Eritema nodoso en niños: síntomas, causas y tratamiento

El eritema nodoso no es contagioso y su origen está muy vinculado a las infecciones estreptococo Beta hemolítico del grupo A.
Eritema nodoso en niños: síntomas, causas y tratamiento
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 04 diciembre, 2020.

Última actualización: 04 diciembre, 2020

El eritema nodoso no es una patología en sí misma, sino una manifestación de una enfermedad que lo ocasiona. Asimismo, se desarrollan nódulos en la piel, dolor en las articulaciones y hay temperatura elevada.

No es contagioso, y en caso de no llegar a la causa que lo originó, su tratamiento es sintomático y evoluciona de manera espontánea.

¿Cuáles son las causas del eritema nodoso en niños?

Las causas de este síndrome pueden ser múltiples. En consecuencia, de acuerdo a la Asociación Española de Pediatría, se las divide en etiología infecciosa, no infecciosa o idiopática.

Causas no infecciosas

  • Bacteriana: infecciones estreptocóccicas, tuberculosis, lepra, neumonía por Mycoplasma, Yersinia, Salmonella, Campylobacter, Tularemia, Bartonella (enfermedad por arañazo de gato), ñeptospirosis, psitacosis, brucelosis, linfogranulóma venéreo, rickettsias y shigela.
  • Viral: mononucleosis infecciosa, hepatitis B, hepatitis C, VIH, virus del Epstein-Barr, virus del herpes simple.
  • Hongos: Coccidioidomicosis, Blastomicosis, Histoplasmosis, tiñas.
  • Parásitos: amebiasis, giardiasis.
    Picaduras de medusa en un niños.

La causa infecciosa es la mas relacionada con los casos que ocurren durante la infancia por lo que debe ser lo primero a descartar.

Causa idiopática

Este tipo de origen es aquel en el que no se puede identificar ninguna causa aparente. A su vez, es alrededor del 50 % de los casos en los que se denomina eritema nodoso idiopático o primario de acuerdo a revisiones publicadas.

El tratamiento de esta variante solo se basa en la administración de antiinflamatorios no esteroideos para aliviar las molestias.

Causas infecciosas

  • Drogas: antibióticos (sulfonamidas y penicilinas).
  • Medicamentos diversos: anticonceptivos orales, bromuros, yoduros, inhibidor de TNF-alfa.
  • Malignidad: leucemia, linfoma, neoplasias ocultas.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa.
  • Diverso: embarazo, enfermedad de Behcet, enfermedad de Whipple, síndrome de sarcoidosis-Lofgren (una tríada de eritema nodoso, artritis aguda y linfadenopatía hiliar).

Síntomas del eritema nodoso en niños

El eritema nodoso es un síndrome caracterizado por una erupción nodular, eritematosa y aguda que se manifiesta con mayor frecuencia en la cara extensora de las piernas. Incluso, puede manifestarse en los antebrazos, en los brazos, muslos  y otras partes del cuerpo.

Puede desarrollarse de manera idiopática o estar vinculado a otras patologías sistémicas. Los nódulos son firmes y se presentan de manera repentina. A su vez, son dolorosos y profundos a la palpación. Cuando afecta a la población pediátrica no existe predilección de género.

La evolución de la enfermedad

Aunque difiera en el agente causal, la enfermedad siempre se desarrolla siguiendo un patrón evolutivo. Sin embargo, nunca implica procesos de necrosis, cicatrización o ulceración.

Fase prodrómica

Es un periodo de tiempo no específico que puede durar de entre 3 a 6 días. A su vez, esta etapa se caracteriza por temperaturas elevadas, dolor en las grandes articulaciones de extremidades inferiores o dolor abdominal. Suele desarrollarse una infección nasofaríngea, sumado a un leve estado general alterado.

Fase de estadio

La etapa de enfermedad se consolida en tan solo 1 o 2 días. Además, el síntoma predominante es la fiebre, junto con el dolor articular que persiste o aumenta de la fase anterior.

Comienzan a hacerse evidentes nódulos de 1 a 3 cm de diámetro en la cara extensora de las piernas, los muslos, las rodillas y antebrazos. Asimismo, los nódulos se caracterizan por ser de la siguiente manera:

  • Pequeños.
  • Bilaterales.
  • Simétricos.
  • Enrojecidos.
  • Calientes.
  • Sobreelevados.

En ocasiones, cursa con adenopatía hiliar, edema en los tobillos y dolor en las lesiones que condiciona al individuo a recostarse y elevar las piernas para evitar el malestar.

Fase regresiva

El eritema nodoso evoluciona de manera espontánea, pero puede agilizarse este proceso con el tratamiento de los síntomas o con el reposo.

Quizás te interese: El eritema infeccioso en niños

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El eritema nodoso se diagnostica con los hallazgos clínicos en el niño. A su vez, el médico puede solicitar estudios complementarios como los siguientes:

  • Análisis de sangre completo.
  • Radiografía de tórax.
  • Test rápido de estreptococo.
  • Prueba de Mantoux.

La biopsia de la lesión queda sujeta a situaciones en donde la clínica del niño no es la típica.

Niño con eritema nodoso.

Opciones terapéuticas del eritema nodoso en niños

El tratamiento del eritema nodoso en niños resuelve de manera espontánea. No obstante, puede requerir medidas de reposo con elevación de miembros inferiores o medidas para minimizar los síntomas.

A diferencia de los adultos, en los niños no se indica compresión venosa para reducir el dolor. A su vez, el tratamiento etiológico es fundamental en ciertos casos. Los analgésicos tipo AINE (antiinflamatorios no esteroides)  y el paracetamol son parte de el tratamiento de elección para disminuir en gran medida los síntomas.

El eritema nodoso y su evolución

En la mayoría de los casos, el pronóstico de el eritema nodoso en niños es bueno. Sin embargo, las lesiones de la piel suelen demorar meses en resolverse de manera espontánea. En consecuencia, no dejan cicatrices o máculas hiperpigmentadas.

La evolución de los cuadros de eritema nodoso más graves tardan mucho más en remitir. A su vez, un tercio de los pacientes puede presentar recurrencias.

Te podría interesar...
Tipos de dermatitis en niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Tipos de dermatitis en niños

Las dermatitis en los niños son habituales de observar. No son contagiosas y requieren una intervención mínima. Aprende más leyendo aquí.



  • Leung AKC, Leong KF, Lam JM. Erythema nodosum. World J Pediatr. 2018 Dec;14(6):548-554. doi: 10.1007/s12519-018-0191-1. Epub 2018 Sep 29. PMID: 30269303.
  • Scarpa R, Scognamiglio A, Casaburo G, Oriente A, Biondi Oriente C, Oriente P. L'eritema nodoso: epidemiologia, etiologia, patogenesi, quadro clinico e terapia [Erythema nodosum: epidemiology, etiology, pathogenesis, clinical picture and therapy]. Recenti Prog Med. 1989 Nov;80(11):615-20. Italian. PMID: 2696021.
  • Requena L, Sánchez Yus E. Erythema nodosum. Semin Cutan Med Surg. 2007 Jun;26(2):114-25. doi: 10.1016/j.sder.2007.02.009. PMID: 17544964.
  • Faulkes RE. Upper limb erythema nodosum: the first presentation of Crohn's disease. Clin Case Rep. 2014 Oct;2(5):183-5. doi: 10.1002/ccr3.87. Epub 2014 Jun 30. PMID: 25614807; PMCID: PMC4302621.