El desarrollo del bebé en la matriz mes a mes

Amanda Sánchez Peralta·
14 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín al
09 Marzo, 2020
Durante el embarazo el feto evoluciona continuamente hasta completar su formación. Acompáñanos a descubrir sus principales avances mes a mes.

El desarrollo del bebé se produce rápidamente. Y pese a que la mayoría de los cambios se producen sin que se noten, estos van dirigidos a garantizar los procesos vitales del feto mientras termina de completar su formación.

Así, cada mes el bebé va adquiriendo nuevas estructuras fisiológicas. Incluso cada semana puede evolucionar en gran medida.

El desarrollo del bebé durante el embarazo

Primer trimestre

El primer mes se dispone para que se realice la fecundación y el zigoto viaje hasta el útero por medio de la trompa de Falopio. El zigoto contiene la información necesaria para convertirse en bebé, por eso se transforma en blastocito y luego en embrión. Mientras tanto, el cuerpo de la madre se encarga de fabricar los elementos necesarios para proteger al feto en el resto de su evolución.

Durante el segundo mes se inicia el “período embrionario”. En este momento se desarrolla la estructura principal del feto, aquella que va a soportar los sistemas vitales. En este momento, ya se han efectuado la mayoría de las divisiones celulares, lo cual permite que comience a diferenciarse de manera específica en varias de sus funciones. Por ejemplo se desarrollan las neuronas y la mayoría de las células sanguíneas.

También se forman:

21907f4e4f592142a1709d1071965c76

En el tercer mes de gestación los cambios son más evidentes. Podemos notar que comienzan a desarrollarse lo que serán sus piernas y brazos. E incluso, en muchos casos, al término de este mes ya se evidencia la aparición de los dedos. Además inicia el desarrollo del tejido que dará lugar a los huesos.

Otros cambios son:

  • La regularidad del ritmo del corazón que continúa formándose
  • Se inicia el bombeo sanguíneo a través de las venas principales
  • Comienzan a formarse paulatinamente ojos y oídos
  • Los pulmones han comenzado a formarse
  • Algunos nervios de lo que será el cráneo ya se evidencian

Segundo trimestre

Durante el cuarto mes la mayoría de los órganos se han formado y se hallan en pleno crecimiento. Y el embrión comienza a denominarse feto. Además desde este momento, sus rasgos faciales se vuelven más definidos.

El desarrollo se complementa con la formación de:

  • Codos
  • Pezones
  • Dedos de los pies
  • Folículos pilosos
  • Párpados
  • Orejas

En el quinto mes, aunque el feto está bastante formado, aún su cabeza es más grande que el resto del cuerpo y su piel es casi transparente. Sus párpados se han formado pero permanecen cerrados hasta la semana 28 aproximadamente.

Otros aspectos desarrollados pueden ser:

  • Aparición de la estructura ósea que soportará la formación dentaria
  • Rasgos faciales definidos
  • Evidencia de formación genital
  • Se inicia el desarrollo de las uñas
  • El hígado comienza a producir glóbulos rojos
c14cfcaecfebf9dc6e6227c697a1a41a

Para el sexto mes aparece en la cabeza del bebé un pelo muy fino conocido como lanugo. El feto ya se mueve, se estira y comienza a ensayar la succión. Además ya puede oír, por lo que reacciona a los estímulos.  Sus huesos y músculos son cada vez más fuertes y ya puede escucharse su corazón por medio de un estetoscopio.

El desarrollo del bebé durante el tercer trimestre

En el mes siete ya el bebé tiene sus ojos bien formados y ha realizado su primera deposición que se halla en el tracto intestinal. Además su cerebro y su sistema nervioso se encuentran bastante desarrollados por lo que es capaz de controlar muchas de sus funciones.

En el octavo mes al feto aún le falta madurar sus pulmones, aunque ya efectúa una respiración rítmica. Crece y acumula grasa aceleradamente y sus huesos están totalmente formados pero todavía son muy blandos. En esta etapa, el feto se prepara para absorber y almacenar muchos nutrientes, pero los principales son el fósforo, hierro y calcio.

Para el noveno mes el feto ya puede pesar hasta dos kilos y medio. La grasa que se acumula bajo su piel permite que ya no esté tan arrugada.

Además todos sus órganos, músculos y huesos están completamente desarrollados. El lanugo, que cierto momento ocupó la mayor parte de su cuerpo, solamente se encuentra en sus hombros y brazos, pero su cabello es más denso. Pasadas las 38 semanas desde su concepción el desarrollo del bebé está completado, por lo que su nacimiento podría esperarse inmediatamente.

  • Cabanyes Truffino, J. (2014). El comportamiento fetal: una ventana al neurodesarrollo y al diagnóstico temprano. Pediatría Atención Primaria16(63), e101-e110.
  • Carlson, B. M. (2019). Embriología humana y biología del desarrollo. Elsevier.