Los pros y los contras de los hijos superdotados

Amanda · 5 diciembre, 2015

Un niño superdotado no es en realidad un caso especial, es común que ciertas personas nazcan con una capacidad intelectual superior, es algo inevitable y que por lo general se desarrolla sin complicaciones. Sin embargo, más del 90% de los niños superdotados no llegan a ser identificados como tales.


Tener hijos superdotados representa un reto educativo, pues las estrategias para formarlos deben ser adecuadas a su nivel, tanto en su educación en el hogar como en la escuela; no obstante, la superdotación no es garantía de éxito académico y personal.

De manera que, aunque muchos pueden pensar que los problemas están solucionados solo con tener un hijo con estas cualidades, podrían estar equivocados, porque junto con los aspectos positivos que lo describen, vienen aquellos que son negativos y que también los persiguen.

Entre los aspectos negativos que jamás habríamos imaginado, se encuentra el hecho de que cerca del 40% de los niños que nacen superdotados, ni siquiera llegan a la universidad y no alcanzan a tener el éxito académico que parecía estar garantizado para ellos. Una de las principales desventajas en este aspecto, es que no existe un sistema adecuado a sus necesidades.

La falta de motivación que recibe de acuerdo a sus características es otro de los grandes problemas que enfrentan estos niños, algo que es común en la mayoría de las actividades que inicia. Es por eso que los padres están obligados a orientar estas capacidades de la manera que sea posible, todo con el fin de evitar la frustración de su talento y que sufra carencias emocionales.

Niños superdotados, sus pros y sus contras

https://es.pinterest.com/pin/125467539595064124/

Ser superdotados siempre debería ser una ventaja, sin dudas es preferible que nuestros problemas sean buenos, pero lastimosamente una cualidad tan hermosa ha sido afectada en gran parte más por las desventajas. En la sociedad no ha terminado de calar la figura de una persona con elevado coeficiente intelectual, pues es algo que lo hace ser diferente.

Como sabemos, ser diferente es una condición muy difícil de sobrellevar, pues existe cierto irrespeto por las individualidades; a los niños en particular, les cuesta mucho lidiar con otros niños cuyo comportamiento no es el normal en todos los demás. Esto expone a nuestros hijos a integrarse a un grupo en parte agresivo e intolerante.

Para tener mayor claridad sobre este aspecto, queremos analizar los pros y contras para los niños superdotados.

Los Pros.

  • Son muy conscientes de las nociones generales de convivencia y resolución de conflictos.
  • Consiguen innovar y aprovechar todas las características de aquellos temas que les interesan. Esto los convierte en personas productivas e ingeniosas.
  • Son perseverantes, algo que garantiza la permanencia en un interés hasta alcanzar una resolución total.
  • Saben preguntar e investigar con el fin de crear sus propios conceptos, al tiempo que logran conocer mejor a otras personas y poder manejarse con adultos desde temprana edad.
  • Aprenden con mucha rapidez, por lo cual son capaces de abarcar más elementos en poco tiempo.
  • Casi nunca necesitan que se les repita la misma información muchas veces.
  • Debido a su elevado entendimiento, pueden localizar soluciones eficientes, algo que los convierte en la persona indicada para resolver la mayoría de los conflictos cotidianos.
  • Pueden ser perspicaces en cuanto a la búsqueda de respuestas a necesidades personales, con la capacidad de identificar habilidades propias de cada quien.
  • Tienen mayores probabilidades de ser tomados en cuenta para cosas importantes y de avanzar con determinación hacia objetivos claros.

https://es.pinterest.com/pin/60235713738323571/

Los contras.

  • Pueden llegar a ser poco sensibles a las necesidades de los demás.
  • Desarrollan en gran medida la ironía y perciben con cierto humor negro las debilidades de otros.
  • Con frecuencia caen en la desmotivación y el aburrimiento, por lo cual pueden malgastar gran parte de su tiempo.
  • Algunas veces presentan síntomas de depresión y pueden llegar con facilidad al aislamiento.
  • Con frecuencia son víctimas de bullying, pues cierta autosuficiencia que los describe, puede llegar a desencadenar celos e intolerancia de otros niños.
  • Pueden llegar a ser muy críticos y poco respetuosos de las normas.
  • Son intranquilos, traviesos y a veces poco amables
  • Manifiestan mal humor, a veces melancolía y señales de inestabilidad emocional.
  • Su actitud puede ser muy astuta, crean argumentos muy bien elaborados en su talante netamente defensivo.
  • Con regularidad son excluidos de los grupos.