Eres Mamá
 

Problemas de concentración en niños: causas y cómo ayudarles

A veces, los niños tienen dificultades para concentrarse, pero esto no quiere decir que tengan un problema. Hay que observar la frecuencia y cuándo sucede para poder ayudarles.
Problemas de concentración en niños: causas y cómo ayudarles
Mara Amor López

Revisado y aprobado por la psicóloga Mara Amor López en 05 Enero, 2021.

Última actualización: 05 Enero, 2021

Hay niños con problemas de concentración, pero esto es algo normal. Los pequeños tienen muchas distracciones a su alrededor y no son capaces de aislarse y concentrarse en lo que están haciendo (ruido en el pasillo del cole, compañeros hablando, leen mensajes mientras hacen tareas, etc.).

Aunque las dificultades de concentración en niños son normales, tenemos que ver si esto les pasa con frecuencia. Que un pequeño tenga problemas para concentrarse no quiere decir que sea vago o distraído. Los padres podemos ayudar a nuestros hijos a mejorar la concentración. Aquí te contamos cómo.

¿Qué señales podemos notar si nuestro hijo tiene problemas de concentración?

Muchos niños tienen dificultades para concentrarse, pero esto no quiere decir que tengan un “problema”, aunque, lógicamente, sí que puede ser un inconveniente para su rendimiento en el colegio y en su día a día. Por ejemplo, no terminan las tareas en clase porque no se concentran, no recogen su habitación o incluso llegan tarde a sus actividades extraescolares.

Lo primero que puede hacernos sospechar que existe una dificultad de concentración lo podemos observar en sus resultados, más que en su comportamiento.

Niño con problemas de concentración intentando estudiar.

Los padres podemos pensar que son niños vagos o rebeldes cuando realmente no es eso lo que pasa. Existe una dificultad, pero no quiere decir que no sean niños inteligentes y que no se esfuercen. Puede que estén muy interesados en lo que hacen, pero no son capaces de concentrarse aunque quieran.

Señales que indican que un niño tiene problemas de concentración

  • Se distrae y no presta atención.
  • Si se le interrumpe, le cuesta volver a retomar la idea.
  • Presenta dificultades para saber distinguir cuándo centrarse en los detalles y cuándo en los aspectos generales.
  • Le cuesta seguir instrucciones.
  • Tiene problemas a la hora de mantener una conversación más extensa.
  • Le cuesta realizar una tarea sin tener que repetirle las instrucciones más de una vez.
  • Tiene dificultades para concentrarse en más de una actividad a la vez.

Hay niños que parece que están concentrados, pero verdaderamente no lo están, y otros pueden enfocarse excesivamente en cosas que les apasionan como los videojuegos, el dibujo o el deporte.

Causas de los problemas de concentración en niños

Pueden ser varias las causas que provoquen en los niños estos problemas para concentrarse; además, estas dificultades pueden ser temporales o, en otros casos, se pueden extender en el tiempo. Vamos a ver algunas de las causas de estos problemas de concentración.

Tener hambre o falta de sueño

Cuando un niño está hambriento o tiene sueño porque no ha descansado, su capacidad de concentración disminuye sustancialmente, se distrae con mayor facilidad y puede cometer fallos por su estado de dispersión.

Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad también pueden ser factores que influyen a la hora de la concentración de un niño. Cuando estos atraviesan situaciones estresantes o padecen ansiedad, su concentración se ve seriamente afectada (la muerte de un familiar, una mudanza, el nacimiento de un hermano, etc.).

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Cuando un niño tiene constantes problemas de concentración, podemos plantearnos que pueda tener una dificultad mayor que le impida concentrarse. En el trastorno por déficit de atención, los problemas de concentración son un síntoma frecuente. En ese caso, es importante hacerle al pequeño una evaluación para ver realmente por qué le cuesta concentrarse con tanta frecuencia.

Podemos incluso sospechar que podría tener esta problemática si alguien más de la familia la padece o tiene también dificultades a la hora de concentrarse.

¿Qué podemos hacer si nuestro hijo tiene problemas de concentración?

Podemos ayudar a nuestro pequeño de muy distintas maneras. Podemos empezar por observar cómo es su concentración en casa para ver en qué situaciones tiene una mayor dificultad para enfocarse.

Es importante que, si observamos que a nuestro hijo le cuesta concentrarse con frecuencia, lo consultemos con su maestro y con el médico.  El maestro nos puede dar información acerca de cómo es su concentración en clase y el médico puede orientarnos acerca de qué le puede estar pasando al niño.

Algunas ideas para mejorar la capacidad de concentración de nuestro hijo

  • Practicar mindfulness. El mindfulness consiste en estar concentrado en la respiración y en la acción de inhalar y exhalar. Esto irá ayudándole poco a poco a aumentar su concentración.
  • Comenzar con los deberes o tareas lo antes posible. Si los posponemos, su concentración puede ser menor. También podemos ayudarles dividiendo la tarea en partes para, de esta manera, facilitar su comienzo y no retrasarlo.

    Chica adolescente estudiando muerta de sueño.

  • Programar una alarma. Podemos decirle que vamos a poner un temporizador con un tiempo determinado y, que en ese tiempo, tiene que estar concentrado hasta que la alarma suene. Después, tendrá un descanso para, posteriormente, continuar.
  • No dar más de dos instrucciones a la vez. Cuando un niño tiene dificultades para enfocarse, es mejor darle pocas instrucciones o dárselas de una en una. Así, le facilitamos que retenga la información para poder ponerla en marcha.
  • Prestar atención a lo que funciona. Es importante que observemos en qué situaciones nuestro hijo se concentra mejor (con ruido, con silencio absoluto, con música, etc.). Depende de cada pequeño, por eso es importante ver qué le va mejor para su concentración.

Respecto a los problemas de concentración en niños

Es importante que tengamos claro que los niños, a veces, tienen problemas de concentración y que esto no es porque no les guste trabajar o porque sean rebeldes, sino porque hay una dificultad real en enfocarse y es importante que ellos entiendan cuáles son sus dificultades y sus puntos fuertes.

Recuerda hacerle saber a tu pequeño que el hecho de que le cueste concentrarse es algo común y no tiene que sentirse mal por ello. No obstante, si estos problemas son frecuentes, es aconsejable comentárselo al maestro y al médico.

6 formas divertidas de reforzar la concentración en niños

6 formas divertidas de reforzar la concentración en niños

Vamos a ver que es posible reforzar la concentración en niños con algunos juegos muy sencillos y divertidos para todas las edades.



  • Nova Ortega, L. D., Duarte Puerta, M. L., & Berrio Mercado, M. D. J. (2018). Factores que inciden en los problemas de concentración en el aula, en los niños de 3 a 5 años del CDI Elohim del municipio de Chigorodó Antioquia (Doctoral dissertation, Corporación Universitaria Minuto de Dios.).
  • De La Vega Sevilla, C. L. (2018). Estrategias de gimnasia cerebral para desarrollar la concentración en niños/as de 5 a 6 años, de la unidad educativa “Víctor Manuel Guzmán”, Ibarra” (Master's thesis).
  • García Garcés, L. E., & María Patricia, U. O. (2019). La lúdica como estrategia para el fortalecimiento de la atención y la concentración en niños de grado segundo.

Licenciada en Psicología por la Universidad de Murcia en 2009 (itinerario mixto en psicología clínica y educación). Máster de Práctica Clínica en Salud Mental por la AEPCCC (Asociación Española de Psicología Cognitivo Conductual) en 2010. Acreditada por la European Foundation of Psychology (EFP). Número de colegiado: COP Murcia MU:02396

Curso de Formador de Formadores, Formador Ocupacional, Psicología Infantil, entre otros por la Universidad Antonio de Nebrija. Experiencia como formadora en Escuela de Padres durante 4 años.

Participación en Symposium Internacional sobre Familia y Psicología de la salud, así como, en el estudio para la Identificación de Alumnos con Altas habilidades en Educación Secundaria, organizado por la Universidad de Murcia.

Psicóloga y directora de gabinete de psicología y educación durante 3 años. Redactora para revista online sobre maternidad, educación, bebés, psicología, etc.

Actualmente, trabaja como psicóloga a domicilio, desplazándose a casa del paciente con trastorno mental o emocional, especialmente en problemas educativos y clínicos infanto-juveniles (apoyo y refuerzo a niños con dificultades de aprendizaje, técnicas de estudio y orientación familiar).