3 beneficios de la manzana para niños

¿Sabes porqué es recomendable incorporar la manzana en la dieta de los niños? Entérate de todo en este artículo.
3 beneficios de la manzana para niños
Silvia Zaragoza

Escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza el 19 septiembre, 2021.

Última actualización: 19 septiembre, 2021

¿Sabías que el 2021 es el año internacional de las frutas y las verduras? Estos alimentos son saludables y fundamentales para la salud, pero el consumo en niños no alcanza las 5 raciones diarias recomendadas. Aunque todos son igual de beneficiosos, vamos a centrarnos en la ingesta de manzana para niños.

¿Por qué es tan importante la manzana en la dieta de los niños?

La manzana goza de una enorme popularidad. No solo se la encuentra en cualquier parte del mundo, sino que también está disponible durante todo el año. Por este motivo, es la segunda fruta más consumida en el planeta.

En el caso de los niños, la manzana siempre es una buena opción y no es casual que sea una de las las primeras opciones para iniciar la alimentación complementaria.

Sus beneficios son incontables, pero vamos a compartirte los más importantes:

  • No requiere preparación: solo basta lavarla y ofrecerla en las distintas presentaciones, según la edad del niño.
  • Es un alimento fácilmente digerible, ya que el agua conforma el 85 % de su estructura y cuenta con abundante cantidad de fibra.
  • Gracias a su fibra y alto contenido de frutcosa (azúcar) es un alimento que sacia.
  • Contiene gran cantidad de vitaminas y minerales, como potasio, magnesio, calcio y vitaminas C y A.
  • Se compone de varios polifenoles (sustancias antioxidantes), que le dan los colores, los sabores y las texturas característicos.

Todas estas propiedades ayudan a proteger la salud de los niños y a prevenir algunas condiciones de salud, como las que comprobaréis a continuación. 

Niña comiendo una manzana como merienda.

1. Disminuye la frecuencia de enfermedades intestinales

Como hemos comentado, la manzana es fuente de fibra. En concreto, de pectina, que es un compuesto muy soluble y beneficioso para la microbiota intestinal. Esta se encuentra principalmente en la piel de la fruta, entrelazada con la celulosa.

La ingesta de fibra es clave para evitar el estreñimiento y para reducir el riesgo de cáncer de colon. Además, previene la aparición de enfermedades inflamatorias intestinales y el desarrollo de divertículos. 

Para poder ofrecérsela a los niños, se aconseja asar las manzanas con la piel en el horno. Esto facilita la liberación de la pectina de la celulosa, promueve su absorción y facilita la digestión del alimento. Por este motivo, resulta muy útil para aliviar los síntomas de la gastroenteritis.

En el caso de los niños mayores, también se las puede ofrecer crudas y correctamente lavadas. Según un estudio japonés publicado en Anaerobe, los beneficios para la microbiota son similares a los de la fruta cocida.

Al cabo de dos semanas del inicio del consumo de esta fruta, ya se pueden observar cambios positivos en la flora intestinal.  

2. Reduce el riesgo de diabetes y obesidad 

Los científicos aseguran que consumir manzana o pera diariamente reduce el riesgo de diabetes tipo 2. Cuantas más piezas a la semana se ingieran, mayor será el beneficio.

El consumo de manzana ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, gracias al efecto antioxidante y anti inflamatorio de los polifenoles. Además, la pectina acelera el tránsito intestinal y esto retrasa la absorción del los azúcares de la manzana. 

En el caso de los niños con sobrepeso, este alimento ayuda a perder peso y a reducir el acúmulo de grasa, gracias a su alto contenido en fibra. A su vez, los polifenoles favorecen el metabolismo de los lípidos (grasas) y reducen el estado de distensión abdominal, característico de la obesidad. 

3. Previene las enfermedades cardiovasculares

Otro beneficio de la manzana para niños es que ayuda a reducir el riesgo cardiovascular a futuro, tal como indica un estudio publicado en la revista Nutrients.

El consumo de manzana reduce los niveles en sangre del colesterol LDL y de triglicéridos, gracias a la acción de los componentes de la piel de la fruta. 

bowl pure de manzana hojas verdes

La ingesta de frutas en la dieta para niños 

En resumen, mantener el hábito de comer una manzana todos los días es una buena estrategia para mejorar la salud de los niños.

Recuerda que la mejor manera de ofrecerla es cruda y con piel, pero en el caso de los niños más pequeños puedes optar por asarla con canela y limón, o triturarla y ofrecerla como purés. También puedes añadirla a un bizcocho o laminarla y dorarla en el horno, como si fuera un chip. 

Por último, acuérdate de comerla tu también, ya que el niño aprende por imitación. ¡Ofrécela sin obligar e intenta varias veces! Dale a probar todas las variedades hasta que encuentre la que más le gusta.

¿Ya estás lista para el cambio? Nunca es tarde para enseñarle unos buenos hábitos saludables a tus hijos. 

Te podría interesar...
Las 5 frutas más recomendadas para niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Las 5 frutas más recomendadas para niños

En el siguiente artículo te contaremos qué frutas son las más recomendadas para los niños. Son muy importantes para su crecimiento.



  • FAO. Año internacional de las frutas y las verduras. [Internet] Disponible en: http://www.fao.org/fruits-vegetables-2021/es/ 
  • O'Neil, C E; Nicklas, T A; Fulgoni, V L (2015) Consumption of apples is associated with a better diet quality and reduced risk of obesity in children: National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) 2003-2010. Nutr J, 4:48. 
  • Sinohara, K; Kawasumi, K; Terada, A; Fijisawa (2010) Effect of apple intake on fecal microbiota and metabolites in humans. Anaerobe, 16(5): 510-15.  
  • Masumoto, S; Terao, A; Yamamoto, Y; Mukai, T; Miura, T; Shoji, T (2016) Non-absorbable apple procyanidins prevent obesity associated with gut microbial and metabolomic changes. Sci Rep, 6: 31208. 
  • Dreher, M L (2018) Whole Fruits and Fruit Fiber Emerging Health Effects. Nutrients, 10 (12): 1833. 
  • Guo, X; Yang, B; Tang, J; Jiang, J; Li, D (2017) Apple and pear consumption and type 2 diabetes mellitus risk: a meta-analysis of prospective cohort studies. Food Funct, 8(3): 927-34. 
  • Zhao, C; Meng, X; Li, Y; Li, S; Liu, Q; Tang, G; Li, H (2017) Fruits for Prevention and Treatment of Cardiovascular Diseases. Nutrients, 9(6): 598.