10 infecciones que pueden afectar el embarazo

Las infecciones durante el embarazo deben ser tratadas a la brevedad, a fin de prevenir consecuencias graves para la salud de la mamá y del bebé.
10 infecciones que pueden afectar el embarazo
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina el 19 julio, 2021.

Última actualización: 19 julio, 2021

El embarazo es una etapa de susceptibilidad para las infecciones y esto se debe a que las defensas maternas disminuyen como parte de la adaptación necesaria para gestar La acción hormonal y los cambios en algunos tejidos aumentan las probabilidades de que ingresen microorganismos al cuerpo de la mamá.

El problema es que estos gérmenes pueden atravesar la barrera placentaria y afectar al bebé, provocando abortos, malformaciones congénitas u otras complicaciones para la salud de ambos.

Es importante destacar que no todas las infecciones son igual de peligrosas. Por eso a continuación te contaremos 10 infecciones que pueden afectar el embarazo y el desarrollo del bebé.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es la infección más frecuente durante el embarazo. Ocurre entre el 10 al 32 % de los casos, como consecuencia de los cambios en la flora bacteriana de la vagina, por acción de las hormonas.

La mayoría de las vaginosis bacterianas son leves y ceden sin necesidad de medicamentos. Pero otras deben tratarse para evitar complicaciones mayores, como la rotura de membranas, la corioamnionitis y los partos prematuros.

En general los síntomas son locales, como cambios del color del flujo vaginal, aumento del olor y, en ocasiones, sensación de ardor o picor. El tratamiento dependerá del agente que esté causando esta infección.

Infecciones del tracto urinario

cistitis dolor bajo vientre infeccion urinaria baja embarazada prevencion enfermedad

Durante la gestación las infecciones urinarias son muy comunes. Se estima que entre un 5 a un 10 % de las embarazadas sufre al menos un episodio en el embarazo. Esto se debe, en parte, a los cambios en la estructura y en el funcionamiento de la vejiga, los uréteres y la uretra de la mujer.

La principal causa es la bacteria Escherichia coli, que al ingresar a las vías urinarias se reproduce a gran velocidad y provoca cuadros de distinta índole. Por ejemplo, cistitis (cuando afecta la vejiga y la uretra) o pielonefritis (cuando la infección alcanza los riñones).

De no tratarse a tiempo, esta bacteria puede migrar y causar complicaciones en el bebé, como bajo peso al nacer, parto prematuro, problemas respiratorios, sepsis o la muerte.

Infecciones de transmisión sexual

Sífilis, herpes, hepatitis y VIH son algunas de las infecciones de transmisión sexual.

Como su nombre indica, se adquieren por medio de las relaciones sexuales sin protección y en el embarazo pueden contagiar directamente al feto. Esto repercute sobre la salud de ambos y puede causar malformaciones en el bebé o la muerte del mismo.

La infección por la bacteria Chlamydia trachomatis causa algunas complicaciones graves como la rotura prematura de membranas y el parto prematuro, algunas patologías oculares y la neumonía en el recién nacido.

Estreptococo del grupo B

Los estreptococos del grupo B son una familia de bacterias que causan infecciones en las vías urinarias, en la placenta y en las paredes del útero. 

El mayor problema de esta infección es que aproximadamente el 30 % de las embarazadas que la padecen son asintomáticas.

Para detectar de manera oportuna esta condición, en la semana 37 de embarazo se realiza una prueba de secreciones vaginales y rectales. En caso de que la madre porte esta bacteria en su cuerpo se le indicará un tratamiento antibiótico durante el parto.

Citomegalovirus

El Citomegalovirus es muy conocido como causa de la mononucleosis infecciosa. Se estima que entre un 60 y un 90 % de los adultos lo tienen en su organismo de forma latente, por haberse infectado en la infancia o en la adolescencia.

El problema ocurre cuando este virus se adquiere o se reactiva durante el embarazo, porque causa serias complicaciones en el bebé.

El síndrome de citomegalovirus congénito involucra varios problemas en el desarrollo del niño, como la pérdida auditiva, los problemas visuales y el retraso madurativo, entre otros.

Varicela

La varicela es la infección provocada por el Virus Varicela Zoster (VVZ) y es una de las enfermedad exántemicas (o eruptivas) más famosas de la infancia.

Si bien la mayoría de los adultos tuvo esta enfermedad de pequeño, todavía hay mujeres que la adquieren durante el embarazo. 

En el caso de contraer varicela en la gestación, el cuadro puede ser muy grave para la mamá como para el bebé. La gestante puede desarrollar neumonitis varicelosa y la afectación en el bebé depende del momento en el que ocurre la infección.

Toxoplasmosis

arena gato heces piedras pala limpieza riesgo toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una infección causada por el parasito Toxoplasma Gondii, que se adquiere a través del consumo de carnes crudas, agua o comidas contaminadas con heces de gato y también a través de la placenta. La frecuencia de aparición es relativamente baja, afectando al 1,9 % de todos de los embarazos.

Los daños causados en el bebé dependen del trimestre en el que ocurre la infección. En el primer trimestre, la probabilidad de muerte fetal es elevada, mientras que en el segundo y en el tercero, es menor.

Aún así el bebé puede sufrir algunos daño neurológicos, como retardo mental, pérdida de la visión o de la audición y trastorno motores, entre otros.

Listeriosis

La listeriosis es la infección causada por la bacteria Listeria monocytogenes y se adquiere a través de la ingesta de alimentos contaminados, como carnes crudas, quesos o leche sin pasteurizar. Aunque es poco común, puede ser muy grave en la embarazada y en otras personas de alto riesgo.

El cuadro clínico se compone de fiebre, escalofríos, dolores musculares y diarrea. Durante el embarazo también puede producir abortos espontáneos, nacimientos prematuros y la muerte fetal.

Quinta enfermedad

La quinta enfermedad o eritema infeccioso es una infección viral causada por el Parvovirus B19 humano. Se transmite a través de secreciones bucales y respiratorias.

Algunas embarazadas son asintomáticas, mientras que otras tienen síntomas como erupción facial (principalmente en mejillas), fiebre, dolor de cabeza y dolores articulares.

Si bien solo un 17 a un 33 % de los fetos se infectan, solo el 10 % tendrán complicaciones, más aún cuando el virus infecta antes de las 20 semanas de embarazo.

Virus del Zika

El Virus Zika se transmite a través de la picadura de zancudos infectados, por relaciones sexuales o a través de la placenta. El cuadro es generalmente asintomático, pero a veces la infección se manifiesta con dolor articular, fiebre y sarpullido.

En el feto el Zika causa microcefalia, es decir que la cabeza y el cerebro son más pequeños de lo normal. Este defecto aumenta el riesgo de que el bebé padezca convulsiones, retraso en el desarrollo, pérdida de la audición y problemas visuales, entre otros.

Prevención de las infecciones en el embarazo

Prevenir las infecciones durante la gestación es una estrategia de salud importante para evitar complicaciones en la salud del bebé y su mamá. Para ello será fundamental cumplir con todos los controles prenatales de rutina y notificar al médico cada vez que algún síntoma o dolencia aparezcan.

Te podría interesar...
¿Puedo tomar antibióticos durante el embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Puedo tomar antibióticos durante el embarazo?

Algunos antibióticos sí pueden consumirse durante el embarazo, pero la indicación debe realizarla el médico. Te contamos más aquí.