras ambas figuras. Te han de quedar dos círculos de cartón iguales de 13 cm de ancho.
  2. En uno de ellos, dibuja con los lápices una pecera vacía en el centro. Y en el otro, haz un pequeño pececito.
  3. Repasa los dibujos con el rotulador negro. Después, con la cola blanca y un pincel de gran tamaño, pega un cartón con el otro, para que queden los dibujos en las caras exteriores.
  4. Para finalizar, haz un pequeño agujero a cada lado, en los laterales. Pasa un hilo por cada uno de ellos y anuda.

2. Peonza de color, una de las manualidades con efectos visuales más tradicionales

Quizá los más mayores recuerden con ternura aquellos tiempos en el parque, cuando jugaban con los amigos a la peonza. Pues bien, no hay nada mejor que hacer uno mismo una versión casera para revivir esos hermosos momentos de infancia.

Materiales

  • Compás.
  • 2 platos de cartón.
  • Lápiz.
  • Regla.
  • Rotuladores de colores.
  • Cola blanca.
  • Pasta para modelar.
  • Palo de brocheta.

Paso a paso

  1. Marca con el compás dos circunferencias y corta la parte central de dos platos de cartón para obtener dos círculos iguales. Con el lápiz, hazle marcas en uno de ellos para dividirlo en 8 partes iguales.
  2. Une las marcas con la regla, pasando por el punto central, y pinta con los rotuladores de colores cada una de las 8 partes (como si fuera de un arcoíris).
  3. Con la cola blanca, pega la segunda circunferencia para obtener una mayor consistencia.
  4. Luego, coge una pequeña porción de pasta para modelar y prepara una bola de unos 2 cm. Seguidamente, haz un agujero en medio con el palo de brocheta y deja secar.
  5. En el centro de la circunferencia de cartón, haz un agujero y pasa el palo de brocheta dejando unos 5 cm por debajo del disco. Moja la punta del palo de brocheta con cola blanca y coloca la bola de pasta.

Una vez que se seque, ya estará listo para darle vueltas y ver cómo los colores se funden entre sí. 

3. Rueda de color

No os podéis perder esta rueda de color. En especial, os sorprenderá cuando cojáis el final del cordel en cada mano y le deis vueltas para ver el efecto óptico tan maravilloso que hace.

Materiales

  • 2 platos de cartón.
  • Cordel.
  • Bandas de algodón impregnadas de yeso.

Paso a paso

  1. Para empezar, haz un pequeño agujero en el centro de los dos platos y anuda un cordel de unos 2 m.
  2. Corta tiras de 4 cm de ancho de bandas de yeso para unir los dos platos. Eso sí, procura mojarlas una a una en agua y retira el exceso de líquido con cuidado.
  3. Hecho esto, coloca las banda en el borde alrededor de los platos, de tal manera que te queden unidos por todo el contorno.
  4. Una vez haya secado, deja volar tu imaginación para crear con los rotuladores aquello que quieras visionar.

4. Rueda de color con formas

Con los mismos materiales de la manualidad anterior, también te proponemos hacer una versión de esta rueda con formas. Fascinará a todos cuando veáis las imágenes pasar, como si se tratara de una cinta tradicional para reproducir las películas.

Para ello, solo tendrás que inventarte o plasmar la historia que más te gusta y dibujarla en las caras del plato como si fueran las viñetas de un cómic. Al ponerse en movimiento, verás cómo se desarrollará la trama a la velocidad que elijas.

5. Disco de Newton, una de las mejores manualidades con efectos visuales

Este disco es un dispositivo inventado por el científico Isaac Newton: un círculo con sectores pintados de varios colores (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta) que, al girar rápidamente, hace que los colores se combinen y formen el blanco.
Con este aparato se puede enseñar a los más pequeños que el blanco se compone de 7 colores y que el negro es la ausencia de todos ellos. ¿Os animáis?

Materiales

  • CD viejo.
  • Moneda.
  • Cúter.
  • Pegamento.
  • Papel.
  • Rotuladores.

Paso a paso

  1. Dibuja un círculo dividido en siete sectores sobre el papel, coloréalos y pégalo sobre el CD.
  2. También puedes hacer otras variaciones con colores y formas para ver los efectos del movimiento.

Potencia los sentidos con estas manualidades con efectos visuales

Esperamos que os hayan maravillado estas manualidades y que os pongáis manos a la obra para realizarlas. Sin duda, son una opción creativa perfecta para descubrir el mundo, investigar y potenciar la imaginación y la curiosidad tanto en niños como en adultos.
¿Y vosotros? ¿Por cuál de ellas os atrevéis a comenzar?