Lecciones de María Montessori para los padres

Esta educadora italiana desarrolló un método de enseñanza para ayudarles a los niños de todos los estratos sociales a dar lo mejor de sus capacidades.
Lecciones de María Montessori para los padres

Última actualización: 13 junio, 2022

El método Montessori ideado por la pedagoga, médica y psiquiatra italiana María Montessori, fue ideado a finales del Siglo XIX y está planteado para liberar el potencial de cada niño y conseguir su desarrollo integral. Son muchas las lecciones de María Montessori para los padres y hoy te compartimos algunas de las más importantes.

Según las enseñanzas de esta profesional que, además, fue promotora activa y defensora de los derechos políticos y civiles de la mujer, es necesario cultivar en los niños ciertos puntos clave para fomentar su aprendizaje. Así, la independencia, la concentración, la seguridad, la confianza, la conciencia social y la ecológica son esenciales para que los pequeños alcancen su máximo potencial.



8 lecciones de María Montessori para los padres

Estas son algunas de las lecciones más valiosas que recopiló María Montessori a lo largo de sus años como profesional en el estudio del comportamiento y desarrollo de los niños. Todos los puntos que mencionaremos a continuación son muy cruciales para brindarles a los hijos todo lo que necesitan y desarrollar así sus aptitudes y conocimientos.

1. No fuerces el aprendizaje

No todos los niños aprenden de la misma manera. Unos, por ejemplo, necesitan equivocarse y aprender por ellos mismos, mientras que otros prefieren primero observar cómo se hace y luego intentarlo por su cuenta.

Para que el aprendizaje deje huella en los pequeños no puede forzarse el proceso, sino darles la libertad para que lo hagan como se sientan más cómodos.

2. Fomenta la independencia

Los niños son capaces de tomar decisiones por ellos mismos de acuerdo con su edad. Por eso, es indispensable darles independencia poco a poco y aumentar participación a medida que crezcan. Estimular el conocimiento y brindarles a los hijos nuevos retos y herramientas es darles la oportunidad de fomentar su autonomía infantil.

Recuerda que la tarea de los padres no consiste en solucionar todos los problemas o inconvenientes que puedan tener sus hijos, sino darles los conocimientos para que en la medida de lo posible aprendan a solucionarlos por ellos mismos.

3. Crea un entorno especial

En un mundo hecho para adultos, los niños pueden sacar mayor provecho a todas sus habilidades cuando se les da acceso a un espacio hecho a su medida (microcosmos). Esto permite que los pequeños puedan tener a su alcance todo lo que necesitan, desde una silla y mesa a su medida, hasta poder cepillarse los dientes por ellos mismos.

Los microcosmos son muy importantes para que los niños tengan la misma comodidad y acceso para realizar sus actividades que los adultos.

4. No intervengas de no ser necesario

En el método Montessori de educación, los padres o el educador solo intervienen el proceso de aprendizaje cuando hay situaciones de riesgo y deben cuidar la seguridad del niño. El miedo al fracaso comienza a sembrarse desde la infancia y los pequeños deben tener la capacidad para continuar con sus metas a pesar de los obstáculos.

5. Estimula la conciencia ecológica y social

El contacto con la naturaleza estimula mucho la mente y el aprendizaje de nuestros hijos. Por lo que es importante fomentar una conciencia ecológica basada en el amor y la importancia de la relación niño-ambiente. Además de fomentar valores como el respeto y la espera cuando empiece a socializar con otros compañeros a su alrededor.

Los paseos al aire libre son una buena idea para estimular el contacto con la naturaleza y pasar tiempo de calidad junto a los niños.



6. Hazles saber lo orgulloso que estás

Cuando se elogia o se reconoce el trabajo que los niños han estado realizando en cierta actividad, se refuerza su autoestima y confianza personal. Esto los impulsa a no darse por vencidos y seguir cumpliendo todas sus metas. Si tu hijo hace algo muy bien, demuéstrale tu orgullo y anímalo a continuar desarrollando sus talentos.

Demostrar nuestro apoyo y amor es muy significativo para los niños, ya que los anima a seguir alcanzando sus objetivos y a fijarse nuevas metas.

7. Utiliza un lenguaje positivo, una de las principales lecciones de María Montessori

La manera en la que nos comunicamos con nuestros hijos es muy fundamental para no generar daños emocionales que pueden terminar afectando su comportamiento. Por eso, evita utilizar etiquetas y un lenguaje ofensivo, con el fin de no arruinar la autoestima y la confianza de los pequeños. Y, por el contrario, motívalos a mejorar y educa desde el amor y la disciplina.

8. No le impidas enfrentarse a nuevos desafíos

En muchas ocasiones y por un instinto de sobreprotección, algunos padres les prohíben a sus hijos enfrentarse a nuevos retos, ya que sienten que son demasiado pequeños.

No obstante, siempre y cuando no represente ningún peligro, se debe animar a los niños a explorar sus capacidades. Recuerda que los pequeños se sienten satisfechos cuando dan lo máximo de sí mismos y logran sus cometidos.

Pon en práctica estas lecciones de María Montessori

Cuando les brindamos a los niños las herramientas necesarias para que amplíen sus conocimientos y disfruten del proceso de aprendizaje, estamos permitiéndoles expandir sus horizontes y dar lo mejor de sí mismos en cada lección aprendida.

Solo recuerda que cada pequeño es diferente, así que estudia sus cualidades y poténcialas poco a poco desde el amor con el fin de perfeccionarlas.

Te podría interesar...
5 frases de María Montessori para padres
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 frases de María Montessori para padres

Estas frases de María Montessori nos harán entender su filosofía en la educación y la importancia del respeto hacia el aprendizaje del niño.