Esguince de tobillo en niños

Astrid Moreira · 9 octubre, 2018
El esguince de tobillo en niños debe tratarse rápidamente al visualizar la aparición de los síntomas. En muchas ocasiones, dependiendo de la gravedad, el pequeño podría requerir rehabilitación.

Mientras más actividad realicen los niños, mejor será su desarrollo y crecimiento. Correr, saltar y jugar, son acciones muy importantes en su día a día. Sin embargo, toda esta energía puede ser la razón por la que el esguince de tobillo en niños sea una lesión tan frecuente.

¿Qué es un esguince?

Los esguinces o torceduras se producen cuando caemos violentamente o realizamos algún movimiento brusco. Se provoca, entonces, que un ligamento se extienda demasiado o se desgarre. Esta dolencia puede afectar cualquier parte del cuerpo, pero mayormente se produce en el tobillo.

Síntomas de un esguince de tobillo en niños

En algunas ocasiones, el esguince de tobillo puede presentar síntomas leves e ir en aumento a medida que pasan los días. No obstante, inmediatamente hay inflamación en la zona y un fuerte dolor al caminar. Estos son los síntomas más frecuentes de un esguince:

  • Limitación para caminar: Debido al intenso dolor e hinchazón en la articulación afectada.
  • Inflamación: Esta no produce deformidad en la zona afectada, como sí lo haría una fractura, pero sí se caracteriza como el síntoma más notable.
  • Hematomas: Casi no se presentan, pero pueden darse debido a la rotura de un vaso sanguíneo. Se notarán principalmente en parte del tobillo; su color será cambiante a medida que el esguince desaparezca.
  • Calor: A causa de la hinchazón y la concentración de sangre en la zona, se produce un calentamiento en el tobillo.

“Ante la aparición de un esguince de tobillo, es fundamental que el niño no intente apoyarlo y se mantenga en reposo hasta determinar el grado de la lesión”

Tipos de esguinces

Los esguinces de tobillo se dividen en tres grados; dependiendo de la gravedad de la lesión, los síntomas serán más leves o intensos. Estos son los tipos de esguinces que se pueden presentar:

  • Grado 1:Es un esguince leve; los ligamentos se distienden ligeramente, con dolor reducido e hinchazón.
  • Grado 2:Hablamos aquí de un esguince moderado. Hay rotura parcial de los ligamentos, dolor e hinchazón durante largo período y dificultad para apoyar el tobillo.
  • Grado 3: Rotura total del ligamento, intenso dolor e hinchazón, además de presentar inestabilidad en el tobillo y dificultad para apoyar peso sobre él.
Entre los accidentes infantiles frecuentes en verano, no pueden faltar aquellos que suceden en la playa.

Causas del esguince de tobillo en niños

Las causas por las cuales se puede producir un esguince de tobillo en niños son muy diversas. La mayoría deriva del caminar por suelos irregulares, llevar a cabo juegos infantiles, correr con los cordones desamarrados o una caída por una mala colocación de la pierna, entre otras causas.

Además, esta lesión puede provocarse al recibir un golpe o un pisotón en el tobillo por parte de otra persona al practicar algún deporte o actividad física. También puede producirse por debilidad de los grupos musculares protectores de la articulación e incluso puede deberse a un calzado inadecuado, ya sea muy grande o demasiado ajustado.

Puede pensarse que es una lesión sin importancia o de menor gravedad, pero es fundamental que sea tratado de la forma más adecuada. Así, se evita que se vuelva una lesión duradera y que lleve a complicaciones futuras. 

Si el niño siente mucho dolor y el tobillo se observa muy inflamado, es necesario acudir al médico inmediatamente.

¿Qué hacer ante un esguince de tobillo?

Lo fundamental es que los padres asistan inmediatamente con el médico de cabecera al momento de notar una hinchazón particular y un dolor agudo que no calma. Este profesional será el más indicado para determinar el tratamiento correspondiente a la lesión.

  • Tratar con tiempo: Se debe procurar tratar de forma completa y en su debido tiempo para evitar posibles complicaciones.
  • Hacer reposo: Es necesario descansar manteniendo en alto el tobillo lastimado; hay que evitar levantarse o apoyar el pie.
  • Colocar compresas de hielo: Se debe colocar hielo en la zona hinchada del tobillo; esto disminuye el dolor y la hinchazón.
  • Usar vendas: Pueden colocarse vendas de soporte para ayudar a bajar la hinchazón y evitar la movilización del tobillo.
Muchos niños se lesionan a menudo.

  • Acudir al médico: No debemos actuar por nuestra cuenta ni por propia experiencia. Un esguince en un adulto no será nunca igual al de un niño.
  • Antinflamatorios: Serán de mucha ayuda para la hinchazón, pero estos deben ser recetados por el médico de cabecera.
  • Rehabilitación: Algunos niños necesitan utilizar muletas por un tiempo en caso de ser un esguince de mayor gravedad. Luego, necesitará ejercicios de rehabilitación y fisioterapia, mayormente para mantener la zona afectada fuerte y en movimiento.
  • Paciencia: Como padres, debemos tomar este proceso con calma y transmitirle al niño la paciencia que necesita para recuperarse. Hay que hacerle entender que, por un tiempo, no podrá levantarse, jugar y correr como siempre.

¿En cuánto tiempo se cura?

El esguince de tobillo en niños no suele durar más de una o dos semanas si es de grado I y II. En tanto, los de grado III pueden tener una duración de cuatro a cinco semanas, teniendo en cuenta los previos tratamientos para una rápida y eficaz recuperación.

En todos los casos, será fundamental seguir paso a paso las indicaciones del médico para que el pequeño pueda recuperarse correctamente.