La mejor sesión fotográfica de tu embarazo

Adrianazul · 24 agosto, 2017

Para lograr la mejor sesión fotográfica de tu embarazo te aconsejamos unas cuentas cositas el día de hoy. Comprobarás que con estos tips tus fotos no resultarán cualquier cosa. Puesto que fotografiarse durante el embarazo es una de las experiencias más bellas para una futura mamá.

Si estás a la espera de un bebé hay que aprovechar la ocasión y hacerse algunas fotos bonitas de esta etapa que tan singular.

Lo recuerdos fotográficos son una buena forma de atesorar los momentos. Muchas madres optan por hacerse sesiones ”tradicionales” en estudios fotográficos en donde se las coloca frente a un objetivo, con un decorado artificial o simplemente un lienzo minimalista. Otras prefieren las fotografías caseras, espontáneas. Hay gustos para todo.

A pesar de que a casi todas las madres les gusta realizarse una sesión fotográfica, pocas están realmente preparadas para ello. Incluso, algunas pueden llegar a intimidarse en el momento de solicitar lo que quieren y acaban adaptándose a lo que el fotógrafo les sugiere, sin saber si es lo que realmente quieren conservar.

La mejor manera de planificar los recuerdos de tu embarazo es estando preparada. Si ya estás embarazada y quieres guardar recuerdos de este momento tan bello haz una lista del tipo de fotos que te gustaría tener; y en cada uno de los puntos, añade lo que sea necesario para poder hacer esas fotos realidad.

Si se te ocurre hacer sesiones fotográfica ”de seguimiento”, es decir aquella que sigue el embarazo semana a semana, lo puedes hacer al menos de dos formas: Cada mes una foto diferente, en bikini o desnuda, ambas son hermosas. Todos los meses exactamente la misma pose.

  1. Siendo este el caso es preferible estar de perfil y hacer fotografías en plano medio (medio cuerpo)
  2. Totalmente frontal con las manos por debajo del vientre (cuerpo completo).
Madre realizándose autorretratos de embarazo

Si optas por una sesión de seguimiento mensual, te recomendamos que en la décima foto, coloques al bebé en el lugar que ocupaba en la barriga, sujetado por las manos de la mamá. Es decir, en lugar de sostener tu vientre como en los 9 meses anteriores, sostendrás a tu bebé en tus manos.

Consejos para la mejor sesión fotográfica

En primer lugar, recordemos que el embarazo está orientado al nacimiento del bebé, de modo que durante ese período es muy interesante que puedas ir realizando un registro apropiado de los momentos. No hace falta que las fotografías sean posadas, también hay mucha belleza en las fotografías espontáneas.

La naturalidad puede ser tu gran aliada cuando no te gusta posar frente a la cámara premeditadamente.

La maternidad proporciona un ”brillo” especial en el cuerpo femenino. El cuerpo irradia un candor y una belleza física tangibles que resultan muy favorecedoras para las fotografías. Asimismo, la alegría interna que sentimos como madres nos hace sonreír de una manera especial. Hay quien dice que una mujer embarazada es capaz de sonreír incluso con la mirada.

El brillo especial de la mujer embarazada es tu aliado

Tips más íntimos:

  • Ama tu cuerpo tal y como es. Mímate y no temas desnudarte ante la cámara.
  • Conversa con tu fotógrafo para que ambos estén claros en el producto que se desea conseguir. Si te da corte salir desnuda en las fotografías, busquen soluciones juntos. Flores, telas y otros accesorios suelen ser los más utilizados para cubrir senos y pubis en las sesiones de embarazo.
  • Habla con tu hijo, deja mensajes para un futuro, escribe su nombre o hazle un dibujo en el álbum donde vas a colocar tus fotografías de embarazo
  • Involucra a tu familia en la sesión, hazlos partícipes. Para ellos también es importante
  • No le pongas límites a tu imaginación. Combina fotos tiernas y emotivas con fotos locas y atrevidas
  • Ten en cuenta la evolución de tu estado para prever tu capacidad de aguante y movilidad
    Normalmente las fotos del último mes se hacen a falta de 2 a 4 semanas para el alumbramiento. Es posible que al séptimo mes te puedas sentir pesada y menos ágil. En ese caso no demores la sesión por mucho tiempo
Involucra a tu familia en la sesión y suma más

Luces, cámara, ¡acción!

  • Retocar no es mentir. Normalmente las fotos de embarazo están retocadas. Puede haber estrías, vello, manchas en la piel, varices, tobillos hinchados, etcétera. Incluso la redondez de la barriga no es perfecta. No tengas problema en retocar todo lo necesario para embellecer más esas fotos. También es plausible que decidas no retocar y abrazar todos los detalles al completo.
  • Escoge bien la ropa que te quieras poner para esta sesión de último mes de embarazo, incluso puedes comprarte algo para la ocasión.
  • No te maquilles en exceso ni adoptes una pose excesivamente sofisticada, cuanto más natural mejor. La belleza natural del embarazo es suficiente para hacer unas bonitas fotos.
  • Tómate tu tiempo. Planifica la sesión de fotos con tiempo, no es cuestión de hacerlo a las apuradas sino cuidando todos los detalles para lograr hermosas fotos.
  • Elige el lugar. Fotografía diferentes lugares donde creas que puedes componer una linda escena fotográfica, luego revisa las fotos y fíjate si hay detalles que deben ser ocultados o destacados para que la foto resulte más bella.
  • Elige el momento adecuado del día. Recuerda que tiene que haber buena luz. La luz natural es lo mejor. Toma en cuenta que el sol iluminará mejor siempre que se encuentre detrás de quien realizará la foto. Generalmente, el atardecer es el mejor momento. Las fotos toman tonalidades ocres muy lindas cuando se toman al atardecer.
  • Elige el vestuario cuidadosamente. Elige prendas sueltas y colores que te favorezcan especialmente. No hace falta que los colores hagan juego con el entorno. Te aconsejamos que si eliges que alguien más pose contigo, le indiques si tienes alguna preferencia personal en cuanto a su vestimenta para evitar disparidad no planificada.
  • Ensaya las poses previamente. Para lograr un recuerdo original deberás pensar –e incluso ensayar un poco– algunas poses para las fotos. Esto aplica para aquellas mamás que se ponen nerviosas a último momento y por supuesto, para las perfeccionistas.
  • Investiga posibles referentes. Es importante tener ideas propias pero no tiene nada de malo ver qué tipo de sesión fotográfica se suelen hacer e incluso sesiones alternativas.No se trata de copiarlas, sino de utilizarlas como inspiración.

Para una sesión fotográfica de embarazo perfecta lo mejor es disfrutar el momento, relajarse y no presionarse demasiado. Ciertamente hay que esforzarse cuando uno desea obtener algo pero que eso no nos arruine la vida.