Los alumnos que estudian música rinden más en ciencias

Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
23 julio, 2019
Que niños y adolescentes estudien y practiquen música conlleva muchos beneficios claros.

Son muchos los expertos que se han interesado y han estudiado los efectos de la música en el aprendizaje sobre todos aquellos alumnos que estudian música.

Un estudio reciente que ha sido publicado por la Asociación Americana de Psicología (APA) asegura en sus conclusiones que se puede demostrar que los niños y jóvenes que tocan un instrumento mejoran su rendimiento en ciencias. Aquellos niños que tocan instrumentos mejoran su rendimiento en asignaturas como matemáticas, ciencias e inglés.

Los alumnos que estudian música o participan en actividades relacionadas con la música obtienen puntuaciones significativamente más altas en los exámenes de ciencias que sus compañeros de clase que no son músicos. Esto ha quedado demostrado en la investigación de Peter Gouzouasis y sus colegas de la Universidad de Columbia Británica.

La investigación sobre los beneficios académicos en los alumnos que estudian música

La investigación realizada por la APA incluía a más de 110.000 estudiantes de Secundaria de la Columbia Británica (Canadá) que habían empezado Primaria entre 2000 y 2003. Todos finalizaron tres cursos de Secundaria y durante este tiempo realizaron, por lo menos, un examen de ciencias (inglés y matemáticas también).Los alumnos que estudian música rinden más en ciencias.

De estos alumnos, un 13 % participaba tocando un instrumento en una banda o lo tocaban por libre. Entre las condiciones que se tuvieron en cuenta para considerar que practicaban o estudiaban música estaban estas:

  • Tener una banda de rock o de jazz.
  • Estudiar piano en el conservatorio.
  • Participar en un coro.

Los datos se lograron al comparar los resultados de los exámenes relacionados con su compromiso con la música. Se buscaba saber si el practicar música estaba influyendo de alguna forma en el rendimiento de estos estudiantes.

Conclusión del estudio

El informe tiene unas claras conclusiones al relacionar la práctica de música tocando instrumentos y los resultados académicos de estos alumnos:

«Los resultados académicos eran mucho mejores entre aquellos que habían pasado tiempo con la música en una banda o en un coro que entre los que no lo habían hecho. Restarle valor a la música puede influir en los objetivos y en el logro en materias académicas como las ciencias, el inglés y las mátemáticas».

En definitiva, el estudio lo que quiere decir de alguna forma es que cuanta más música aprenda un niño, mejores resultados tendrá. Esto lo expuso Peter Gouzouasis, el autor principal, en un escrito publicado en Medical Express.

También creen que algunas habilidades adquiridas en una banda, orquesta o clases de música de conservatorio son más útiles para los niños y adolescentes para su aprendizaje en la escuela.

«Aprender a tocar un instrumento musical y tocarlo en un grupo es algo muy exigente. Un estudiante necesita aprender a leer música y a desarrollar la coordinación ojo-mano-mente. También tiene que saber cómo trabajar las habilidades de escucha y de trabajo en equipo y desarrollar disciplina para la práctica. Todas esas experiencias de aprendizaje desempeñan un papel en la mejora de las capacidades cognitivas de los niños y en su autoeficacia».

Los alumnos que estudian música rinden más en ciencias.

Beneficios de la música desde niños

La música puede tener influencia positiva en los niños desde que nacen. En Suiza también se ha desarrollado un estudio. Este asegura que las redes neuronales de los bebés prematuros que escuchan una música adaptada para ellos se desarrollan mucho mejor, sobre todo en lo que respecta a las funciones sensoriales y cognitivas.

Se incrementan, así, las conexiones entre la red cerebral de prominencia (la que permite discernir la importancia de los estímulos) y las redes auditivas, sensitivo-motoras, frontal, tálamo y el precuneo (esa parte del cerebro que hace que se relacione la información exterior con la de los sentidos). Tanto, que la organización de las redes neuronales es muy similar a la de los bebés nacidos a término.

Los últimos descubrimientos sobre los beneficios académicos de la participación en la música se suman a una gran cantidad de evidencia encontradas en otros estudios.

Los programas escolares que cuentan con fondos suficientes en relación con la pedagogía integrada de las artes, las experiencias con la naturaleza y el acceso correcto a actividad física (juego al aire libre) pueden mejorar el enfoque, la motivación y el rendimiento académico de los estudiantes.

  • Scott D. Emerson, and Peter Gouzouasis. (2019). A Population-Level Analysis of Associations Between School MusicParticipation and Academic AchievementMartin Guhn. The University of British Columbia. Journal of Educational Psychology.