Dieta blanda para embarazadas

Durante el embarazo pueden sufrirse muchas patologías. Una de ellas es la diarrea, gastritis u otros problemas intestinales y digestivos. Los cambios hormonales podrían ser una causa para este mayor riesgo de padecer enfermedades. Será el momento en el que la futura mamá debe poner en práctica una dieta blanda en su alimentación.

Muchas mujeres sufren de diarrea durante el embarazo. Esto se debe, generalmente, a cambios hormonales y a una sensibilidad a ciertos alimentos. Aunque los episodios suelen ser puntuales y casi nunca terminan en un problema grave, es necesario tomar todas las precauciones, como puede ser la dieta blanda para embarazadas.

Algunos cuidados caseros suelen ser suficientes. Sin embargo, hay que estar atentos a cualquier señal de alarma y acudir al médico ante la menor duda. La alimentación tiene un papel principal en la recuperación. A continuación, veremos algunas recomendaciones e ideas de dieta blanda para embarazadas.

¿Qué debe hacer una mujer embarazada si tiene diarrea?

Cuando una mujer embarazada presenta episodios de diarrea, estos suelen ser cortos y desaparecer espontáneamente. Normalmente, no representan ningún riesgo para la salud del bebé.

No obstante, si la diarrea se prolonga por más de tres días, es necesario consultar al médico. De igual forma, es necesario acudir inmediatamente a un servicio de salud si las deposiciones tienen sangre o si la mujer presenta vómitos o fiebre.

Mientras exista este problema, la mujer embarazada debe guardar reposo. También es recomendable que no haga ningún esfuerzo importante y que beba muchos líquidos como agua, infusiones o zumos para evitar la deshidratación.

En esta situación, la alimentación es una parte fundamental de la recuperación. De hecho, puede ser el principal tratamiento para la diarrea; una dieta blanda para embarazadas debe asegurar la recuperación de la futura madre y la correcta nutrición del bebé.

La dieta blanda para embarazadas es conveniente en casos de problemas digestivos.

¿Cómo evitar los episodios de diarrea?

Algunos episodios de diarrea se pueden prevenir tomando ciertas precauciones. La mujer embarazada debe tener esto muy en cuenta para evitar preocupaciones y problemas innecesarios.

Lo más importante es mantener en todo momento una alimentación equilibrada. La dieta durante el embarazo debe cumplir con los requerimientos nutricionales propios del período de gestación.  Sin embargo, hay muchas mujeres que, con la excusa del embarazo, consumen dulces en exceso o comidas muy copiosas.

El consumo excesivo de grasa o una exageración en el tamaño de las porciones pueden afectar a la salud digestiva de la mujer embarazada. También es importante tener la precaución de consumir siempre alimentos frescos, en buen estado y que cumplan con todas las normas de higiene.

¿En qué consiste la dieta blanda para embarazadas?

La dieta blanda es una alimentación que busca la ingesta de alimentos poco pesados para el organismo y fáciles de digerir. Si una mujer embarazada presenta problemas digestivos como la diarrea, debe cuidarse; es muy importante que respete estrictamente este régimen alimentario por unos días, hasta estar completamente recuperada.

En este sentido, ¿qué se puede comer en una dieta blanda para embarazadas? Una de las necesidades más importantes en esta dieta es beber abundante líquido; pueden ser zumos de frutas no cítricas, infusiones y agua. Por ningún motivo se deben consumir bebidas gasificadas, leche o café.

“Es importante tener la precaución de consumir siempre alimentos frescos, en buen estado y que cumplan con todas las normas de higiene”

En general, los alimentos que componen una dieta blanda deben estar cocidos, poco aliñados, ser de textura suave y libres de grasa. Algunos de los alimentos más recomendados son el yogur con probióticos, las manzanas o peras peladas y cocidas, las patatas y el arroz.

También se puede consumir avena cocida y carnes suaves como el pollo y el pavo; los pescados también están permitidos. Las verduras cocidas o en puré, lo mismo que las cremas de verduras —sin lácteos— son ideales.

Entre los alimentos que se deben evitar a toda costa se encuentran los frutos secos, la leche y el chocolate. Tampoco se deben consumir carnes rojas, alimentos grasos, alimentos picantes o que sean ricos en fibra.

La dieta blanda para embarazadas se basa en gran parte en sopas y cremas de verduras.

Menú de dieta blanda para embarazadas

Cuando necesita llevar una dieta blanda, la mujer embarazada puede consumir en el desayuno un yogur con probióticos y una tostada con jamón de pavo; puede añadir también una infusión. A media mañana, puede comer una porción de fruta, cereales o un poco de pan integral con jamón de pavo.

Para la comida, un menú ideal sería pollo o pescado a la pancha acompañados de una patata y una zanahoria hervidas; se puede terminar con una infusión de menta. A la media tarde, puede comer otra pieza de fruta, un buen zumo o un batido de fruta y verdura.

Finalmente, para cenar, puede consumir una sopa o crema de verduras —cocidas y pasadas por la licuadora—, pollo o ternera a la plancha. Al igual que en el almuerzo, es muy positivo terminar con una infusión de menta.

Categorías: Cuidados en el embarazo Etiquetas:
Te puede gustar