Dieta blanda para cortar la diarrea en niños

Óscar Dorado · 18 agosto, 2018
A la hora de iniciar la recuperación de una diarrea, es importante cuidar los alimentos, las cantidades de estos y, acompañarlos con una buena hidratación. 

Cuando un niño presenta un cuadro de diarrea, esta puede deberse a diversos motivos, desde una mala digestión hasta una intolerancia a un alimento determinado. Una vez que el médico ha realizado el diagnóstico, es importante proporcionar al niño una dieta blanda que le permita nutrirse y reponerse.

Pero, ¿Qué es una dieta blanda? Se trata de un tipo de alimentación basada en alimentos de textura suave y que, en líneas generales, sean muy fáciles de digerir para el organismo y no lo irriten. Por lo general, este tipo de dietas excluye por completo las sazones, en especial, aquellas que tengan un gusto muy fuerte, con lo cual, se opta por apenas un toque de sal.

Evidentemente, la finalidad de las dietas blandas es ayudar al organismo a recuperarse. Al no suponer un gran impacto en el proceso digestivo, los alimentos blandos podrán ser asimilados correctamente y el niño podrá sentirse saciado y con fuerzas.

Cabe destacar que este tipo de alimentación no solo es utilizada en los casos de diarrea, sino que también ayuda en los casos de niños con otros trastornos digestivos. No obstante, en esta oportunidad te explicaremos con detalle la dieta blanda para cortar la diarrea.

Dieta blanda para cortar la diarrea

Como se mencionó anteriormente, los alimentos que constituyen la dieta blanda vienen a ser aquellos que son fáciles de digerir. Estos alimentos pueden provenir de distintos grupos. Aparte de la típica sopa de fideos, algunos de los más destacados para los casos de diarrea, son los siguientes:

  • Cereales: arroz blanco, avena, trigo.
  • Frutas: bananas, plátanos, manzanas (asadas, en compotas).
  • Proteínas: huevos (cocidos), carne de res, cerdo, pollo, pescado o pavo (al vapor, a la parrilla o al horno, también el uso del caldo de estas carnes es conveniente).
  • Verduras y hortalizas: zanahorias, remolacha, auyama, apio, calabacín (pelado), tallos de espárragos, ahuyama o calabaza, ñame, patatas.
  • Otros: gelatinas.
En la dieta blanda se pueden incluir espaguetis con calabaza.

También se pueden incluir a la dieta blanda algunos alimentos probióticos que promuevan el equilibrio de bacterias buenas y malas en el intestino. Los probióticos son bacterias vivas y levaduras que son beneficiosas para el organismo.

Recomendaciones para la dieta blanda

En primer lugar, hay que evitar los alimentos que sean difíciles de procesar, que tiendan a producir gases y otras molestias. Lo que más conviene evitar son las legumbres (lentejas, habas, etcétera) y los productos lácteos.

En segundo lugar, las comidas picantes deben ser eliminadas, ya que pueden ser irritantes para el sistema digestivo. Por otro lado, las frituras son difíciles de procesar para el sistema digestivo sensible, puesto que empeora los cuadros de diarrea.

En tercer lugar, también se deben excluir los alimentos azucarados y aquellos que contengan sustancias artificiales (como los colorantes y edulcorantes), ya que pueden alterar las bacterias sensibles en el colon. Por su lado, los edulcorantes artificiales pueden tener un efecto laxante.

Por otra parte, a pesar de qué sí se pueden tomar algunos batidos, zumos y jugos de fruta, estos deben estar muy bien colados. Es decir, es necesario retirar la pulpa y las semillas para que así sean más fáciles de digerir.

En cuarto lugar, hay que tener en cuenta que, cuando hay un caso de diarrea, hay que permitir que el niño haga sus comidas en pequeñas cantidades, para que así, el organismo pueda recuperarse poco a poco. No conviene darle comidas copiosas ni tampoco forzarlo a comer de más si no puede más. 

El agua de coco es buena para combatir la diarrea.

¿Qué deben beber los niños para cortar la diarrea?

Como no podía ser de otra manera, los líquidos son fundamentales para mantener hidratado al niño cuando tiene diarrea. Ahora bien, si bien hay que indicarle que es importante que beba agua cada cierto tiempo, no hay que forzarle que beba un litro de agua de una sola vez.

Con la diarrea, el cuerpo pierde minerales y electrolitos. Por ello, es importante beber líquidos que ayuden a reponer lo perdido. Algunos de los líquidos más eficaces son:

  • El agua de coco.
  • El agua de electrolito.
  • Las bebidas deportivas.
  • El caldo de pollo o verduras y algunas sopas.

Con una buena dieta blanda, una correcta hidratación y el seguimiento de tratamiento pautado por el médico, la diarrea desaparecerá en poco tiempo y el niño podrá recuperarse del todo. Y una vez finalizado el tratamiento farmacológico, el niño podrá volver, poco a poco, a su dieta de una forma equilibrada