Enseña a tu hijo a cepillarse los dientes según el método Montessori

Que los niños incorporen hábitos saludables puede tornarse una tarea difícil. Pero existen algunas técnicas muy útiles para ayudarlos. ¡Te las contamos!
Enseña a tu hijo a cepillarse los dientes según el método Montessori
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 06 marzo, 2022

Para algunos padres, el momento de la higiene dental de sus pequeños es bastante complicado. Pero el hecho de que los niños empiecen a cuidar sus bocas desde edades tempranas marcará una diferencia en su salud global. Por eso, hoy vamos a compartirte una técnica alternativa, basada en el método Montessori, para enseñar a los más chiquitos a cepillarse los dientes.

Inspirarse en esta pedagogía puede ser la clave para lograr que el momento del cepillado sea más interesante. Además, muy eficaz para que el hábito se adquiera de forma voluntaria y sin imposiciones. Sigue leyendo y entérate todo al respecto.

El método Montessori

La pedagogía Montessori es un modelo educativo creado por la médica y educadora italiana María Montessori. La misma promueve el desarrollo de la independencia y de la libertad de los infantes bajo ciertos límites, pero siempre con el respeto de los procesos físicos, sociales y psicológicos individuales.

En este modelo de educación, el énfasis está puesto en que las actividades las dirija el propio niño. De esta forma, el adulto cumple el rol de guía externo, el cual facilita el descubrimiento autónomo. Es quien se encarga de adaptar las condiciones del entorno para que sea seguro y estimulante y así, el menor pueda desplegar todo su potencial y lograr su autoaprendizaje.

El ambiente donde el niño se desempeña tiene un papel clave en esta filosofía y debe estar adaptado a su etapa del desarrollo. Este espacio tiene que ser estético, ordenado, simple y real. Cada elemento que lo conforma tiene que estar ahí con un propósito claro y favorecer a las acciones y al pensamiento del menor.

Todos estos elementos son de suma importancia para lograr un adecuado desarrollo integral de los pequeños, así como un interés genuino y un mayor compromiso con lo que hacen.

¿Cómo puede tu hijo cepillarse los dientes según el método Montessori?

El momento de la higiene dental puede ser un tiempo desagradable y desaprovechado para muchos infantes. Por este motivo, el rechazo al cepillado es una situación muy común en algunos hogares.

No obstante, una higiene bucodental inadecuada repercute negativamente sobre la salud de los niños. Caries, encías inflamadas o mal aliento son algunas de las consecuencias molestas de no cepillarse los dientes y estas acaban por afectar su calidad de vida. Por esta razón, los padres han de buscar la manera más apropiada para que sus hijos se interesen por realizar esta actividad.

El método Montessori puede ser una filosofía interesante y respetuosa para que le enseñes a tu hijo a cepillarse los dientes de la mejor manera. A continuación, te compartiremos los pasos que debes considerar para ponerlo en práctica en tu casa hoy mismo.

Prepara el ambiente

Para que el niño sienta que participa activamente del cuidado de su cuerpo es preciso que tenga todo lo que requiere a su alcance. Según el método Montessori, la accesibilidad es un componente fundamental del autoaprendizaje.

En el caso de la higiene oral, esto significa que tu hijo disponga de un espacio especial, a su altura, en el que tenga todo lo que necesita para limpiar su boca: el vaso, el cepillo de dientes y un espejo para mirarse y familiarizarse mejor con la rutina.

Niña cepillándose los dientes.
Para que los niños adquieran mejor el hábito de la higiene dental es conveniente que los elementos necesarios estén a su alcance y ellos mismos puedan realizarla.

Guía el proceso

Como ya mencionamos, según esta filosofía los adultos actúan como observadores y guías de los procesos de aprendizaje del niño. Por ende, los padres deben ayudar a su hijo a cepillarse los dientes por medio del ejemplo.

Los pequeños necesitan que se les indique cómo hacer los movimientos y qué tener en cuenta para realizar una higiene bucal adecuada. Mostrar la técnica en cámara lenta es una buena idea para lograrlo.

También, observar a sus papás hacer la tarea en sus propias bocas y luego dejar que lo hagan en las suyas es una manera oportuna para que los niños aprendan. Esta participación de los grandes en la limpieza permite asegurar que la misma sea eficiente, pues los niños pequeños no tienen la capacidad motriz suficiente para hacerlo solos.

Alrededor de los 6 u 8 años, los hijos podrán ser los protagonistas del cuidado de sus bocas y sus padres se limitarán a supervisar el proceso. Aunque todavía no realicen una técnica adecuada, con práctica e interés lo lograrán.

Utiliza tablas de rutinas

Las tablas de rutina son herramientas muy utilizadas por el método Montessori. Estos elementos ayudan al niño a organizarse y a estar atento a las actividades que debe realizar cada día.

Incluir el momento del cepillado dental entre las tareas favorecerá a que el pequeño considere esta actividad como parte de cotidianeidad. Lo ideal es que lo realice al despertar, luego de comer y antes de acostarse.

Usar secuencias temporales del proceso de cepillado dental

Utilizar imágenes de la secuencia de la higiene dental es una herramienta útil para enseñar a tu hijo a cepillar los dientes, según el método Montessori. Pues ilustrar lo que debe hacer, paso por paso, refuerza el aprendizaje.

Usar dibujos o pictogramas que muestren todo el proceso y pegarlo en el cuarto de baño es una buena idea. Estos pueden incluir los siguientes pasos:

  1. Poner la pasta de dientes en el cepillo.
  2. Cepillar la parte externa de los dientes de abajo.
  3. Limpiar la cara interna de los dientes de abajo.
  4. Higienizar la superficie masticatoria de los dientes de abajo.
  5. Cepillar la parte externa de los dientes de arriba.
  6. Limpiar la cara interna de los dientes de arriba.
  7. Higienizar la superficie masticatoria de los dientes de arriba.
  8. Recordar limpiar la lengua.
  9. Escupir.
  10. Lavar el cepillo de dientes y colocarlo en su sitio.

Usar juegos para practicar el cepillado

Aprender a través del juego es otra manera de ayudar a tu hijo a cepillarse los dientes, según el método Montessori. Ofrecer actividades y recursos que enseñen o favorezcan la práctica de esta actividad promueven su incorporación a la rutina.

Dibujos de la boca con flechas que indiquen la dirección en la debe moverse el cepillo, dentaduras de juguete para practicar el cepillado o incluso, la boca de los papás para que los chicos las higienicen son algunas opciones. Todas las herramientas lúdicas disponibles serán de utilidad para interesar a los pequeños por el cuidado de la boca.

Cualquier recurso lúdico favorece al aprendizaje, pues motiva al niño a participar y le deja una impronta positiva al hábito adquirido.

Mantener la boca sana es un trabajo de todos los días

El cuidado de la salud oral no se limita al cepillado dental, sino que también incluye mantener una alimentación saludable y visitar al dentista con frecuencia.

El método Montessori puede ser un gran aliado para que le enseñes a tu hijo sobre la importancia de cepillarse los dientes y de cuidar su salud bucal.

Incorporar estos hábitos desde edades tempranas y hacer parte a los pequeños de los cuidados de su propio cuerpo los hará sentirse responsables y autónomos. Y así, les facilitarás un aprendizaje que los acompañará durante toda su vida.  

Te podría interesar...
Cómo ayudar a los niños pequeños a lavarse los dientes sin perder los nervios
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo ayudar a los niños pequeños a lavarse los dientes sin perder los nervios

Un rol muy importante de los padres es ayudar a los niños pequeños a lavarse los dientes. Aquí te contamos cómo y con qué hacerlo.



  • Gómez Lara, M. S. (2018). Educación y los procesos metodológicos de la enseñanza aprendizaje en la salud odontológica (Bachelor's thesis, Quito: UCE).
  • Albán Tarambis, J. P., & Vela Rojas, K. M. (2021). El método Montessori en el desarrollo integral de los niños/as de 4 a 5 años (Bachelor's thesis, Quito: UCE).
  • Mona, D., & Azalea, F. W. (2018). Leaflet and pocketbook as an education tool to change level of dental health knowledge. dental hygiene, 8, 9.
  • Quispe Peralta, M. (2019). El método Montessori aplicado para los alumnos de educación inicial.
  • Sinha, M., & Deb, S. (2017, September). An interactive elementary tutoring system for oral health education using an augmented approach. In IFIP Conference on Human-Computer Interaction (pp. 413-430). Springer, Cham.
  • Duarte Gómez, Y. C., Naranjo Burgos, D., & Puentes Garzón, A. M. (2018). Aplicación de estrategias lúdicas pedagógicas para mejorar el aseo e higiene bucal de los niños y niñas del grado transición de 4 a 5 años en el jardín Dulce Corazón de María del Municipio de Girardot-Cundinamarca (Doctoral dissertation, Corporación Universitaria Minuto de Dios).
  • Heras Solís, J. E., & Velásquez Amén, B. E. (2020). Aplicación de método Montessori en infantes con discapacidad intelectual leve: área sensorial y habilidades cognitivas, estudio realizado en Escuela Particular Lidia Deán de Henríquez (Doctoral dissertation, Universidad de Guayaquil. Facultad de Ciencias Médicas. Carrera de Tecnología Médica).
  • Gómez Paredes, A., & Vásquez Mina, C. S. (2019). El método Montessori como estrategia pedagógica para mejorar la motivación en niños y niñas de 2 a 3 años.
  • Muñoz, B. M. (2018). Montessorízate: Criar siguiendo los principios Montessori. Grijalbo.
  • Alarcón, E. (2016). Influencia Del Método Montessori En Educación Física Y Salud (Doctoral dissertation, Doctoral dissertation, UNIVERSIDAD AUSTRAL DE CHILE).