Madrastra: mi amiga o mi enemiga

17 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Si eres una madrastra, tienes la oportunidad de crear un ambiente armonioso en tu nuevo núcleo familiar.

En este artículo les ofrecemos a las madrastras valiosas herramientas para crear un ambiente armonioso en el hogar, no solo para ganarse el cariño de los pequeños, también para que este nuevo rol sea mucho más fácil y llevadero. Si eres una madrastra, no te pierdas todo lo que tenemos para decirte. 


Las madrastras han sido siempre mal vistas. Esto es así porque normalmente en las películas infantiles se ha mostrado una imagen falsa y muy negativa de ellas. Se muestra que son malvadas, crueles e injustas. ¿Pero realmente esto es así? ¿Son enemigas de los hijos de su pareja?

Estructuras familiares cambiadas

La estructura familiar ha cambiado. Hoy en día el divorcio en el hogar es muy común, donde la mayoría de las veces la madrastra entra a formar parte de una nueva familia. La dinámica entre las relaciones de los miembros cambia, siendo los niños los más afectados y aferrados a la presencia de su madre biológica.

Pero no hay nada que temer, los cambios siempre significan un proceso de adaptación y en las familias sucede lo mismo. Mientras los niños se acostumbran a una nueva madre en el hogar, pueden surgir momentos incómodos e irritantes. Sin embargo, con paciencia y una actitud amorosa siempre se podrán solucionar los problemas.

Ser madre de un niño que no es propio puede crear temor y miedo. Nadie les enseña a estas maravillosas mujeres a cumplir este rol familiar tan complicado. Pero con una actitud positiva y con el apoyo de la pareja se puede lograr armonía en la nueva familia.

Cómo ser una excelente madrastra para los hijos de mi pareja

madrastra

Ser madrastra no es tarea sencilla ya que cada niño posee una personalidad distinta y la forma de relacionarse con un adulto con el cual no ha convivido antes resulta también difícil. Pero no hay de qué preocuparse, te presentamos los siguientes métodos para crear un vínculo especial con estas criaturas.

Por lo general los niños se sienten en confianza cuando los adultos se acercan a ellos en forma de juego y siendo muy amables. Las madrastras para empezar a relacionarse con estos pequeños deben hacerlo mostrándose como su amiga y con una actitud muy cariñosa.

Algunas veces las madrastras en proceso de adaptación creen que siendo siempre flexibles ganarán el cariño del niño. Esto no siempre es así. Es válido poner límites cuando el niño no se comporta de forma adecuada, pero siempre desde el respeto y la amabilidad.

Las madres biológicas de los niños son de mucha importancia para sus vidas, así que no se pueden hacer comparaciones ni pretender usurpaciones de rol, dado que, tanto las madrastras como las madres son especiales, cada una de forma diferente.

Recomendaciones para integrarse armoniosamente

madrastra

Formar un nuevo hogar con niños ya incluidos puede ser muy difícil los primeros días ya que la convivencia de por si no es fácil para nadie, y más aún cuando esta percepción errada de las madrastras está tan instalada en la sociedad.

  • Lo primero que una madrastra debe hacer al llegar al hogar es organizar un momento especial con la ayuda de la pareja. Puede ser una cena o una merienda y pasar un rato agradable con los niños, de manera que la primera impresión sea positiva.
  • Una excelente idea es preparar el postre favorito de la pareja y los pequeños. No hay nada mejor que crear un vínculo de cariño y amistad con un detalle especial lleno de dulces y chocolate, ¡algo que les encanta a todos los niños!
  • Es importante sonreír y elogiar eventualmente a los niños en una conversación o compartiendo junto a ellos. No solo creará un ambiente armonioso, también hará que la tensión y la incomodidad en los primeros días por la llegada de la madrastra al hogar desaparezca.

Las madrastras son mujeres increíbles y valientes que asumen llevar la responsabilidad de un hogar siendo una segunda madre para los hijos de su pareja. Aunque es un rol complicado, con paciencia y amor pueden lograrlo.

Si eres una madrastra, no te preocupes si al principio es complicada la relación con tus hijastros. Piensa que puede ser complicado para ellos, pero hazles saber que no vienes a ocupar el lugar de su madre biológica ni mucho menos. Simplemente deben entender que has llegado a su vida para formar parte de ella.