El complejo de Electra: descubre qué es

El complejo de Electra es una etapa que se manifiesta en el desarrollo de las niñas y que consiste en la profunda admiración a la figura paterna.

¿Sabes cuál es el complejo de Electra? En la mayoría de las familias puede observarse que, aunque la relación entre un padre y una hija pueda ser algunas veces conflictiva dependiendo de cada etapa, nunca deja de ser especial.

La mitología griega cuenta que fue la propia madre de Electra, o el amante de la misma, quien mató a Agamenón despúes de que este volviese una vez acabada la Guerra de Troya. Por ello, Electra decidió que su madre y su amante debían morir. Quería vengarse de ellos porque le habían arrebatado a lo que más quería: su padre. Veamos pues de qué se trata el conocido como complejo de Electra y cómo afecta a las niñas de temprana edad.

“El complejo de Electra es el momento de hacer hincapié en la analogía entre la actitud entre los dos sexos”

–Carl Jung–

¿Qué es y cuáles son sus características ?

El complejo de Electra se puede definir como la etapa en la que las niñas compiten con su madre para conseguir la total atención de su padre. Es lo que coloquialmente se conoce como “papitis” y que en la mayoría de los casos se presenta entre los 3 y 6 años de edad.

Es bueno pasar tiempo con los hijos jugando y contando chistes

Fue el neurólogo Sigmund Freud quien estudió lo que calificó como complejo de Edipo para referirse al vínculo especial entre una madre y su hijo. Posteriormente fue Carl Jung quien decidió denominar a esta etapa como complejo de Electra hacer referencia a la relación entre un padre y su hija, ya que creía que nada tenía que ver la conexión existente entre un padre y una hija con la relación que se establece entre madre e hijo.

En una primera instancia, Freud consideró que las niñas suelen sentirse más atraídas por su madre en los primeros años de vida. Sin embargo, poco a poco van descubriendo las múltiples diferencias entre sexos. Por ello, este es el momento en el que comienzan a ver a la figura de la madre como una rival con la que empiezan a luchar para ganar el afecto del padre.

Esta etapa suele tener lugar en la mayoría de las familias y, en muchas ocasiones, se manifiesta de una forma muy tímida. Sin embargo, cuando no es pasajera y se empieza a prolongar en el tiempo es cuando se habla de complejo de Electra. A partir de entonces la niña tendrá como único modelo a su padre, por lo que siempre buscará a personas que se parezcan a él: una figura que le aporte seguridad.

Características principales

Es importante el hecho de no confundir el complejo de Edipo con el que hoy nos atañe porque aunque la base es la misma, no tienen nada que ver. A pesar de ello, es interesante observar en los niños el momento en el que van construyendo su identidad sexual a partir de la relación con el progenitor del sexo contrario.

Pasemos ahora a ver las principales características que comprende el complejo de Electra:

  • El vínculo con la madre: Carl Jung consideraba que la conexión entre la hija y su madre es más cercana que entre un niño y su padre. Pero pronto se dio cuenta de que además del afecto, también es mayor la rivalidad entre las hijas y sus madre.
  • La predilección por el padre: Jung observó que en una primera instancia las niñas no presentan una preferencia por ninguno de los dos progenitores. Sin embargo, con el paso del tiempo solo tienen ojos para el padre, tal y como demuestra el hecho de la existencia de un mecanismo de conservación de la especie.
  • La resolución del complejo de Electra: tanto Freud como Jung coinciden en que ambos tipos de complejos son etapas que forman parte del normal desarrollo de la mayor parte de los niños y niñas. Tan solo es una muestra de la madurez de la psicología de los niños, que empiezan a descubrir nuevos conceptos.

Señales para identificar el complejo de Electra

A continuación, señalamos una serie de hechos que pueden ser un indicio de aparición de esta etapa:

  1. La niña tiende a repetir frases del tipo: “cuando sea mayor me quiero casar con papá” u otras similares que muestran el gran afecto que tiene hacia la figura paterna.
  2. Llora sin consuelo cuando el padre se marcha porque se da cuenta de su ausencia y se siente desprotegida.
  3. Continuamente quiere estar en medio de papá y mamá, ya que manifiesta sus celos al ver cómo la madre manifiesta las muestras de cariño propias de la pareja.
  4. Durante este proceso es notable un tímido rencor hacia la figura de la madre, ya que siente que le está usurpando su terreno, y lo más importante, a su admirado padre.
El Complejo de Electra se puede definir como la etapa en la que las niñas compiten con su madre para conseguir la total atención de su padre.

Consejos para padres, ¿cómo enfrentarse al complejo de Electra?

En primer lugar, no hay por qué preocuparse demasiado, pues tan solo es una etapa pasajera en el desarrollo de las niñas. Para poder sobrellevarla, hay que tener paciencia y ser constante, a la vez que ayudarlas a superar los conflictos internos.

Esto les permitirá madurar y crecer pudiendo construir poco a poco su propia identidad personal. Alguno de los principales consejos es evitar prestar demasiada atención a sus actuaciones, así como poner en evidencia a la niña por manifestar sus sentimientos. Es decir, hay que intentar a toda costa entrar en su juego.

Un segundo paso sería ir mentalizando a la niña de cuál es la realidad de la figura del padre. Es decir, que aunque su padre siempre será el que la quiera y la proteja, también existe mamá, que es su pareja.

Como todas las etapas de la vida, también tiene su fin. Y este se presenta en la mayoría de las ocasiones hacia los 6 – 7 años. A partir de este momento, las niñas pasan a no ser rivales de la madre. Entienden la figura de ambos, toman a su padre como modelo y a su madre como referente. Se dan cuenta de que los pilares de su vida son dos, no únicamente uno: sus padres.

Categorías: Psicología infantil Etiquetas:
Te puede gustar