Enseña a tu hijo cómo actuar cuando se enfrente a agresiones de otros niños

El acoso es algo que toda mamá desea que nunca le pase a sus hijos, pero es necesario educarlos para que aprendan a reaccionar ante la posible situación.
Enseña a tu hijo cómo actuar cuando se enfrente a agresiones de otros niños

Última actualización: 16 junio, 2022

El acoso y los niños crueles siempre han existido y seguirán sembrando el miedo en las aulas de clase, ya que abundan las paternidades ausentes y la falta de información sobre métodos de crianza responsables. Por lo que es de gran importancia explicar a los hijos cómo actuar cuando se enfrenten a agresiones de otros niños.

Y es que por más que queramos proteger a nuestros pequeños de aquellas personas que quieren hacerles daño (incluidos los bravucones y los niños acosadores), no siempre podremos estar a su lado para salvaguardar su seguridad. Enseñar estrategias emocionales y de comunicación puede ser de gran ayuda para resolver conflictos y no emplear la violencia como respuesta.



5 consejos que debes enseñar a los hijos para evitar las agresiones de otros niños

Un informe de la organización Save the Children recogió el testimonio de más de 21000 estudiantes españoles entre 12 y 16 años, con el fin de conocer sobre sus experiencias con el acoso y la violencia. Se reveló que 1 de cada 10 jóvenes afirma ser víctima de acoso, 1 de cada 4 ha recibido golpes físicos y un 7% dice sufrir acoso a través de Internet o el móvil.

Las niñas y las jóvenes se ven expuestas a más situaciones de acoso como de ciberacoso, con respecto a los hombres.

Y aunque estas cifras son muy preocupantes, es necesario como padres intentar erradicar estos comportamientos mediante la educación y el amor. Estos son algunos consejos que puedes enseñarles a tus hijos para evitar los conflictos cuando son víctimas de acoso por parte de sus compañeros.

1. Explícales cómo evitar las provocaciones

La mayoría de los acosadores utilizan los apodos y la provocación verbal para que sus compañeros más débiles lloren, se enojen o terminen perdiendo el control. Debido a esto, es crucial enseñarles a los hijos que ignorar estas ofensas no es ser un cobarde, sino ser fuerte para no ceder ante los insultos con más violencia.

Como dice el antiguo refrán: “a palabras necias, oídos sordos”. No vale la pena invertir la energía en personas que solo buscan mofarse de los demás para dárselas de chistosas. Las palabras cobran valor dependiendo de quienes las digan, así que explícales a los niños a no darle importancia a comentarios malintencionados.

2. Fomenta el autocontrol ante las agresiones de otros niños

Enfrentarse a burlas por el aspecto físico, la forma de ser o la manera de comportarse puede ser muy doloroso para la gran mayoría de niños. Y es comprensible que los pequeños se sientan tristes. No obstante, deben saber que son palabras vacías que se dicen por ignorancia, inmadurez y falta de educación. Por lo que no deben mostrarse débiles o vulnerables.



Técnicas como respirar profundamente y contar hasta 10 o retirarse del lugar son buenas para evitar el bullying, al hacerles saber a los abusadores que no se le dio importancia a lo dicho. Nuestros hijos necesitan saber que cada uno es perfecto a su manera y que solo deben procurar ser buenas personas en busca de su felicidad.

3. Mantener la calma y no perder la firmeza

El miedo y el coraje ante una situación de violencia verbal o física pueden hacer sentir indefensos hasta a los adultos. Es algo natural que puede demostrarse incluso mediante las acciones del cuerpo.

Ceder ante los comentarios de los acosadores mediante el llanto puede hacer que la intimidación se haga cada vez más fuerte. Mantener la calma es primordial.

Por esta razón, enséñales a los hijos a intentar resolver los conflictos mediante el diálogo tranquilo. Manteniendo la calma, un lenguaje corporal firme y un tono de voz amable, sacando fuerza interior para demostrar valentía.

4. Emplea ayuda didáctica

La literatura infantil es una excelente herramienta para inculcar en los niños valores de autorrespeto y empatía por sus compañeros. Al identificar mediante historias cercanas situaciones de acoso frecuentes y cómo pueden resolverlas inteligentemente.

Cada situación de acoso puede resolverse de manera diferente. Por ejemplo: hablando con el agresor e intentando mediar, retirándose del lugar, manteniendo el autocontrol o buscando ayuda. Educa a tus hijos para encontrar la mejor alternativa y no dejarse afectar por los comentarios.

 5. Motívalos a pedir ayuda

Crecer en un ambiente familiar seguro y rodeados de amor incondicional les da la confianza a los niños de contarles a sus padres por lo que están atravesando.

Así que, agradece ese voto de confianza y habla con ellos desde el corazón para que eviten lastimarse a sí mismos por las heridas emocionales de los demás. Además, en caso de requerirlo, motívalos a denunciar y buscar ayuda en su profesor favorito para que intenten hacer algo al respecto.

Saber enfrentar las agresiones de otros niños no es sencillo

Las cifras de actos de violencia escolar han incrementado en los últimos años y es preocupante cómo pese a los esfuerzos de erradicar el acoso, este sigue cobrando la felicidad (e incluso la vida) de millones de niños alrededor del mundo.

Por eso, recuerda enseñarles a tus hijos cómo reaccionar ante situaciones de acoso en el colegio y procura educarlos desde su infancia en el respeto por sí mismos y por los demás. Sabiendo apreciar la diferencia y teniendo empatía ante las injusticias ajenas.

Te podría interesar...
11 preguntas sobre acoso escolar o bullying
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
11 preguntas sobre acoso escolar o bullying

¿Lo sabes todo sobre el bullying? En esta recopilación de preguntas sobre acoso escolar te damos toda la información que necesitas.