8 detalles que significan mucho para tus hijos

Marisol · 29 noviembre, 2015

Cuando tienes hijos, estableces un vínculo único que nadie más vive si no está en tu lugar, o en el de ellos como hijos, y si bien hay aspectos que hacen que en ocasiones se tornen difíciles las circunstancias, hay otros detalles que por pequeños que parezcan significan mucho para tus hijos, y vienen únicamente de ti.

Deberás saber que los niños son muy analíticos dentro de su inocencia y constante actividad, ellos se fijan en la mayoría de cosas que haces por ellos, pero también notan cuando las dejas de hacer y eso en ocasiones afecta sus estados de ánimo.

El valor de los pequeños detalles

Hay cosas que aunque para nosotros como adultos, no tienen mucha importancia, para ellos como niños son cruciales y pueden ser grandes motivos de felicidad o de tristeza dependiendo de cómo sean los contextos.

Existen muchas formas de demostrar el amor por quienes nos importan, como el amor a nuestros hijos, y una es el lenguaje de los pequeños detalles que con los niños son mucho más importantes y significativos, no solo en el momento sino para toda su vida.

8 Sencillos detalles para hacer felices a tus hijos

1. Usa en público los regalos que te haga. Los niños, son desde pequeños y debido a múltiples factores, creativos. Es allí cuando en cualquier momento te hacen tarjetas, o accesorios para uso “diario” que para ellos se te ven de lujo. Los hacen para ti con todo su amor y lo mínimo que debes hacer es valorarlos y usarlos cuando sea posible.

My Family

2. Baila con ellos. Las pausas activas si bien son importantes en nosotros como adultos, son mucho más importantes en ellos como niños, dale un momento de descanso de sus demás actividades, y baila con ellos, canta, y conviértete en un niño también.

3. Deja notas de cariño o un dulce sorpresa de vez en cuando. Si hay algo que a la mayoría de nuestros hijos les encanta, son las sorpresas, y qué mejor que una nota no esperada de nosotros como padres, recordándoles cuánto los amamos, y los queremos. ¡Les encanta!

4. Tener un día especial solo para ellos en la semana. No tienes que calendarizar el día que les dedicarás únicamente a ellos, pues no siempre las ocupaciones permiten conservar el mismo horario; sin embargo, un día o una tarde de películas y palomitas de maíz, marcarán la diferencia en el comportamiento que tendrá tu hijo contigo y con los demás.

5. Mostrar entusiasmo e interés por lo que a él le gusta. Cuando tu hijo llegue contándote sobre algo que descubrió o que hizo durante el día, no importa el ánimo o el cansancio que tengas, préstale atención, escúchalo, y hazle preguntas sobre lo mismo que te está contando, así él sabrá que cuenta con tu apoyo y tu interés siempre que quiera contarte algo, y por ende su confianza se fortalecerá.

6. Crea un eslogan o lema para tu familia y pídele ayuda a tu hijo. Un eslogan, se asemeja a series animadas, a trabajo en equipo y a diversión, y si además de ello, les pides ayuda a tus hijos, se sentirán más importantes todavía y verán que el lazo que los une es el vínculo afectivo más fuerte que tiene.

Happy Family

7. Déjalos elegir su ropa. Confía en tus hijos, no los limites en ciertas cosas para que ellos vean que confías en sus gustos, en sus preferencias en cuanto a la moda por ejemplo, y que así puedan crear su propia personalidad contigo como apoyo. Bajo ciertos lineamientos, permíteles escoger algo que les guste y sea adecuado para su edad.

8. Pregúntale a tus hijos algo que no sepas hacer. No importa si en realidad ya sabes realizar ciertas actividades en las que sabes que ellos tienen éxito. Pídeles que te enseñen, hazlos sentir inteligentes y capaces de transmitir conocimiento y sobre todo, compartirlo con los demás conservando la paciencia y la humildad.

Como has visto, hay múltiples detalles que no necesitan mucho esfuerzo para que tus hijos vean cuánto los amas, y sus lazos se fortalezcan cotidianamente. Además, notarás que la relación que tienes con ellos es mucho más cercana, amigable y duradera, lo que será de fundamental importancia cuando lleguen a la edad de la adolescencia.