Logra que tus hijos te obedezcan con estos consejos

Si deseas que tus pequeños te hagan caso cuando les hablas sigue las siguientes recomendaciones y enséñales a obedecer mediante el lenguaje verbal y no verbal.
Logra que tus hijos te obedezcan con estos consejos

Última actualización: 07 septiembre, 2022

Emplear una crianza positiva basada en el amor y el respeto desde los primeros años de infancia es una de las mejores maneras para lograr que tus hijos te obedezcan sin desafiar la autoridad. Hoy te presentamos algunos consejos de gran ayuda para aplicar en el día a día y lograr que los pequeños sean atentos sin obligarlos a serlo.

La crianza de los hijos está llena de retos que deben saberse superar con paciencia y cariño para evitar utilizar la violencia física o verbal. Muchos padres se molestan porque sus niños no les obedecen cuando les hablan y emplean los gritos o las amenazas para demostrar su poder. Es necesario tomar cartas en el asunto cuanto antes para evitar que esas actitudes se sigan repitiendo.



5 consejos para que tus hijos te obedezcan

La manera en la que nos comunicamos con los pequeños y el ejemplo que se brinda desde el hogar pueden hacer que los hijos nos obedezcan con rapidez o ignoren por completo nuestras demandas. Saber reaccionar con respeto para que los niños comprendan sus errores es indispensable para cultivar lecciones de manera positiva.

Estas son algunas recomendaciones de gran ayuda.

1. Establece límites y reglas claras en el hogar

Si deseas que tus pequeños aprendan a obedecer de manera rápida y sin necesidad de repetirlo mil veces es importante que comiences a establecer límites, reglas y normas en el hogar. Los niños necesitan de estas directrices para sentirse seguros y cómodos en sus rutinas diarias, ya que les hacen saber lo que está permitido y lo que está prohibido.

Mamá le da un beso a su hijo
Educar desde el amor y el respeto les permite a los niños ser conscientes de sus errores para no repetirlos y aprender de ellos.

Para lograrlo, debes hablar con tus pequeños mirándolos a los ojos y explicarles que deben obedecer cuando sus papás les explican sus responsabilidades o que algo no debe hacerse porque está mal.

Procura emplear un lenguaje sencillo y cercano para que puedan comprender todo lo que les dices. Por ejemplo, prueba decirles: “ya sabes que debes ordenar tu habitación y no quiero tener que repetírtelo muchas veces porque me sentiría molesto”.

2. Emplea un lenguaje positivo

La forma en la que nos referimos a las personas puede hacer que nos hagan caso con más facilidad. Y los niñosf no son la excepción, por lo que procurar emplear un lenguaje positivo es la mejor alternativa para que obedezcan y sean conscientes de sus actos.

No es lo mismo decir: “¡Cállate que me desesperan tus gritos!”, que expresar en un tono amable: “podrías por favor bajar el volumen para que podamos hablar de lo que sientes”. Los momentos de tensión pueden llevarnos a decir cosas a la ligera o dar órdenes por medio de amenazas, así que cuida tu vocabulario con los niños.

3. Procura dar órdenes claras y directas

Los niños pequeños no cuentan con la suficiente concentración para cumplir muchas responsabilidades como la que pueden tener los adolescentes. Por lo que, si quieres que tu pequeño obedezca rápido, exprésate con claridad y no les exijas diez obligaciones que es probable que termine olvidando, no por falta de interés, sino de atención.

Papá e hijo felices
Es crucial mantener la paciencia para poder corregir a los niños cuando se equivocan y hablarles claro para que obedezcan.

Diles directamente: “ordena por favor tu cama”, y cuando hayan terminado con esa tarea agradece su disposición y ponles la siguiente. La idea es que seas lo más claro y conciso que puedas para evitar cualquier malentendido o que los niños terminen olvidando lo que dijiste.



4. Explica que la falta de obediencia tiene consecuencias

Cuando se les permite a los hijos hacer lo que desean sin unos límites claros o realizando por ellos sus obligaciones enviamos un mensaje incorrecto que termina por fomentar la desobediencia. Los pequeños necesitan saber que deben cumplir con una serie de responsabilidades acordes a su edad y que el incumplimiento de estas tiene consecuencias que deben respetarse.

En lugar de rogarles una y otra vez diciendo: “por favor ordena tu habitación que es la cuarta vez que te lo digo”. Comunícales las consecuencias de sus actos y opta por decirles: “organiza tu cuarto pronto para que puedas salir a jugar con tus amigos”. De esta manera los niños serán conscientes de los efectos de su desobediencia.

5. Emplea el lenguaje no verbal de manera inteligente

El lenguaje no verbal tiene la capacidad de expresar sentimientos y acciones más allá de las palabras, por lo que debe saberse emplear con sabiduría.

Así que evita fruncir el ceño o cruzar los brazos cuando les das órdenes a tus hijos. Mejor muestra un gesto empático al arrodillarte a su altura y hablarles claro y directo a los ojos para que comprendan sus responsabilidades.

Emplea una crianza positiva y logra que tus hijos te obedezcan

Para lograr que nuestros hijos nos hagan caso sin necesidad de rogarles mil veces es indispensable emplear una crianza positiva desde la infancia. De la mano del amor, el respeto y el diálogo los niños aprenden a ser responsables de sus acciones y a honrar su palabra. Por lo que recuerda siempre tratarlos con amabilidad y no perder la paciencia cuando desafían los límites.

Te podría interesar...
Niños desobedientes, ¿qué hacer para educarlos?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Niños desobedientes, ¿qué hacer para educarlos?

Los niños desobedientes muestran su malestar ignorando las órdenes de los padres. Una buena comunicación es vital para comprender su comportamiento...