La inteligencia de los niños no depende de sus notas

Sabrina Iturbide 8 octubre, 2015

La mayoría de los padres suele felicitar a su hijo cuando obtiene una buena nota en el colegio y reaccionar mal ante una baja calificación. Sin embargo, esas notas no definen la capacidad de los chicos.

Para entender un poco por qué las notas que nos traen del colegio no determinan su nivel de inteligencia, veamos primero cómo funciona la inteligencia.

 

Howard Gardner determinó que hay varios tipos de inteligencias. Estipuló además que no puede ser medida con los test tradicionales de CI, pero sí podemos observarla. Por otro lado, define a la inteligencia como la capacidad que tenemos para resolver problemas o para crear algo nuevo que pueda generar valor. Finalmente, debemos conocer los tipos de inteligencia que hay identificados hoy en día:

  • Lógica-matemática (para razonamientos lógicos y matemáticos)
  • Lingüística-verbal (permite un adecuado manejo de la palabra tanto oral como escrita)
  • Espacial (relacionada a lo visual)
  • Corporal-cinestésica (controla y coordina los movimientos del cuerpo)
  • Interpersonal (permite relacionarnos con otros)
  • Intrapersonal (es la emocional, permite conectarnos con nosotros mismos)
  • Musical (relacionada a la música)
  • Naturalista (ayuda a comprender el entorno natural)

Ahora que sabemos un poco más sobre la inteligencia, podemos entonces analizar la situación de los niños. Anteriormente se asociaba la inteligencia lógico matemática como la referente a si un niño es inteligente o no. Pero como acabamos de mencionar, no es el único tipo de inteligencia con el que contamos. Por lo tanto, si tu hijo tiene dificultad en esa materia, ¡no significa que no sea inteligente!

Hay niños que son muy inteligentes y logran desarrollar sus capacidades en algunas áreas puntuales, pero no tanto en otras. No por ello debes tacharlos de tontos o de capacidad inferior.

Debes darle una oportunidad para desarrollar sus capacidades y demostrar en qué es bueno. Debes también comprender que la educación que tenemos actualmente está muy estructurada y lo que los niños necesitan para desarrollarse es salir de las estructuras.

Cuando encasillas a un chico dentro de una estructura, lo privas de todo lo demás, y crece según el entorno que le rodea y lo que le muestran. Algunos chicos tienen la tendencia a escapar de ello, aunque no siempre con buenos resultados.

La educación escolar

shutterstock_278560493

Desde la época industrial tenemos un sistema actual de educación muy estructurado y formalizado. Existen otras opciones para educar a nuestros hijos, como por ejemplo, el sistema Montessori.

Sin embargo, para la gran mayoría que apuesta por el sistema de educación tradicional, es importante que tenga en cuenta que la “etiqueta” de mejor o peor alumno que nos pueden poner en un colegio no determina si somos o no inteligentes para nadie. Mucho menos aún para los padres.

Como padre o tutor del niño, debes apoyarlo siempre en su educación y comprender que una buena o una mala calificación no determina si es o no inteligente.

Recuerda lo que mencionamos anteriormente. Inteligencias hay muchas.

Entonces ¿la nota que saca determina o no si es inteligente en ese área?

shutterstock_147748748

Así como tenemos diversos tipos de inteligencia, lo cual nos permite comprender más fácilmente el tema que estamos aprendiendo, también juega a favor (o en contra) la memoria.

Muchos de los conceptos que aprendemos en el colegio (y luego en la universidad también) los adquirimos por nuestra memoria. Obtenemos los conocimientos necesarios, aprobamos el examen y luego seguimos con nuestras vidas.

¿Qué significa esto? Que un niño puede entender o no lo que se le está explicando, pero puede además rendir un examen muy bien sin haber entendido nada. Por supuesto, esto que parece haber adquirido perfectamente, se le olvidará en poco tiempo. Esto se debe a que en realidad no entendió nada, sino que lo memorizó.

Por eso, no debemos confiarnos en las notas de los exámenes; pueden ser engañosas.

La mejor forma de saber si un chico comprendió algo es tratar de que lo explique. Y es ahí donde puedes observar su inteligencia (recuerda lo que comentamos al principio que dijo Gardner: no puedes medirla, pero puedes observarla). Si le explicas algo y lo entiende rápidamente, significa que en esa área tiene una mayor comprensión. Si ves que le cuesta, no pierdas los ánimos y nunca lo etiquetes negativamente. Los niños aprenden mejor si los tratamos de forma positiva.

Te puede gustar