Cómo saber si tu hijo es altamente sensible

Los niños PAS tienen una capacidad de percepción superior al resto. Te contamos cómo saber si tu hijo es altamente sensible.
Cómo saber si tu hijo es altamente sensible
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 02 agosto, 2022

Todos los niños son diferentes y cada uno tiene rasgos propios de personalidad. Entre ellos, podemos encontrar a los chicos PAS (Persona Altamente Sensible o de alta sensibilidad). Estos pequeños perciben las cosas con más intensidad y la sobreestimulación les puede originar estrés. Sigue leyendo para saber si tu hijo es altamente sensible.

Muchos padres se dan cuenta de que sus hijos tienen un don especial y que son diferentes a los demás por su forma de percibir las cosas. Son chicos que ven el mundo de una manera distinta a la del resto. Es importante saber detectar esta característica en nuestro hijo para poder establecer una comunicación efectiva con él y brindarle una educación a la medida de sus capacidades y sus habilidades. Te contamos más, a continuación.

¿Qué es un niño altamente sensible?

Todos los seres humanos percibimos y sentimos las emociones, pero los niños con alta sensibilidad lo hacen de una forma más intensa que el resto. Son pequeños que tienen una gran empatía y se muestran sensibles a los mínimos detalles. Además, la sobreestimulación les abruma. Por lo general, están muy interesados por el arte y son muy creativos. En algunos casos pueden tener uno de sus sentidos más desarrollado que el resto.

La alta sensibilidad es hereditaria. Es por eso que varias personas de una misma familia pueden ser susceptibles. Esto se produce porque el sistema neurosensorial de estas personas está más desarrollado y, por tanto, recibe más información que el resto, pero suelen ser frágiles ante situaciones estresantes como sufrir bullying. Por otra parte, es normal que los padres de niños altamente sensibles necesiten apoyo para la educación de sus hijos.

Los niños altamente sensibles son inteligentes y muy creativos. En muchos casos, muestran especial interés por el arte.

Características de los niños altamente sensibles

El término comúnmente utilizado es PAS, pero también se acuñó la forma NAS para referir a los niños altamente sensibles. A continuación, veremos algunas de las características que pueden ayudarnos a reconocer a estos pequeños.

Son muy emocionales

Las emociones, tanto positivas como negativas, las experimentan con gran intensidad y no tienen miedo de mostrarlas en cualquier momento. Esta cualidad es beneficiosa, ya que su pensamiento, la mayoría de las veces, es positivo, lo que les hace enfrentarse mejor a situaciones complicadas.

Pueden llegar a la sobresaturación emocional

Esto se debe a que sus umbrales sensoriales se encuentran más bajos que los demás, por lo que perciben más estímulos. Uno de los aspectos negativos de esta característica es que suelen sufrir de ansiedad y estrés, ya que se origina una sobreactivación neuronal. Además, son niños que empatizan y reflexionan más que otros, al tiempo que sienten sus emociones, a veces, de forma descontrolada.

Sus sentidos están más receptivos y abiertos

Los sentidos de los niños altamente sensibles están mucho más desarrollados debido a que son capaces de enfocarse en un estímulo o en un tema y lo procesan de una mejor manera. De esa forma, prestan atención a pequeños detalles que para otros jóvenes pueden pasar desapercibidos. Sin embargo, esto tiene una desventaja para ellos, ya que no pueden mantener un contacto físico por mucho tiempo o estar quietos en un mismo lugar.

Se abruman en ciertos ambientes

Los niños altamente sensibles suelen irritarse en los sitios donde hay mucho bullicio o demasiadas luces. También, en las aglomeraciones o si hay demasiado ruido se sienten aturdidos. En general, esto hace que se distancien en busca de un lugar más tranquilo.

Son muy inteligentes

Los niños PAS tienen una gran inteligencia, tanto cognitiva como emocional. Poseen una buena capacidad perceptiva, de análisis, para reflexionar y son muy intuitivos, además de creativos. Es de resaltar que estos aspectos les hacen tender al perfeccionismo, por lo que cuando algo no les sale bien aparece la frustración.

¿Cómo puedo saber si mi hijo es altamente sensible?

Los chicos PAS son muy sensibles ante el dolor propio y ajeno. En general, son más empáticos que otros niños y tienen reflexiones más profundas.

A continuación vamos a ponerte una serie de frases que debes contestar con o con no. Si hay 13 o más respuestas positivas, habrá más probabilidades de que tu hijo sea altamente sensible:

  1. Los grandes cambios no los lleva bien.
  2. Tiene sobresaltos con facilidad.
  3. Es muy perfeccionista.
  4. Si nota que su ropa está mojada o tiene arena, quiere cambiársela.
  5. Las grandes sorpresas no le van.
  6. Pregunta muchas cosas.
  7. Tiene preferencia por el juego tranquilo.
  8. Parece que lee la mente.
  9. Ante una corrección suave aprende más y mejor que si es mediante un castigo fuerte.
  10. Le molestan las costuras de los calcetines o las etiquetas de la ropa, entre otras.
  11. Tiene un vocabulario que no se corresponde con su edad.
  12. Enseguida se da cuenta del sufrimiento de los demás.
  13. Tiene una gran sensibilidad al dolor.
  14. Hace preguntas muy profundas.
  15. Lo siente todo en profundidad.
  16. Tiene un sentido del humor muy ingenioso.
  17. Posee una gran intuición.
  18. No se encuentra cómodo en lugares con mucho ruido.
  19. Le resulta complicado dormir tras un día de mucha excitación.
  20. Advierte hasta el olor más suave.
  21. Percibe las cosas más delicadas. Por ejemplo, un objeto que ha cambiado de sitio o el cambio de aspecto de una persona.
  22. Cuando no hay extraños presentes se desenvuelve mejor.
  23. Tiene en consideración la seguridad antes de hacer algo que lo ponga en peligro.

Sobre los niños altamente sensibles podemos decir que…

Los niños con alta sensibilidad poseen ciertas cualidades que les hacen percibir las cosas con más intensidad. Sin embargo, ellos tienen el mismo derecho que el resto a tener una infancia divertida, llena de amor, con responsabilidades y con sus reglas. Un hijo altamente sensible puede traer a los padres grandes retos, pero, seguramente, también muchas satisfacciones.

Te podría interesar...
Madres sensibles educando a niños sensibles
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Madres sensibles educando a niños sensibles

Las madres sensibles pueden sentir que la crianza es un poco complicada, pero la realidad es que se puede llevar bien. ¡Anímate y sigue estas clave...