3 claves para estimular la inteligencia de los niños

La inteligencia no solo engloba la capacidad lógica o matemática. Descubre cómo estimular la inteligencia de tus hijos de manera global.
3 claves para estimular la inteligencia de los niños

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 24 Diciembre, 2020.

Última actualización: 24 Diciembre, 2020

Durante los primeros años de vida de un niño, su desarrollo cognitivo avanza a gran velocidad. Mediante la interacción con el entorno va adquiriendo las facultades para comprenderlo y desenvolverse en él. Este proceso tiene lugar de manera natural y progresiva; sin embargo, es mucho lo que los adultos podemos hacer para estimular la inteligencia de los niños.

Si estos no crecen en ambientes ricos y estimulantes, no lograrán desarrollar todo su potencial. Por ejemplo, se han documentado casos de infantes que estuvieron privados de socialización durante sus primeros años y esto afectó profundamente a muchas de sus capacidades. Sin embargo, para estimular la inteligencia de los niños hemos de tener en cuenta que esta abarca muchas áreas diferentes.

Por lo general, tendemos a asociar la inteligencia con la capacidad lingüística o matemática. O, incluso, con las calificaciones que los pequeños obtienen en la escuela.

No obstante, se trata de un concepto mucho más amplio. Como se desprende de la teoría de las inteligencias múltiples, aspectos como la música, el movimiento corporal o las relaciones sociales necesitan ser igualmente potenciados. Por ello, te compartimos algunas claves que te ayudarán a lograrlo.

¿Cómo estimular la inteligencia de los niños?

Hábitos de vida saludables

En primer lugar, hemos de atender la esfera física del niño pues, pese a que estemos tratando de estimularlo a nivel cognitivo, ambos aspectos están estrechamente relacionados. Así, es importante cuidar sus hábitos y asegurarnos de que mantiene un estilo de vida saludable. Especialmente habremos de centrarnos en tres áreas:

  • Un descanso suficiente y de calidad es imprescindible para que los niños asienten aprendizajes y restauren la energía consumida durante la jornada. Si sus horas de sueño son escasas o se ven interrumpidas con frecuencia, estaremos impidiendo que tengan lugar estas importantes funciones cerebrales. Además, al día siguiente el niño no será capaz de funcionar correctamente ni en la escuela ni en el resto de sus actividades.
  • La alimentación también tiene una gran importancia en el desarrollo de la inteligencia. Y es que es la que proporciona al cerebro de los niños los nutrientes necesarios. Por ello, es imprescindible que mantengan una alimentación variada y equilibrada, rica en frutas y verduras y eviten azúcares y alimentos procesados. Al menos en la medida de lo posible.
  • Por otro lado, es necesario que los pequeños se habitúen a realizar ejercicio físico con regularidad en su día a día. El deporte ayuda a oxigenar el organismo, pero, además, potencia la inteligencia corporal, la social (especialmente si se trata de un deporte de equipo) y la musical (en caso de actividades como el baile).

Experiencias nuevas

A la hora de estimular la inteligencia, no hay mayor enemigo que la rutina. Por lo mismo, trata de proporcionar a tus hijos experiencias variadas. Estas pueden ser de cualquier índole: visitar museos, caminar por la naturaleza, leer diferentes libros o participar en actividades con otros niños. Cualquier vivencia novedosa que se salga de lo familiar nutrirá y enriquecerá su mente de manera importante.

De estas experiencias el pequeño no solo obtendrá nuevos conocimientos, sino que también sentirá cómo su curiosidad se despierta y sus habilidades sociales se amplían. Personas, entornos y actividades variadas son los mejores ingredientes para mantener su mente estimulada. Además, no son necesarios eventos extraordinarios. Introducir pequeñas variaciones en el día a día puede ser suficiente.

Retos y desafíos

Por último, para estimular la inteligencia de los niños hemos de ayudarles a mantenerse mentalmente activos. Para ello, podemos proponerles diferentes retos y desafíos que les animen a probar y desarrollar sus habilidades. Las tareas escolares ya cumplen, en parte, esta misión, pero desde casa podemos contribuir proponiéndoles a los pequeños participar en la elaboración de recetas sencillas, manualidades o juegos de mesa.

Estimular la inteligencia en el día a día

Como ves, la inteligencia puede estimularse en el día a día mediante tareas cotidianas. No es necesario recurrir a actividades complejas ni extensos entrenamientos. En realidad, son las experiencias diarias las que más nutren la inteligencia infantil.

Es importante no limitarnos a potenciar las habilidades lógicas y cognitivas de los niños, ya que el resto de inteligencias tienen igual valor y les serán también de máxima utilidad. Pero, afortunadamente, con la mayoría de actividades logramos abordar varias de estas facetas de la inteligencia.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Señales de inteligencia en niños

Por ahí dicen que la inteligencia es un don equitativo para todo el mundo, porque todos creen tener suficiente, solo que algunos la usan más que otros




Graduada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid en el año 2015, con itinerario en psicología clínica. Máster en Psicología Clínica y de la Saludy Máster en Psicoterapia Cognitivo-Conductual por el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP). Ha realizado formación complementaria en Terapia Familiar y en Abordaje de las Adicciones en la mujer (Fundación Instituto Spiral - Madrid). Con gran vocación y pasión por su profesión, trabaja como psicóloga autónoma desde el año 2018 en Valladolid y continúa formándose para poder acercar a las personas los conocimientos y recursos que la psicología proporciona para lograr una mayor calidad de vida. Número de colegiada: P-02328.