Los postres arcoíris: todo un fenómeno

Los postres decorados con múltiples colores, mejor conocidos como ”postres arcoíris” (rainbow, en inglés) son la sensación actual en las fiestas de cumpleaños y otras celebraciones. Se pueden hacer de distintos tipos: galletas, gelatinas y tartas. También hay quien se atreve a hacer sus pancakes de colores para alegrar sus desayunos.

El toque de los postres arcoíris

La idea es que los postres sean tanto visualmente atractivos como deliciosos. Para muchos, se trata simplemente de dar rienda suelta a la creatividad y atreverse a disfrutar, tanto o más, que en nuestra infancia.

Después de todo, es muy importante conservar la jovialidad y la alegría, ya que esto suele influir positivamente en la preparación de la comida. Descubre a continuación algunas recetas fáciles y deliciosas.

Tarta arcoíris (rainbow cake)

Este es uno de los postres arcoíris más compartido en las redes sociales debido a su atractiva apariencia cuando se corta un trozo y se pone en un plato. La diversidad de fotografías que muestran las mil y un alternativas que tiene a la hora de realizar la presentación ha causado una verdadera sensación en todos.

Aunque este es un postre que requiere mayor elaboración y más tiempo para obtener el resultado que se desea, el resultado vale la pena. ¡De fotografía!

Ingredientes para la tarta

  • 270 g. de harina de trigo
  • 30 g. de harina de maíz (Maicena)
  • 1 cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de sal
  • 300 ml. de Buttermilk (En caso de no conseguirla, se hace mezclando leche con zumo de limón)
  • 4 unidades de claras de huevo
  • 125 g. de mantequilla
  • 225 g. de azúcar
  • 1 cucharada de vainilla
  • Colorante vegetal de diferentes colores
    • Rojo
    • Amarillo
    • Naranja
    • Verde
    • Azul
    • Violeta

Mezcla homogénea de crema de leche para la tarta.

Ingredientes para la crema

Para la crema necesitarás: 400 g. de nata, 500 g. de queso crema y 200 gr. de azúcar glass o azúcar pulverizada.

Preparación de la tarta:

  1. Encender el horno a 170° antes de empezar y precalentar.
  2. Pasar por un colador fino o tamiz las harinas, la levadura y la sal. Reservar en un recipiente.
  3. Comenzar a batir el Buttermilk, luego añadir las claras y el extracto de vainilla. Continuar batiendo. Reservar en un recipiente.
  4. Batir la mantequilla, ir incorporando el azúcar y seguir batiendo a velocidad media durante aproximadamente 3 minutos hasta que se termine el azúcar. Continuar hasta que esta mezcla se blanquee. Cuando el azúcar se haya disuelto por completo el resultado será una mezcla suave, sin grumos.
  5. Mezclar todos los ingredientes, alternando las harinas con la mezcla de mantequilla, luego otra porción de harinas, luego Buttermilk y continuar alternando de esta manera hasta que se terminen los ingredientes.
  6. Dividir la masa en 6 partes iguales.
  7. Colocar 2 o 3 gotas de colorante a cada porción.
  8. Hornear bizcochos por separado, cada uno durante 10 o 15 minutos en moldes del mismo tamaño. Dejar enfriar.

Preparación de la crema en 2 pasos

El primer paso para preparar la crema es batir la nata con el azúcar, luego, se añade el queso crema y se mezcla todo hasta que quede homogeneizado.

Para armar la tarta

Se deben alternar las capas (de diferentes colores) de bizcocho con capas de crema al gusto. Luego, se recomienda cubrir toda la tarta con la crema hasta que quede uniforme. De esta forma, los colores quedarán cubiertos y al picarse un trozo, es cuando se apreciará en el corte, las distintas capas de colores.

Cabe destacar que se pueden añadir chispas de colores, figuras llamativas o simplemente estrellas doradas (por citar algunos ejemplos) a la cubierta blanca de la tarta, para lograr un resultado más atractivo.

Galletas arcoíris (rainbow cookies)

Las galletas de múltiples colores son postres arcoíris prácticos y deliciosos para fiestas de niños. Además, son muy fáciles de preparar.

Ingredientes

  • 1 sobre/paquete de preparado para magdalenas o levadura.
  • ¼ de taza de mantequilla.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 1 huevo.
  • ½ taza de chispas de chocolate.
  • Colorante vegetal de los colores que desees: rojo, amarillo, naranja, verde y azul.

Un modelo de galletas arcoíris.

Preparación

  1. Encender el horno a 170° antes de empezar y precalentar.
  2. Mezclar todos los ingredientes con una batidora para repostería.
  3. Añadir las chispas de chocolate con delicadeza para que no se desintegren.
  4. Separar la mezcla en 5 partes iguales.
  5. Añadir dos gotas de colorante a cada parte.
  6. Hacer pequeñas bolas con la masa y aplastar luego hasta hacer una circunferencia (galleta).
  7. Hornear entre 7 y 9 minutos.
  8. Esperar 2 minutos antes de retirar de la bandeja.

Gelatina de colores (rainbow jelly)

La gelatina es uno de los postres arcoíris que más gusta a personas de todas las edades. Es llamativo y ayuda a decorar mesas de todo tipo de fiesta.

Ingredientes

  • 1 caja de 85 g. de gelatina de fresa o cereza.
  • 1 caja de 85 g. de gelatina de limón.
  • 2 sobres de gelatina sin sabor.
  • 1 lata de 387 g. de leche condensada.
  • ¼ cucharadita de vainilla.
  • 1 taza de agua.

La gelatina de colores es una de las opciones más sencillas y llamativas.

Preparación

  1. Hervir agua. Medir ¾ de taza de agua. Disolver la gelatina de cereza en 1 taza de agua fría. Agregar el agua caliente. Refrigerar en un molde durante 40 minutos.
  2. Hervir agua nuevamente. Medir ¼ de taza de agua. Disolver la gelatina sin sabor en 1/4 de taza de agua fría, agregar el agua hirviendo y disolver.
  3. Añadir unas gotas de vainilla a ½ taza de leche condensada. Mezclar y agregar a la gelatina sin sabor del paso anterior.
  4. Dejar enfriar un poco.
  5. Verter sobre la gelatina de cereza que ya estaba solidificada.
  6. Refrigerar 15 minutos.
  7. Hervir agua. Medir ¾ de taza de agua. Disolver la gelatina de limón en 1 taza de agua fría. Agregar el agua caliente. Dejar enfriar sin que se solidifique.
  8. Añadir sobre la gelatina blanca ya solidificada.
  9. Dejar enfriar en el refrigerador durante 20 minutos.
  10. Preparar nuevamente gelatina sin sabor como en los pasos 2 y 3. Dejar enfriar.
  11. Verter sobre la gelatina de limón.

Este procedimiento se puede repetir con tantas gelatinas de colores como se tenga. Se trata de un postre muy divertido de hacer y visualmente muy atractivo. Ideal para meriendas infantiles.

Vale la pena probar con alguno de los postres arcoíris. De seguro nos alegrarán alguna ocasión especial, o ¿por qué no? incluso un cualquier día normal en el que decidamos simplemente regalarnos un toque de color.

Categories: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar