13 formas de demostrarle a tu hijo cuánto lo quieres

Gladys · 29 noviembre, 2015

En este post destacamos 13 formas de demostrarle a tu hijo cuánto lo quieres y por qué el amor entre “madre e hijo” siempre será recíproco e incondicional. El amor por un hijo es inmensurable y tal vez se dificulte demostrárselo, pero no te preocupes querida mamita: aquí te mostramos unas cuantas maneras para decirle sencillamente a tu hijo cuánto lo amas.

Desde que tenemos a nuestro bebé en el vientre, tenemos la maravillosa capacidad y don de darles nuestro más sublime y tierno amor, algunas de las muestras de ese cariño y deseo de tenerlo contigo, pueden evidenciarse en la planificación de una nueva vida con él, por ejemplo cuando:

  • Realizamos puntualmente nuestro control prenatal.
  • Decoramos su habitación.
  • Compramos las  cosas que necesitará cuando nazca (coche, cuna, portabebe, bañera, ropita y accesorios).
  • Visualizamos por horas y le mostramos a cuanta persona pasa por nuestro lado un confuso ecosonograma.
  • Hacemos estimulación intrauterina (leer, cantar y hablarle a nuestro bebé en gestación, acariciar nuestro vientre, etc.).

Una vez que el bebé está en nuestros brazos es posible expresarle cuanto lo amamos de diferentes formas, por ejemplo, cuando lo alimentamos, aseamos, protegemos y continuamos haciendo variados ejercicios de estimulación.

A ti madre querida,
que fuiste lo primero que nombré
con un amor sin dimensiones,
Me enseñaste a hablar y a caminar también
-Daniela Aragunde-

13 formas de demostrarle a tu hijo cuánto lo quieres

qa3

El amor por un hijo no tiene límites, cada paso que las madres hacemos siempre serán en su favor, incluyendo los regaños y correcciones en determinados momentos. Sin embargo, a los niños a veces se les dificulta notar  y darse cuenta de todo el amor que sentimos hacia ellos.

Es por este motivo que a continuación encontrarás 13 formas de demostrarle a tu hijo cuánto lo quieres y valoras:

1. Deseándole buenos días apenas abra sus ojitos al amanecer. Diciéndole con frecuencia frases de amor como: te quiero, te amo, hablándole de manera respetuosa, haciéndole saber cuán importante es para ti y la familia.

2. Manteniendo frecuente contacto físico con caricias, besos y abrazos. Siempre que puedas déjale saber que confías en él.

3. Aprendiéndote los nombres de sus personajes animados favoritos e identificando una canción especial para curar sus heridas, golpes o cualquier dolor.

4. Siendo humilde y pidiéndole disculpas cuando te equivoques.

5. Contándole historias, leerle cuentos o contándole anécdotas de cuando era mas pequeñito.

6.  Educándolo con el ejemplo. Sé un ejemplo en su vida, manteniendo tu imagen de persona honrada, trabajadora, paciente y respetuosa.

7. Dedicándole frecuentemente tiempo de calidad. Aunque vayan cambiando sus intereses jamás dejarías de pasar tiempo con él.

8. Estableciendo reglas que procuren su disciplina y que faciliten su integración con la sociedad.

9. Motivándolo constantemente para que concrete sus metas no importa qué tan pequeñas o significativas sean, lo importante es que entienda que con esfuerzo y constancia las metas se pueden lograr.

10. Compartiendo diferentes experiencias como: viajar, jugar y cantar. Estos son excelentes momentos para demostrarle cuanto te importa y lo amas.

11. Involucrándote en su formación escolar , comunicándote frecuentemente con su maestro a fin de que juntos puedan resolver debilidades o corregir por ejemplo cualquier cambio de actitud que presente con sus pares.

12. Siendo recíproco con sus sentimientos. Deja lo que estés haciendo cuando tenga algún detalle o gesto de amor para ti  y no olvides agradecerle cariñosamente. Muéstrale tu amor incondicional apoyándolo ante las dificultades o cuando esté enfermo.

13. Dándole las buenas noches siempre antes de dormir.  Dale un tierno beso en su mejilla o sobre su pequeña frente.

El amor recíproco y cómplice

q4

Los niños tienen la capacidad de formar sólidos vínculos con cualquier persona que sea capaz de responder a sus necesidades físicas y emocionales. Estos vínculos suelen ser completos y profundos con las personas que les proporcionan apoyo, seguridad y amor.

Demostrarle a tu hijo cuánto lo amas y valoras puede facilitarle la comprensión sobre las diferentes formas en que puede dar y recibir cariño. Recuerda: no existe amor más intenso, recíproco y cómplice de la mejor de las dupla “madre-hijo”.

La conexión entre una madre y su hijo se establece y solidifica en base a esa constante interacción de amor mutuo. Ese amor  consolida una de las relaciones más fuertes e intensas que existen en la naturaleza “el amor madre-hijo”, un amor insustituible, necesario y duradero.

Gracias mamá, de pequeño creía que eras una súper heroína. Pero ahora que he crecido, me he dado cuenta de que en realidad lo eres.

-Anónimo-